FYI.

This story is over 5 years old.

Mijo: ultraincesto y vicio por los sintes

Toca como Alec Sander, Yesco, La Royale, Mijo. Fundó Electrique Music. Es parte de Moon Runner y lleva un par de años conquistando al MUTEK.

Desde muy pequeño, Alec Sander ha sido muy desordenado. Pero la música llegó a alinear un poco las cosas y a darle, según sus propias palabras, un poco de dignidad a su vida. Su primer sintetizador fue el SH 101, de Roland. Lo vio en un video de Squarepusher, y a partir de esa primera adquisición, vivió el mismo vicio que se hace con el primer tatuaje. El desorden hizo que fuera muy mal alumno, “siempre preguntando cosas fuera de tema o algo así”. Ese rasgo de su personalidad hizo que su formación fuera semiautodidacta, o como él le llama: medio autoforzosa.

Publicidad

–Tengo muchas ideas que me exceden, y lo que quiero es poderlas tocar lo mejor posible –cuenta en entrevista previo a su paso por MUTEK.MX como parte de Play 3 bajo uno de sus múltiples alias, Mijo—. Nunca puedo, pero sale algo diferente, y eso también me gusta.

Mijo inició como un escape de los proyectos disco funky con los que se divertía, pero que pronto le aburrieron, porque se dio cuenta de que estaba haciendo música que no estaba evolucionando junto él. Eran instantáneas congeladas en el tiempo de momentos musicales a los que había llegado con La Royale y de los cuales ya deseaba separarse. Creó Mijo para poder vivir un proceso más natural con la música dance.

–Siento que este proyecto es muy libre y está evolucionando al día con las cosas que escucho y veo en mi vida diaria o de tour conociendo otras culturas –explica Alec—. Es techno callejero y dedicado a la gente que está ahí bailando cada noche, y no hay mucha técnica involucrada.

Además de La Royale, Alec también ha dado salida a ideas musicales mediante Moon Runner y Yesco, personalidad artística múltiple que pone en evidencia su volubilidad: “me cansé un poco de los alias, pero al mismo tiempo tengo días donde me divierten; entonces es una onda caprichosa, siento que hay tracks que no funcionan si no están respaldados por un concepto adecuado”.

En resumen, no le preocupa ni le interesa demasiado el tema de las distintas facetas musicales, porque al final, solamente se trata de música, que la gente irá a escuchar la mayoría de las veces sin prestar atención a quién la hizo. Y comparte su propia experiencia:

Publicidad

–Cuando escucho algo, nunca me pongo a pensar: “lo hizo esta persona o lo hizo esta otra”. Solamente intento concentrarme en lo que estoy viviendo, y después, cuando descubro que tiene un trasfondo un poco más pensado, se vuelve automáticamente más interesante. De ahí viene mi naturaleza de ultraincesto.

Cuéntame un poco de lo que buscas explorar como label manager de Electrique, y qué te ha permitido esa faceta de tu trabajo.

La disquera Electrique Music la fundé hace casi cuatro años con mis mejores amigos del mundo y ahora se ha expandido hasta Disque Discos/Exxxtra Picante para explorar la evolución del dance mexicano junto con otras disqueras de la ciudad. Ha sido una experiencia increíble, porque hemos puesto a México en el mapa, hasta llegar al grado de que gente europea se refiera al sonido como “mexicano”. Este es un factor que a mí me hace muy feliz y algo que siempre he buscado es definir y redefinir poco a poco este tecno crudo en español que estamos haciendo.

¿Cuándo y cómo nace tu interés en la música electrónica?

Los tipos de Kraftwerk me enseñaron tres cosas: que lo más brutal de la música ya se había hecho por ahí del 71, que los sintetizadores son muy señoriales y una especie de método artístico que involucra todos los sentidos, además del oído.

¿Qué rasgos de la electrónica te atraen especialmente? ¿Su carácter sintético, poder manipular sonidos que ya existen, el ritmo, los bajos, poder trabajar a solas…?

Publicidad

Siempre me gustó la idea de poder hacer música solo con ayuda de una computadora. Desde mis épocas punk, por ahí del 2006, ya grababa mis rolas con el micrófono de la webcam. A pesar de que grabé cosas con bandas, siempre me dio miedo y flojera trabajar con más gente. Después, cuando descubrí Ableton y esas cosas, todo empeoró muchísimo.

Con varios de tus proyectos has formado ya parte de Mutek. Esta vez, ¿qué parte de tus juegos con el sonido/influencias escucharemos?

Estoy haciendo un audiovisual con mi novia, WAGIC MAGIC, muy volado. Va a haber ondas muy hi-tech post-playstation uno y ensaladas de ruidos analógicos poco profesionales.

¿Y cómo ha sido tu relación con Mutek como escucha?

El primer Mutek en el que estuve fue hace mucho. Yo era fan de SebastiAn y fui a escucharlo a este festival entonces desconocido para mí; al final, el güey nunca llegó porque lo agarraron con unas tachas en Europa o algo así, pero salí de una superfiesta donde escuché propuestas mexicanas y extranjeras que nunca habría podido ver si no fuera por la curaduría perfecta de Mutek.

@peach_melba