FYI.

This story is over 5 years old.

Tragedia cultural: Lee Scratch Perry quemó su estudio (otra vez)

¡No, por favor! Perdió sus trajes, gorras y botas mágicas :(
4.12.15

El pionero del dub, Lee Scratch Perry anunció ayer, 3 de diciembre, en su página de Facebook que su Secret Laboratory, ubicado en Suiza, fue consumido por las llamas. Dentro del mágico estudio del músico jamaiquino de 79 años, estaban todos sus equipos y todos sus clásicos y recordados trajes y “sombreros mágicos" que ahora son cenizas. Al parecer, la causa del incendio fue una vela que Perry olvidó apagar.

Publicidad

“Algo muy, muy triste ha sucedido. Olvidé apagar una vela y todo mi laboratorio secreto se quemó. Todo lo que he coleccionado a lo largo de mi vida, mis artes, mis sombreros mágicos, mis botas mágicas, todos los locos atuendos que uso en los shows y los disfraces de: rey, Papa, general, mago… todos mis equipos electrónicos y de estudio, mi micrófono mágico, libros, CD’s… ¡¡¡Todo se ha ido!!!!”, escribió Perry, quien también dijo que está muy triste y su esposa muy enojada.

El músico también pidió a sus fanáticos que le ayuden a conseguir atuendos para los conciertos que dará durante su próxima gira que comenzará en marzo del próximo año. Sólo tienen que escribirle y él se encargará del restó.

Esta no es la primera ves que Lee Scratch Perry tienen problemas con el fuego. En 1970, quemó apropósito el legendario Black Ark Studios, ubicado en Jamaica y donde hizo los experimentos sonoros que lo volvieron uno de los personajes más legendarios del reggae y el dub. Según el músico, su acto de piromanía se debió a que estaba enfrentando un periodo turbio en su vida, en el que era atormentado por “espíritus oscuros”.

Cualquiera que haya visto a Lee Perry en vivo puede dimensionar la gravedad de esta tragedia… no se trata sólo de sus máquinas. ¡Caray! Todos esos trajes, gorras y botas eran auténticamente mágicas. Lee Perry era un pequeño idolito viviente cuando las portaba y constituían una muy buena parte del combustible que hacía posible que despegara esa nave espacial, que a punta de dub, nos trasladaba hasta la estratósfera junto con este especialista religioso. Lee, querido, has descuidado uno de los más importantes patrimonios de la cultura contemporánea.

Para todos los demás: ya lo vieron, tengan mucho cuidado en este día de las velítas.

***

Ayden a Lee Perry a conseguir nuevos atuendos mágicos y mándenselos, junto con una dosis de buena energía, por aquí.