FYI.

This story is over 5 years old.

Luis Miguel: De Sol a Sistema Solar

Dicen que cuando las estrellas se mueren, se expanden en un gran finale que termina en una explosión supernova.
31.1.15

Imagen vía luismiguel.net

Dicen que cuando las estrellas se mueren, se expanden en un gran finale que termina en una explosión supernova.

Ya tenemos treinta años de historia que podemos revisar muy seriamente a partir de la carrera de ésta estrella pop que ha marcado la educación sentimental de dos generaciones enteras. Naturalmente, enamorando a la primera y provocando que la segunda lo aborreciera para siempre, pero sellando con un destello en el brillo de su sonrisa una cicatriz permanente en la memoria del mundo entero.

Publicidad

Para poder determinar objetivamente qué fue lo que pasó con Luismi, no es necesario más que ir en retrospectiva y recibir uno por uno sus golpes de éxito, que en una versión un poco percudida de un clásico Britney Spears perdiendo la cabellera, o un Ricky Martin saliendo del clóset, su propia historia personal se ve ligada estrechamente a su vida pública, y es ahí en donde los dioses del Olimpo se enfrentan con la realidad de su Talón de Aquiles. Sus malditos rasgos de humanidad.

Recientemente, El Sol ha vuelto a las esferas de la opinión pública, no precisamente por la cantidad de fechas en las que se va a enclaustrar en el Auditorio Nacional, y todavía no cae en la desgracia de encadenarse en una residencia en Las Vegas, sino por lo evidente que es ahora el paso del tiempo en su aspecto físico. No, Luismirrey no se ve diametralmente más viejo, o por lo menos no a causa de las canas y las arrugas, lo que le pasa a Luismi es que está igual de redondo que un Homero gordo. Y eso es muy castigado en esta sociedad con tendencias necrófilas.

He pasado muchos años de mi vida intentado esconderme de Luis Miguel. Todos ustedes sabrán que es una tarea imposible de cumplir. Sin embargo, exactamente por esa razón ahora me siento obligada a hacer esta revisión de su historia, para hacerle justicia a una estrella que está al borde de un pequeño big bang.

El debut de un Sol

El sol interpretando 1+1= 2 enamorados en el programa Siempre en Domingo.

Oigan, el tipo es un genio. Miren qué porte. Qué manejo de esa cabellera que cuelga apenas arriba de los hombros. Y esa voz. Todavía infantil, pero perfectamente moldeada para imponer una precipitada pero firme convicción de virilidad. Hablando de amor a los 12 años como si ya supiera qué hacer con esas tímidas erecciones que se presentan cada vez que se para frente a la maestra de matemáticas. Con unas manos demasiado grandes para ese cuerpecito pueril, sostiene el micrófono y se adueña del escenario con un descontrol evidente de su cuerpo, todavía. Sin embargo, es muy claro que desde ahí mostraba ser una gran promesa que conquistaría muchos corazones. Pero nadie se imaginaba cuántos.

Viva el Rey Sol

Especial en Canal 9, Argentina. 1985.

Todavía con esa inocencia de niño, pero con conocimiento de causa de lo que provoca en los calzones de las niñas, Luismi ya no lleva vestuarios brillantes del taller de costura de Televisa. Ahora es el Rey de Corazones que lleva encima el último gemidito ahogado de la moda. Su voz, ya es la de un casi-hombre, y sus manos ya son proporcionales al resto de su cuerpo, que se tensa del cuello y los hombros provocando la inclinación de la cabeza hacia atrás cuando sube de tono. History in the making. Ya se empezaba a pasarse la mano por esa cabellera dorada.

Cuando calienta el sol

Cuando calienta el sol, pasan un millón de cosas. Firmas con Warner Music, conoces a Juan Carlos Calderón, autor de las canciones que te van a dar tu primer Grammy, ganas cinco discos platino, y cosas de esas que no le importan a nadie más que a tu bolsillo y a la gente que le interesa llevarse un poco de eso a su bolsillo también. Pero sobre todo pasa que eres jóven y estás guapo. Y esto se queda grabado en la posteridad.

20 años

Concierto de la gira Tour 20 años de Luis Miguel en México (1990).

Este ya es un Luismi hecho y derecho. Un Luismi viajado, que ya se había presentado en todos los programas de televisión en vivo desde Italia hasta Chile y todo lo que hay en medio y al rededor. Un Luismi que ok, ya entiendo, sí, está hot. Siempre mal bailarín, ahí la oportunidad de mercado de Chayanne, este fue el más Luis Miguel de todos los Luis Migueles. Y el más peligroso también. Ser así de famoso a los 20 años puede ser contraproducente. No para Madonna, por ejemplo, que sí le pasaron cosas rudas, como casarse con esa basura de Sean Penn que le puso la putiza de su vida, pero no perdió la cabeza. Luismi… no sé. Tal vez ahora esté viendo las consecuencias de esto:

Volar con Frank Sinatra

Para ese entonces, Luismi ya estaba peleando en las grandes ligas. Había logrado enlistarse como el tercer lugar en ventas de discos en el mundo. Ya estaba batiendo sus propios records de conciertos consecutivos en el Auditorio Nacional. Y este dueto con Sinatra, le abrió puertas al mercado internacional, bueno, también le ayudó haber recibido el reconocimiento de la Recording Industry Artists of America. Esto lo llevó después a grabar “Sueña”, la canción oficial de El Jorobado de Notre Dame, de Disney. Y después vinieron éxitos como “Bésame mucho”, “Por debajo de la mesa”, “Sabor a mi”, su presentación en el Radio City Music Hall, su cuarto Grammy, Amarte es un Placer, y mucho más importante, sus primeros pasos hacia coronarse como una de las dos partes del Brangelina de los 90: LuisMariah.

El Ocaso del Sol

Con el nuevo milenio, llegaron muchas cosas para Luismi. El ocaso del Sol no es culpa del Sol, sino del tiempo. Luismi empezó a hacer versiones en mariachi y muchas fechas en el Auditorio Nacional, tantas, que se podría decir que fue un intento desesperado por mostrarse en un milenio que ya no era el suyo. Luismi empezó a hacer discos de éxitos y refritos de otras épocas. No se digitalizó. Pudo haber movido a la indultar en Latinoamérica a su favor, pero la usó en su contra. Grabó especiales de Navidad, y homenajes a su patria. Produjo un par de sus discos con nuevos boleros que sólo suenan en las múltiples versiones de La Hora De Luis Miguel en varias estaciones de radio en el mundo. Fue la imagen de una campaña para poblar la zona nueva de Acapulco, y después, para revivir el turismo en el puerto después de una larga temporada de inseguridad e impunidad en el estado de Guerrero.

Liberen a Luismi: La explosión de una estrella

Ahora, con una nueva gira de nombre muy atinado, Dejà Vu, Luismi vuelve a los escenarios para mostrarse como una estrella muriente casi supernova. Un universo en sí mismo que produce destellos de luz intensísimos hasta alcanzar una magnitud absoluta, mayor que la del resto de la galaxia.

Raquel tiene problemas para cerrar sus jeans, síguela en @salvenseustedes