'United Crushers': la búsqueda de Poliça por hacer el disco perfecto

Platicamos con Drew Christopherson sobre el racismo en Minneapolis, el embarazo de Channy, la crisis que tuvieron como banda y cómo todo eso influyó en el proceso creativo de su nuevo álbum.
6.5.16

Foto por Jonathan Weiner, vía

Poliça es una banda que va directo al grano. A diferencia de muchas que utilizan los matices del synthpop para crear tracks pegajosos, a ellos les gusta usar los agudos y los sintetizadores suaves para hablar sobre temas que, de una manera u otra, provocan alteración en las personas. En su disco publicado en 2013, Shulamith, la banda originaria de Minneapolis estimula el deseo sexual desde su portada. Sin hablar de las retorcidas que genera escuchar el material completo. Ahora, después de casi tres años sin publicar un álbum nuevo, el cuarteto encabronado nos avienta un granadazo de rebeldía y violencia con United Crushers, un disco lleno de contrastes que sirven bien para amedrentar cabezas.

Publicidad

Usando de pretexto el lanzamiento de su nuevo disco y con muchas ganas de saber de qué provocaciones estaba compuesto, platiqué con

Drew

Christopherson, el baterista de

Poliça

, sobre el problema de racismo en Minneapolis, el nuevo disco de Rihanna, las inseguridades que tuvieron como banda, su estadía en Texas, el embarazo de Channy (la vocalista de la banda) y cómo todo lo anterior influyó en el proceso creativo de United Crushers.

NOISEY: ¿Por qué decidieron grabar todo en El Paso Texas?, ¿La decisión tuvo que ver con el hecho de que era Sonic Ranch o con la ubicación en la que está el estudio?
Drew: Unos amigos que grabaron ahí nos lo recomendaron. Pero además Sonic Ranch está muy cerca de México, literalmente a un lado de la frontera, así que podíamos dar la vuelta cerca de la reja que separa los territorios. Era lindo ver los paisajes de México. Es un área increíble. La gente ahí también es increíble. Todos con los que tuvimos la oportunidad de trabajar se portaron muy bien con nosotros. Y el ambiente es desértico, por lo que resulta un buen lugar para escapar.

Platícame un poco sobre United Crushers, su nuevo disco. Me llama la atención que suena muy diferente a los materiales previos…
Sí, este álbum fue bastante diferente al anterior, pasamos mucho tiempo ensayando antes de entrar al estudio, lo que no es nada raro para algunas bandas, pero con los primeros dos materiales improvisábamos mucho en el estudio. Ahora fue diferente, primero nos aprendimos las canciones antes de tocarlas para grabar. Podría decirse que este álbum lo hicimos de manera más tradicional. Incluso tocamos las canciones algunas veces en vivo antes de meternos al estudio. Llevamos al estudio alrededor de 22 canciones y como no podíamos meter tantos tracks, escogimos los que más nos gustaban. Creo que ahora hubo más trabajo en conjunto, no se trató solo de ensamblar cada uno de los instrumentos.

En entrevistas anteriores Channy ha comentado que veía este disco como “su última oportunidad de lograrlo” y que el resultado que ustedes buscaban como banda era alto, ¿por qué esa necesidad de hacer de este álbum algo tan perfecto?
Sin tratar de clarificar lo que ella dijo, yo creo que el sentimiento va más por el hecho de que, aunque estábamos muy satisfechos con nuestros discos anteriores, los otros dos realmente no contaban con el impacto musical que estábamos tratando de lograr. Además, creo que el deseo de hacer algo así fue porque justo estábamos pasando por varias transiciones, como el hecho de que Channy iba a tener un nuevo hijo. Simplemente pensamos: “Si realmente vamos hacer esto, tenemos que hacerlo bien y seguir haciendo las cosas como sabemos".
Este disco fue para nosotros una prueba para saber qué era lo que realmente éramos capaces de realizar como banda. Hubo un momento en el que nos cuestionábamos cosas como: “¿Cuánto tiempo vamos a seguir así?, ¿vamos a seguir de gira? Estamos a finales de nuestros treintas y no tardamos en llegar a los cuarenta”, ¿sabes? [ríe]. Pero en cuanto empezamos hacer el disco, todo nuestro entorno se convirtió en algo inspirador y vigorizante, y fue cuando nos dimos cuenta que sí, necesitábamos hacer esto, esta es nuestra pasión. Creo que la unión de la banda es mucho más fuerte ahora. Tal vez en unos años, cuando termine la gira de este nuevo material, volveremos a cuestionarnos exactamente lo mismo, pero espero de verdad que para ese momento tengamos otras 22 canciones para empezar de nuevo.

Estuvieron mucho tiempo de gira antes de preparar este nuevo material, y ahora que lo lanzaron, no lo pensaron dos veces y están otra vez de gira, ¿no están cansados de estar todo el tiempo viajando?
¡Estamos muy emocionados! Estuvimos casi tres años únicamente de gira y sí, estuvimos más tiempo fuera que el que estuvimos en casa, eso hace que extrañes tu hogar. Ya tuvimos un año entero de descanso (por decirlo así) y por raro que se escuche, cuando eso pasa, empiezas a sentir ganas de volver a viajar. Amamos estar en casa, pero también viajar. Creo que estamos listos para volver a las carreteras.

Foto vía

La música por lo general logra transportarte a diferentes lugares, ¿ustedes estaban pensando en un ambiente o emoción específica mientras armaban el disco?
Esa es una pregunta interesante: No creo que hubiera un objetivo específico en mente, o por lo menos no en el sentido de crear sonidos específicos para generar algo en los escuchas. Más bien nuestra intención era crear música que nos siguiera el paso. Esta vez también hemos sido mucho más políticos y sociales, pero tampoco fue algo intencional, simplemente fue el espíritu el que nos llevó a eso. Estados Unidos ha pasado por gran cantidad de incidentes horribles durante el último año, eso de cierta forma contagió nuestras conversaciones y sentimientos…. Así que, usando eso como ejemplo, al final lo único que queremos es que la gente logre crear su propia reflexión sobre las letras y bueno, en el área musical, estamos tratando de expandir nuestra escritura. Notamos hace poco que en nuestros dos primeros discos todas las canciones eran de cierto modo muy lineales; este disco fue diferente en el sentido de que dedicamos más tiempo en la escritura y realmente prestamos atención a lo que estaba pasando alrededor.

Publicidad

Los ví hace dos años en Bahidorá y en cuanto empezaron a tocar, el ambiente se volvió tenso, como si todos estuviéramos dentro de una burbuja de sonido a punto de explotar. Tuve un poco de miedo de que mi cabeza saliera disparada, ¿este álbum cuenta con ese mismo sello?, ¿contiene contrastes musicales profundos y con tensión?
Ahora tenemos más sonidos electrónicos y también incluimos cosas que siempre nos han gustado. Nuestras referencias van un poco más por el punk rock y queremos creer que, aunque en este disco estamos inclinados hacia ese género, al mismo tiempo logramos crear ritmos apegados al pop y la electrónica. Realmente lo que nos interesaba era crear texturas y hacer notar a artistas como Rihanna, quien ha influenciado bastante este disco. Su último material es súper bueno, nos gusta. También hemos estado probando algunas cosas de Drake, aunque eso no signifiqua que hemos dejemos de escuchar cosas como Oneohtrix Point. Creemos que la combinación perfecta de sonido sería fusionar a dos artistas como estos. Enfocando esto con la pregunta, me llamó la atención eso que mencionaste de los contrastes, porque creo que sí, al final crearlos nos permite ser accesibles pero también más raros.

Durante el proceso de este nuevo disco, Channy estaba embarazada, ¿eso complicó el proceso? O por el contrario, ¿le sumó algo al disco?
Creo que hay varias cosas hermosas en el disco que dependieron de eso. Cuando estábamos grabando el material, Channy siempre tenía nauseas en las mañanas y eso no le permitía grabar sus vocales hasta en la tarde, eso creaba un poco de tensión y a pesar de que hubo momentos difíciles o complicados, las circunstancias moldearon directamente el disco y nos gustó el resultado. Creo que también el embarazo hizo que nosotros nos preguntáramos como “¿Qué estamos haciendo?, ¿estamos listos para esto?, ¿queremos más años de gira dentro de la escena independiente?” Porque al final, es mucha responsabilidad la que se carga… creo que respecto a lo que hablábamos antes, Channy se refería a que queríamos hacer este disco para aclarar lo que queríamos y si realmente valía la pena. Al final creo que esto terminó uniéndonos más, somos una gran familia y fue una gran experiencia salir de tour y componer el disco con un bebé en camino, era raro saber que había un bebé ahí, tocando con nosotros [Ríe]. Definitivamente eso hizo que el equipo sintiera algo más grande.

Si resumimos en una palabra su último disco, Shulamith, definitivamente tendría que ser sexo. Para este nuevo material, ¿qué palabra utilizarías para describirlo?
Minneapolis, ese lugar de alguna forma envuelve por completo a este nuevo material. Todo lo que pasó en la vida de Channy y también refleja un poco el periodo tan intenso que se vivió después del tiroteo a muerte que sufrió Jamar Clark simplemente por ser racismo.

Channy vivía cerca de donde sucedió todo, ¿no?
Sí, Channy vive cerca de ahí, y fueron momentos tensos los cuales a su vez influenciaron algunas de las canciones. Que Channy se mudara al norte de Minneapolis definitivamente causó impacto en el disco. Su vecindario fue nombrado a partir de United Crushers, que son unos edificios enormes… en base a eso fue que nosotros nombramos el disco. Los temas que aborda el disco son en realidad los que la gente de Minneapolis está sintiendo y viviendo. Y bueno, se me podrían ocurrir más cosas, pero creo que en su mayoría se siente mucho como lo que acabo de decirte.

¿Las mejores mujeres al mando en una banda?
Definitivamente Karen O y… ¿Puedo decir Nina Simone? Ella es probablemente la mejor de todos los tiempos.