FYI.

This story is over 5 years old.

El pop del futuro: Escucha aquí ‘Oh No’, el nuevo álbum de Jessy Lanza

Platicamos con la cantante y productora sobre sus miedos, que incluyen bajar escaleras eléctricas y que la gente la escuche cantar, y además escucha aquí su brillante nuevo álbum de pop electrónico.

Foto por Alex Welsh

Con Pull My Hair Back, del 2014, una obra maestra llena de sensualidad fresca —la banda sonora perfecta para una noche en un cuarto lleno de humo, rodeado de algodón egipcio y la piel de alguien más— Jessy Lanza tomó a la blogósfera por sorpresa. Temas como “Kathy Lee” y “5785021,” aunque reúnen más de dos millones de escuchas entre ellas, mantenían a la cantante a distancia de los escuchas a través de las vocales manipuladas bajo una espesa nube sónica. En el pasado, la nativa de Hamilton, Ontario valoraba más la ambigüedad contra la obviedad, aunque para su nuevo álbum, Oh No, el cual pueden escuchar aquí abajo, exploró el ser más directa con sus influencias de pop y sus vocales, y en el proceso, sus miedos (entre los cuales se encuentran el moho, bajar escaleras eléctricas, y tener una carrera en el mundo de la música).

Publicidad

Antes de su presentación en el festival Primavera Sound, platicamos con ella sobre este nuevo disco.

NOISEY: Hiciste una lista de seis discos de pop electrónico japonés que te inspiraron mientras compusiste Oh No. ¿Cómo fue que te empezaste a clavar con ese tipo de música?
Jessy Lanza: De hecho tengo un tío que me puso Yellow Magic Orchestra cuando era adolescente. Así que siempre me ha gustado Technodelic, y lo mismo con los Naughty Boys. También fui muy fan de Neuromantic, que fue uno de los discos solistas de [Yukihiro] Takahashi. Jeremy Greenspan me puso ese disco hace unos seis o siete años. Y también me presentó la música que [Ryuichi] Sakamoto hizo con David Sylvian en Japón, como “Bamboo Music”, y Sakamoto hizo el soundtrack para esa película en la que salió David Bowie, Goodbye Mr. Lawrence. Siempre he sido muy fan de ellos y sus proyectos alternos, especialmente las cosas entre Sylvian/Sakamoto. Y apenas en el último par de años me he clavado en el proyecto alterno de Haruomi Hosono. El álbum que hizo con Mmharu Koshi, Tutu - de hecho Kode9, quien se encarga de Hyperdub, me pasó ese disco en el verano y me dijo “Creo que te va a gustar esto”, y me obsesioné con él. Y ese disco en especial fue una gran inspiración para crear Oh No.

Leí que todas las plantas en el video para “It Means I Love You” y en la portada del disco están relacionadas con lo consternada que estabas con la calidad del aire en tu casa y cómo probablemente te esté matando. ¿Cómo empezó eso?
Me mudé a la casa de Jeremy [Greenspan], y es muy vieja, y el sótano no está sellado, y una vez había un hongo creciendo en la regadera. ¡Un pinche hongo! Y sólo dije, ‘¿Qué carajo estamos respirando?’ Así que ese fue un punto de quiebre, definitivamente. Es porque nos quedamos despiertos hasta muy tarde —por eso nos sentimos hechos caca— pero empecé a pensar ‘Los dos siempre estamos cansados y letárgicos, y quizá el aire en la casa…’ ¿Alguna vez has escuchado sobre el radón?

Publicidad

Radón… A lo mejor en una clase de química en prepa o algo. ¿Qué es?
Empezaron a poner anuncios alrededor de Hamilton en donde había una foto súper asustante de una grieta en el piso y una sustancia verde terrorífica saliendo de ella, y decía “¿Tienes radón en tu casa? El radón causa el 40% de todos los tipos de cáncer”, una estadística muy loca…. Creo que lo que realmente pasó es que estaba muy ansiosa y no estaba confrontando muchas cosas y se estaba manifestando en la idea de que el aire en la casa era el problema, y no yo.

Entonces, ¿había radón en tu casa?
No había radón [Ríe].

Bueno, si no era el radón, ¿de dónde crees que salieron esas ansiedades?
Mirando atrás, siempre he sido nerviosa. Empiezo a llorar por cosas y me pongo ansiosa por cosas, no importaba qué. Por ejemplo, antes me daba miedo bajar por una escalera eléctrica. Me sacaba mucho de onda. Y es normal que un niño tenga unas cuantas ansiedades… Pero para mí, la música siempre ha sido un escapa de ello, y es algo que hacer y algo que me ha dado consuelo. Y creo que cuando saqué Pull My Hair Back y le empezó a ir bien y a la gente le gustó y de pronto la música se conviertió en mi trabajo, fue algo raro para mí. Porque creo que de todas las carreras que podrías escoger, si eres propensa a la ansiedad, una carrera en la música es lo peor que podrías escoger.

Hay varias diferencias musicales entre Pull My Hair Back y Oh No—tempos más veloces, y tus vocales son mucho más directas en el nuevo disco. ¿Sientes que tu ansiedad contribuyó a estos cambios sonoros de alguna manera?
Creo que en el primer disco ni Jeremy ni yo sabíamos qué estábamos haciendo. Ambos sabíamos que nos gustaba mucho el R&B y teníamos esas influencias como punto de partida. Pero creo que mientras hacíamos Oh No, ambos estábamos más enfocados en la idea de que iba a ser un disco más pop. Creo que simplemente me volví más segura de mi voz. Simplemente tuve esta idea, como “Al carajo, voy a tratar esto.”

Publicidad

Entonces, ¿hubo un poco de timidez detrás de la decisión de que tu música se mezclara con la música en tu primer disco?
Sí, absolutamente. Creo que fue una manera también en la que me pude poner a empezar a producir. Siempre he sido muy insegura sobre mu voz… manipular las vocales era una manera en la que pude empezar a experimentar con distintos delays y reverberaciones y los tonos.

Ahora estás experimentando de maneras distintas en Oh No.
Creo que también me inspiró este proyecto que hice con Morgan Geist en junio, llamado The Galleria.

¿Cómo crees que ese proyecto influenció lo que estabas haciendo como solista?
Un track que escribí después d etrabajar con Morgan fue “Never Enough,” y le copié totalmente, pero para ser honesta gran parte del disco ya estaba escrito. Fue chistoso, mandamos un buen de canciones a Hyperdub y básicamente dijeron, "Sí, nos gusta algo de esto, pero no suena como que todavía estan ahí." No me prendió nada eso, pero creo que al final tenían la razón, porque es un mejor disco después de que regresamos a trabajarlo más.

¿Regresaron a trabajar las mismas canciones, o simplemente las abandonaron?
Sí, había un bonche entero. Hubo unas cuatro o cinco que dejamos atrás.

¿Hay planes para usar esos tracks después?
No sé, quizá. Creo que si realmente me gustaran habría luchado más por ellas. No estoy muy segura.

¿Cuáles son algunas de las canciones que sobrevivieron?
“It Means I Love You,” definitivamente esa.

Publicidad

¡Qué bueno! Gran canción.
Sí, por suerte, ¡y gracias! También me gusta esa. Estoy feliz de que no me la hayan puesto en jaque. “Could Be U” es una canción muy vieja, una de las primeras en la que empezamos a trabajar. “Going Somewhere,” “New Ogi.” Ah, y “Oh No,” esa también es de antes.

Foto por Alex Welsh

Entonces las otras vinieron después de que Hyperdub se pusiera duro contigo.
[Ríe.] Sí. Con “VV Violence” y “Never Enough,” recuerdo haberlas escrito muy rápido. Me acuerdo haber retrabajado ”VV Violence” en el verano porque hacía mucho calor en la cabina y yo estaba sudando mucho.

¿Qué significan las “VV”?
“Very very,” es nada más lo que estaba en mi cabeza.

Estaba leyendo que eres muy fan de “Work” de Rihanna.
Tocamos en el festival Sonar en Estocolmo y Le1f estaba tocando allí también, y tuve una especie de conversación con él en el internet, una de esas amistadas en el internet en donde nunca conoces a la persona, y finalmente pudimos conocernos. Llegó bailando como Rihanna en “Work” cuando entró a nuestro camerino. Y yo y Jeremy sólo dijimos, “Güey, también nos encanta esta canción.” También la puso en su set. Fue un buen momento.

¿También eres muy fan de Drake?
Amo a Drake. Digo, no es como que todo lo que hace es monedita de oro, pero definitivamente soy su fan.

Foto por Hollie Pocsai

¿Sientes un poco de orgullo canadiense cuando lo escuchas?
La verdad no. Digo, me da más orgullo escucharlo a él que a varias otras personas. Es raro porque hay muchas cosas buenas saliendo de Canadá, pero Canadá tiene una pinche obsesión de mierda con el indie. No sé, la radio en Canadá apesta.

¿Qué crees que falta?
Sé que esto puede sonar sorprendente porque Drake es de Canadá, y PARTYNEXTDOOR, y The Weeknd, pero no hay una buena estación de hip-hop o R&B. La que hay en Toronto apesta.

Suena como que tienes que empezar una campaña para crear una buena estación de radio, tienes buenos argumentos. Me imagino que no pasas mucho tiempo escuchando la radio.
Eso no es cierto, escucho mucho Jewel 92, una estación de easy listening. Tocan soft rock. Como Ambrosia.

Nunca me hubiera imaginado que fueras fan del soft rock.
Sí, 10cc. Son buenos. [Ríe.]

Oh No, el nuevo álbum de Jessy Lanza, estará disponible el 13 de mayo a través de Hyperdub.