FYI.

This story is over 5 years old.

A Zola Jesus le gusta estar sola

Quise telefonearla antes de que eso pasara. Hablamos sobre transformers, Rihanna y el súper poder que hay detrás del miedo.
13.2.15

Foto de Gergana Petrova

Desde su primer álbum, The Spoils, Zola Jesus ha ido creando un camino de distorsiones sonoras que taladran el cerebro hasta llegar al área más sensible del inconsciente. Como el caos en la naturaleza, escucharla se convierte en una tarea impredecible que, sin importar lo retorcida que tengas la conciencia, logra adentrarse hasta los nervios esenciales para tronarte la psique en su totalidad. Nika Danilova (así se llama de verdad), tiene canciones como “Devil Take You” o “Night” en las que no se sabe si hay que moverse o quedarse totalmente estático. La confusión que provoca se asemeja con algo así como despertar de uno de esos sueños espesos que te dejan sin palabras. Sueños de los que no se sabe qué tanto de su contenido fue parte de una pesadilla. En concreto, sueños pesados que valen la pena.

Publicidad

Ahora, con el pretexto de dar a conocer Taiga, su más reciente material, Zola va a presentarse en el Sala Puebla el 20 de febrero para dejarles a todos el cerebro en blanco. Quise telefonearla antes de que eso pasara. Hablamos sobre transformers, Rihanna y el súper poder que hay detrás del miedo.

Zola Jesus por Jeff Elstone para Rolling Stone

NOISEY: La mayoría de tus vestuarios aluden generalmente a figuras geométricas, ¿por qué?

Zola Jesus: Me gustan los objetos que son muy geométricos porque siento que se perciben como algo fuera de lo común, algo que podría no ser natural.

Cuando eras pequeña vivías cerca del bosque, durante aquel tiempo que viviste rodeada de árboles, ¿hay algo que te haya sorprendido?

No hay nada que me sorprenda del bosque. El bosque es mi mundo, viví rodeada de arboles desde mi infancia, mi familia sigue viviendo cerca de él. Para mí es algo que va a permanecer por generaciones ¿sabes?

¿Cuál es tu árbol favorito?

Mis árboles favoritos son los blancos, acá los conocemos como White Bird Trees. Hay algo en ellos que me recuerdan a casa, me gusta como destacan por su color inusual.

¿Crees qué el gusto musical de tus padres influenció en tus gustos musicales?

Para ser honesta creo que tienen un gusto musical muy diferente al mío, pero sí, definitivamente lograron influenciarme. Mi padre escuchaba mucho a los Dead Kennedys y cosas por el estilo. A mi mamá le gustaba Bob Dylan y Janis Joplin. Eso probablemente causó una impresión en mí.

Publicidad

Supimos que pasaste un tiempo en una isla en Washington ¿cuál fue el propósito de eso?

Fue un escape para mí, me sirvió para reconectarme con la manera en la que crecí. He vivido una larga temporada en Los Ángeles y me gusta, pero muchas veces extraño la tranquilidad con la que crecí. Afortunadamente encontré esta isla que me resultó perfecta y hermosa, en cuanto llegué pude sentirme en casa.

Foto de Gergana Petrova

¿Cómo crees que la soledad pueda ayudar en el proceso creativo?

Cuando estas solo tienes el control total. Hay cierta autonomía que te ofrece la soledad que no es posible obtener cuando estas rodeado de personas. Creo que es importante para el ser humano permanecer a solas durante un tiempo para reconocer su propio tiempo y espacio en el mundo.

Tu último álbum, Taiga, suena muy diferente a los anteriores. Es menos… melancólico. ¿Qué pasó? ¿Qué te hizo cambiar?

Nada en realidad. Simplemente decidí que quería que este álbum estuviera mejor producido, sin tantas distorsiones. Hice que la música y las canciones sonaran claras, un poco más transparentes. En general logré abrirme un poco más.

¿Es cierto que le tienes pavor a cantar en público?

Me aterraba. Ahora ya llevo un rato haciéndolo, así que he ido acostumbrándome a sentir nervios.

En varias ocasiones has dicho que sentir miedo es algo positivo para ti, ¿qué hay de maravilloso en sentir miedo?

Creo que cuando algo te asusta y logras superarlo es cuando más creces. Es importante obligarnos a siempre tener un poco de miedo. Cuando ese temor se supera, uno se convierte en una persona más fuerte y eso hace que el mundo de se vea de manera distinta.

Publicidad

¿Te acuerdas del último sueño que tuviste?

El otro día soñé que una especie de transformers venían a conquistar el mundo. No sé si realmente eran transformers pero de lo que sí estoy segura es que eran enormes y estaban hechos de un material parecido a la piedra. Eran gigantes. No fue divertido.

Foto de Gergana Petrova

Sabemos que Rihanna te agrada, ¿qué es lo que más te gusta de ella?

Me gusta mucho su música, sé que ella no escribe lo que canta pero aún así es buena escogiendo. Tiene buen gusto.

En el proceso de materializar sentimientos en música, ¿qué es lo que más trabajo te cuesta?

Creo que lo más difícil es confrontar tus sentimientos, enfrentar la verdad muchas veces es lo más complicado. Cuando se hace música o se escriben canciones todo eso queda expuesto y eso puede hacerte demasiado vulnerable.