FYI.

This story is over 5 years old.

Contemplando el infinito con Gloom

Platicamos con el cuarteto chilango suena a una mezcla entre The National y una banda de post-rock, y platicamos con ellos sobre su EP sube, ’Inner’, y qué creen que los hace diferente a los demás.

Fotos tomadas del Facebook de la banda

En su corta historia, la disquera Pedro y el lobo ha sabido encontrar un nicho que pocos han explotado en México, y que es, básicamente, música tranquila, con influencias del folk y el post-rock, que sabe a invierno y que es ideal para escuchar solo, encerrado en tu casa, mientras ves llover por la ventana, y de preferencia con el corazón roto. Esto lo han demostrado tanto con su roster de artistas, entre los que se encuentra Joaquín García, como con los conciertos que han hecho en colaboración con el Lunario, trayendo a bandas como The Album Leaf, Damien Rice, José González y Low Roar, que en su mayoría han sido un gran éxito, agotando sus entradas.

Publicidad

Gloom es otra de las bandas jóvenes que forma parte de P&L, y de hecho fueron la primera en firmar con ellos, pues los integrantes de la banda y los dueños de la disquera son amigos de toda la vida. El sonido de Gloom es difícil de describir, pero básicamente son paisajes melancólicos (el nombre les queda perfecto) que tienen una fuerte influencia tanto de bandas como The National (especialmente en la voz) con estructuras más onda post-rock.

Hace poco el cuarteto publicó su primer EP, Inner, así que platicamos con ellos para conocer más sobre su música y sus aspiraciones, y esto es lo que nos tuvieron que decir.

Noisey: Para los que no los conocen, ¿se quieren presentar?
Jorge De Haro: Yo soy Jorge, en cuanto a instrumentos medio que todos tocamos un poquito de todo: bajo, guitarra y sintes. Los otros dos que no están aquí son Fernando Esteban —igual bajo, guitarra, sinte y voz— y Daniel Umbreras.
Santiago Narváez: Y yo soy Santiago Narváez y hago guitarra, bajo y voz.

¿De dónde son?
Santiago: Chilangos todos; yo nací en Venezuela.
Jorge: Pero básicamente sí, somos defeños todos.

Muy bien. ¿Cómo empezaron con esto de la música?
Jorge: Empezamos a tocar la guitarra ya sabes, a los 15 años, casi todos por su parte. Yo tocaba en una banda de covers con Fero y con el baterista anterior, que se llama Pollo, y ya después nos separamos y nos reunimos otra vez cuando Fero tenía un proyecto con Narváez y él tenía otro proyecto conmigo, y de repente dijo ‘Güey, estamos haciendo música muy parecida.’ Entonces nos juntamos y estuvimos como cuatro meses juntos e hicimos el disco, después nos separamos un poquito, y nos volvimos a juntar hace como unos cinco meses. Cambió la formación de la banda; ahorita en vez de Pollo está Daniel en la batería.

Publicidad

¿Y qué es lo que más les gusta de esta banda?
Santiago: Mmm.. yo creo la experimentación que se puede hacer y el sonido que logramos. La dinámica como grupo también es muy a gusto.

¿Consideran a su música experimental?
Jorge: No como el género experimental; el proceso tal vez sí es experimental.
Santiago: Como todos los procesos creativos.
Jorge: Pero creo que sí vamos más para allá… Bueno, queremos ir hacia allá con todo lo del diseño de sonido, meter más grabaciones externas, que no sean sólo instrumentos de cualquier banda de rock.

¿Qué ideas tienen ahorita?
Jorge: Pues el próximo disco es lo que está ahorita en nuestra cabeza. Primero es Inner, que es un EP, y ahora estamos haciendo un nuevo álbum. Estamos empezando a componer y ahí sí tenemos ideas de meter cómo grabaciones de..
Santiago: Ambientes.. samplear golpes o cosas… No diría industriales, pero sonidos que estén en la vida diaria y meterlos como sampleo tal vez; hacer beats. A mí se me ocurre eso.

¿Qué creen que hace que Inner, su EP, haga que se distinga del resto de la música de hoy en día?
Jorge: Yo creo que así, lo primerito es porque no tiene una estructura pop; hoy en día aunque sean una banda de rock, muchos grupos usan la estructura pop, así como de verso y coro. Y, bueno, los que nos han platicado de las buenas reseñas que nos han hecho son, más que por la estructura o la voz, el cómo sienten que es algo a lo que no le pueden poner nombre tan rápido, como ‘ah, son como esta banda.’ Eso es algo bueno, y es interesante cuando nos lo dicen, que es un sonido diferente, auténtico.
Santiago: Sí, ya van muchas personas que nos dicen que es como música contemplativa, o bueno, que te lleva como a ese punto de la contemplación. Y no hay muchas bandas en México que provoquen eso.
Jorge: Exacto, sobre todo en México. O sea, sí hay bandas que te pueden llevar a ese lugar, o a ese estado mental que nos fascina. Probablemente por eso… es una influencia que nos lleva a hacer este tipo de música.

Publicidad

¿Para que tipo de público está destinado su EP, y próximamente su nuevo disco?
Jorge: Alguna vez nos preguntaron eso, bueno algo parecido como ‘¿cuál es tu público o situación ideal?’ y Narváez justo dijo que alguien que lo escuche en su cuarto o donde sea, una tienda de campaña, como sea, pero en silencio y con los ojos cerrados, y creo que ahí le diste justo al clavo. Ese sería nuestro público: alguien que no necesariamente lo ponga de fondo, ni para una fiesta; nada de eso, sino que música para estar solo.

¿Un poco como Sigur Rós?
Jorge: Sí nos han dicho algo de eso, que tenemos algo de Sigur Rós.

¿Los tomaron como inspiración para su música?
Santiago: No tanto, no directamente; siento que son canciones con otra velocidad, como que no estamos tirando hacia eso, pero obviamente todos los escuchamos, entonces nos llega subconscientemente.
Jorge: Pero justo es muy buena esa palabra, ‘velocidad’, porque todo el mundo cuando entrevista a bandas islandesas les pregunta si el paisaje tiene que ver con su música y justo en Sigur Rós en específico sí tiene esta pausa, este espacio, está súper amplio, y en nuestro caso la ciudad de alguna manera sí suena en Inner. Nos encanta la naturaleza, pero la naturaleza está más en nuestra cabeza y en nuestro espíritu; en la realidad, lo que tocamos es ciudad y caos y ruido y desorden.

En una de sus páginas dice que Gloom reta la capacidad de atención del consumo musical de hoy en día, ¿qué hay de eso?
Jorge: Ah, ¿neta? [ríe] seguro lo puso Mora; él es de nuestra disquera Pedro y el lobo y pues es que son canciones largas, con poca letra —algunas de ellas tienen sólo un verso o algo así— y después 6 minutos de música, pues si no le estás prestando atención probablemente no te interesa tanto, pero si le estás poniendo atención, como muchas cosas, sí te puede cautivar.

Publicidad

¿Ahorita cuales son los problemas más grandes a los que se enfrentan?
Jorge: Manager [ríe]. Ah verdad… [ríe]. Movernos, la neta; no sólo encerrarnos a hacer música. Ya nos lo han dicho, como ‘está increíble su música, su disco, lo que están haciendo, sus canciones nuevas, pero lo que necesitan es a alguien…’ Pedro y el Lobo es una excelente disquera, nos consigue conciertos buenos, pero nos falta alguien que nos diga ‘a ver tienen que tocar en este festival’, alguien que esté en ese mundo de distribución física, presencial, mediática.

¿Qué es lo que más les gustaría de ser más conocidos?
Jorge: Tocar y viajar.
Santiago: Sí, y conocer más gente, poder hacer más música.

Si llegara un manager que les pidiera hacer música más comercial a cambio de ser más famosos, ¿lo tomarían?
Jorge: Es una buena pregunta porque de principio te dicen eso y yo sí le diría ‘a ver, cuéntame cual es tu propuesta,’ porque si nos dice ‘no pueden estar haciendo puras canciones de 8 minutos, bájenle,’ sí dices órale, va, entonces empieza ahí la negociación…
Santiago: Y poner límites.

¿Hasta dónde creen que podrían llegar sin perder la esencia de la banda?
Santiago: Pues… Creo que ahorita no sabemos bien cuál es la esencia de la banda; probablemente cambie mucho hasta que seamos más conocidos, pero yo creo que haciendo las cosas que estamos haciendo pues lejos. Creo que somos sinceros y apasionados y trabajamos mucho.
Jorge: Trabajamos mucho, sí.

Publicidad

¿Cuál es la mejor parte de ser una banda emergente?
Jorge: La libertad [ríe] porque sí, la neta ahorita sentimos esta buena reacción de la gente hacia esas cosas como ‘sus canciones y no es convencional y esa presentación en vivo’ y todas esas cosas de ser una banda emergente y de hacer exactamente lo que tú quieras está buenísimo. Y también el poco miedo a equivocarte; de alguna manera dices ‘bueno, hacemos esta canción que a nosotros nos fascine’ y tiempo después dices ‘chale, no está tan buena,’ y no pesa tanto, porque no te ha escuchado tanta gente. Creo que eso: la calma y libertad.
Santiago: También que todo es nuevo; luego en las entrevistas los artistas se quejan de que tienen que esperar mucho antes de tocar y cosas así y yo la verdad disfruto todo, hasta las cosas malas que pasan, pues es nuevo.

¿Tienen ya una base de fans establecida?
Santiago: Chica, pero sí.
Jorge: Son como 6 [ríe].
Santiago: No, ¡más!
Jorge: ¿Tú crees?
Santiago: Es que sí hay como 10 que nos escriben en Facebook más o menos constantemente y van a todas las tocadas.
Jorge: Sí, exacto: es chica pero fiel. Nos estamos refiriendo a 10 personas que no conocemos, porque obviamente nuestros amigos, familiares… Pero sí; justo hay una relación cercana de gente que sí nos escribe y van a todos nuestros conciertos y es como órale, hasta dices ‘ni conozco físicamente a esta persona y es fiel y no sé cómo dio con Gloom.’ A veces reseñas, videos de YouTube, sobretodo por las presentaciones en vivo.
Santiago: Sí, luego sí hay momentos después de las tocadas para platicar con ellos y te digan lo que opinan, es un muy buen espejo, tal vez te dicen cosas que sí tienen razón. Es muy bueno.

Publicidad

¿Y dentro de sus 10 fans no tienen groupies?
Jorge: [Ríe] Pues la mayoría sí son mujeres, pero así groupies, no. Es que además tres de nosotros tenemos novia. Pero justo a nuestra primer fan le tenemos especial cariño. Ha estado con nosotros desde el principio. Ahora ya al final la conocemos.

¿Son muy fiesteros?
Santiago: Sí somos fiesteros; yo diría que fuertes, pero no muchos días seguidos. Después de los conciertos nos amanece y es como ‘wow, ya amaneció’. Pero en general somos bastante nerds.
Jorge: Sí, no es de todos los fines de semana, ni tres veces a la semana ni de broma. Lo que sí nos llama mucho la atención es viajar y tocar. Si no estuviéramos haciendo música estaríamos ahorrando para viajar.

¿Cuál sería su festival ideal?
Santiago: Glastonbury es el festival que yo más admiro, la verdad.
Jorge: Austin City Limits siento que es bueno.

Y por último, ¿qué música están escuchando ahorita?
Santiago: Acaba de salir el nuevo de Wilco, entonces estoy escuchando ese, y una banda de punk inglesa que acabo de descubrir que se llama Slaves.
Jorge: Yo llevo traumado con Efterklang mucho tiempo, Grizzly Bear lo estoy escuchando muchísimo, y de cosas que son nuevas al menos para mi Snarky Puppy, unos genios que tocan jazz. Bueno y Low Roar; es que me fui el verano pasado a Islandia a hacer hiking unos meses y estando allá conocimos su música y nos fascinó, y ahorita que venían y cuando me dijeron que les podíamos abrir me obsesioné un poquito más.

Gloom se presenta hoy en El Imperial, en la Ciudad de México, junto a Flamingo Sunset.