Sabino pone una cachetada de guante blanco a los raperos con "Sab-hop"

"¿Has escuchado El Personal? / Ellos son mi escuela. / No sé si es vieja o nueva / Pero ellos sí son mi escuela".
11.5.16

Una caricatura recurrente en el nuevo milenio, es la de la ortodoxia en el hip hop que pregona una relación directamente proporcional entre erudición rapera (entendida esta como el saberse los nombres de todos los integrantes del Wu Tang, por ejemplo) y una supuesta legitimidad para hacerlo. Como si no pudieras tocar la guitarra en una banda de rock a menos de que supieras todos los acordes de las canciones de The Beatles, pero además, que al tocarlos, sonaran súper diferentes con tu estilo propio. La camisa de fuerza encapsulada en la frase "mantenerlo real" hace que muchos raperos vivan en una fantasía de película de los años noventa y crean que sólo existe una forma, la suya, de acercarse a esta cultura.

Publicidad

El MC tapatío Sabino, de la familia Inalcazables Records, estrenó un tema hoy que pone un bonito argumento en contra: "Todos trepados en el barco, pero al mismo tiempo, / nadie se echa la mano cuando ven que sopla el viento […]", entre otras varias citas que merecen ser puestas en infografías de Salles. "Sab-hop" es, además, la primera rola de rap en México que tira un shot-out a El Personal, lo que sin duda, de inmediato y para siempre, la vuelve un baluarte en nuestros corazones sensibles. El video no es más que un simple ir y venir en el estudio de Maxo, naturalmente productor de la rola, como todas las de Sabino.

Este ¿chavorruco? lleva buena parte del año entregando algunas de las mejores rolas raperas en la geografía nacional: música despreocupada, ligera, con temas reales y cotidianos y con un seductivo tono de pop inteligente que lo distingue claramente del resto de raperos del país. Como un Kevin Johansen rebajado con Juaninacka. Un poco de eso trata el tema que estrenó hoy: Sabino no hace hip hop (ni para el caso, hace rap ni rock), hace "Sab-hop". El detalle es cómico porque es ñoño y tiene su dejo de ironía. Y habla de un nuevo tipo de artista en la sociedad mexicana: alguien a quien socialmente en su adolescencia le estaba vedado el rap ("Yo quería hacer rock, y terminé haciendo 'Sab-hop'"), pero que termina en su adultez usando el género con amplias posibilidades de conectar con un público diferente al típico enajenado y estrictamente rapero. Dale play abajo y disfruta de alguien a quien no le da miedo ser diferente.