FYI.

This story is over 5 years old.

Los de Vulfpeck se truquean a Spotify con puros centavos

Un álbum de cinco minutos de silencio le está rompiendo la madre a los que dicen que no se puede ganar dinero del streaming.
21.3.14

Hace mucho me contaron la historia de unos vatos que inventaron los “coffe cup slevee” y se volvieron millonarios. Si la historia es cierta, un par de universitarios se acercaron a una reconocida cafetería y le ofrecieron a los dueños elaborar cartoncitos con su logo para los vasos de café para que sus clientes no se quemaran al momento de agarrar la bebida. Cada pieza la venden en 10 centavos.

Ahora (suponiendo que todo lo que me contaron es verdad), después de haber patentado su “invento maravilloso” nadan en alguna de sus islas privadas en Dubai. El truco parece estar en tomar algo que a todo mundo le molesta e idear una forma de evitar que siga molestando. Algo así hicieron los vatos de Vulfpeck, un grupo de California que nadie conocía pero que ahora todo mundo comparte en las redes sociales debido a la genialidad de su invento.

Publicidad

Como todas las aplicaciones, hay cosas que funcionan y otras que no tanto. Desde mi perspectiva de usuario, hay dos problemas con Spotify: el primero, los comerciales; el segundo, es la supuesta bicoca que le pagan a los artistas por reproducir sus canciones. Thom Yorke clasificó al sitio como “el último pedo desesperado de un cadáver al morir”. También David Byrne, Black Keys y Aimee Mann han presentado su inconformidad con la paga a través de los medios y a pesar de ser un asunto bastante molesto, nadie propuso nada para solucionar el problema. Y luego llegó Vulfpeck quienes, a diferencia de los demás, tomaron toda esa bola de quejas y las convirtieron en un sencillo disco de 5 minutos de duración con un elemento sorpresa: nada de música. Nada de contenido. Silencio absoluto. Esfuerzo nulo para nada más aprovecharse del sistema.

Es un golpe con guante blanco tanto a los quejosos de Spotify - puesto que Vulfpeck sí está ganando dinero a través del servicio - como al propio servicio, dado que encontraron un "glitch" en su sistema.

En resumen, lo que esta banda de soul funk fueron 10 tracks de silencio en un solo álbum para atorarse a los de Spotify y al mismo tiempo ganarse unos centavos.

Spotify les da a los artistas medio centavo por cada canción que se reproduce. Para asegurarse de que tendrían millones de reproducciones, los de Vulfpeck hicieron un video en donde explican la dinámica: lo único que se tiene que hacer es reproducir sin parar el disco mientras duermen. Si sus cálculos son correctos, los 10 tracks se estarían reproduciendo alrededor de 800 veces por noche y esto les daría una ganancia de 4 dólares por persona. La promesa es que con el dinero recaudado la banda estará ofreciendo conciertos gratuitos en las ciudades que le den más clicks le den a las rolas. La gira llevará por nombre: “Sleepify”.

Cada fragmento monetario, por pequeño que parezca, cuenta.

Para llevar el conteo, la banda hizo una página con un mapa en donde se muestran los lugares con la mayor cantidad de clicks dados. Hasta hoy en la mañana, se habían registrado 1.200.000 reproducciones lo que equivaldría a unos 6 mil dólares en centavos.

Vulpfeck salió triunfante entre los cadáveres. Sin pedos. La historia de los vatos y sus cartoncitos: se la pelaron. Justo ahora, con cada nueva reproducción, se cogen a todos los que dicen que no hay forma de obtener ganancias por medio de streaming.

Ríen, y nosotros reímos con ellos:

Si le dan click aquí van a escuchar 4 extrañísimas recopilaciones de Spotify.