FYI.

This story is over 5 years old.

Los gángsters también lloran: una entrevista con Pxxr Gvng

Platicamos con el cuarteto que ha salido del barrio para tomar por sorpresa a España, y cuyo éxito ha empezado a invadir a América.
11.11.15

Fotos por Nicolás Astorga

En su corto tiempo haciendo música, Pxxr Gvng, la pandilla de los pobres, ha logrado tomar a España por asalto, sumándose a la ola de reggaetón que desde hace tiempo azota a ese país, y logrando juntar una fanaticada impresionante en sus casi dos años de carrera. El éxito del cuarteto, que toca trap y reggaetón (este último género bajo el nombre de La Mafia del Amor), ha empezado a expandirse a otros lares, algo que quedó perfectamente evidenciado hace unas semanas, cuando salieron por primera vez de su país natal y se embarcaron hacia México, para tocar en el festival Raymondstock Jr.

Apenas se supo que el cuarteto español de líricas toscas y flow de asalto vendría al DF, la marea de fanáticos comenzó a alistarse para lo que sería la primera tocada de los pobres en América. El lugar de encuentro fue el foro Indie Rocks, el cual llenaron con un público diverso y radical, demostrando el poder de YouTube, del blanqueamiento de ano y de los pañuelos anudados a la frente.

Llegamos hasta el patio de la agencia que los representa a la hora. Hace un calor descomunal y como si estuviesen el top de las listas Bilboard se retuercen alrededor de ellos cuanta persona pase por su lado. Algo de carisma y algo de honestidad se mezclan entre tanta zapatilla, tatuajes y porros.

NOISEY: ¿De dónde viene el nombre de Pxxr Gvng?
Yung Beef (YB): “Pxxr Gvng” viene del reino de Rich Gang, del rollo ese.

Khaled (K): Al comienzo era para ser rico, supongo. De querer riqueza para todos.

D. Gómez (D): En verdad fue una broma. Nosotros escuchábamos mucho la música de Rich Gang. Nos flipa. Pero el nombre no nos representaba, de “Rich” no teníamos nada. Entonces era lo mismo, pero en “Poor”, ¿sabes lo que te digo?… la tontería, no sé.

YB: Cambiamos las letras, yo qué sé. Por el porno, creo.

D: Sí, por el porno. Eso llama la atención: es marketing, puro marketing. Además, las “o” quedaban muy feas, parecían dos ojos. Era muy de dibujo animado. Pero las equis son más cool, son más sexy.

¿Y quién tuvo la idea de comenzar este proyecto?
YB: En verdad no sé, sólo eran ganas de hacer algo. Nosotros cantábamos, todos teníamos grupos, hacíamos musiquilla, pero más por hacerla. Y entonces, yo que sé, vimos que podíamos tirar un poquillo por ahí; nos juntamos los que teníamos más tiempo y los que nos podíamos poner pa’ eso. Y lo hicimos. No lo programamos, surgió.

D: No fue premeditao’. La primera canción que hicimos fue la de “Pobres” y funcionó. De verdad que —pa’ lo que esperábamos— funcionó mucho. Y después volvimos a sacar otra, que fue la de “Luv me”. Y a partir de que le iban bien en Soundcloud, dijimos: “vamos a ver si podemos monetizar YouTube”, ya sabes, aunque sea para sacarle una perillas. Y lo hicimos. Empezamos a hacer un canal de YouTube y ya está, ha tirado bien, ya sabes. Cada vez tiene más suscriptores.

YB: Lo tiramos a YouTube, donde llega más gente. Ma’, yo que sé, ma’ pa’ to’ el mundo. Porque hay gente, en nuestro entorno, que no saben ni lo que es Soundcloud. No tienen ni WiFi, ¿sabe’?.

Yung Beef

¿Cuándo se dieron cuenta de que el hecho de ser pobres podría definirlos?
YB: Pues la verdad es que fue por sincerarnos. Porque en el rap había mucho rollo de riqueza mal llevada, ¿sabes lo que digo? De verdad, tú puedes hacer dinero pero, yo la ostentación sí no la veo bien. Prefiero gastarlo en otras cosas más productivas. Si generamos dinero, intentaremos gastarlo y que vaya para sitios más productivos. Se trata de una mentalidad, esto es una forma de vivir. Si has nacido pobre, esto te da unos valores que son difíciles de pillar en otro lado. Yo conozco gente súper válida, que por lo que sea, su familia ha tenido dinero siempre y vamos, son maravillosos. Pero también es verdad que si has nacido en zonas más humildes se sabe apreciar otras cosas. Ser pobre te da un punto de vista que ya no se pierde.

K: La calle te educa.

YB: Aunque mañana estemos ricos, nosotros hemos sabido lo que es estar pobres. Estar con poco, tirar con poco. Espero que a ninguno nos cambie el hacer dinero. Hay mucha gente que le gusta el rap, que le gusta el trap y cantan “estoy gastando dos mil dólares en la discoteca”, y eso no se lo pueden ni imaginar. Son cosas que no van a vivir nunca, ¿sabes lo que te digo? ¡Hombre! Ser pobre es un concepto universal. Está en todas las culturas —bueno, no sé si habrá culturas que aún no utilicen dinero… No sé, a lo mejor queda alguna, hermano. Pero si es así, en todas existen pobres y ricos, hay diferencia, status. El dinero se ha convertido en el status de la gente.

K: Y donde no hay dinero, también hay pobres y ricos. Hay más ovejas, o así.

YB: Pues que dentro de los pobres hay ricos y dentro de los ricos hay más ricos.

D: ¡Hay ricos pobres!

YB: Y se pican entre ellos. Yo he visto ricos picarse por quién es más rico. Y uno dice “Ya, tío ¿Qué es esto? ¿Esto qué significa?”.

En ese sentido, ¿qué significa para ustedes el “ser gitano”?
YB: Es como una manera de ver la vida, en verdad. Estar al margen del sistema, como en ghetto, o lo que sea. Ahí hay otra política, hay otro todo. No se vive igual que en el resto de la sociedad. Yo vivía en Londres, por ejemplo, y es imposible salirte de ahí, del círculo que ellos tienen montados, del capitalismo y todo eso. En España todavía te escapas.

K: En España los ghettos son de los gitanos.

YB: Y si tú estás en el ghetto no te das cuenta de nada de lo que está pasando.

D: No tienen ni DNI ahí dentro.

YB: Claro, tienen lo que quieren para vivir. Ahí no te va a faltar comida, no te va a faltar nada para vivir, ¿sabes?

¿Sienten que sobre ustedes recaen prejuicios?
YB: Los prejuicios de los otros no tienen valor, es un chiste. Lo puedes ver así. Yo me lo tomo como un chiste. Pero es que los chistes para mi tienen más valor que otra cosa. ¿Sabes lo que te digo? Al final, los valores son relativos.

D: Y que los chistes además tienen moraleja.

YB: Con eso nos quieren quitar seriedad, a lo mejor, pero tampoco vamos por ahí vendiendo seriedad. No vamos de eso. No nos importa que nos la quiten, ¿sabes?

¿Y qué venden?
YB: No vendemos nada.

D (dándole una calada a su mota): Humo, vendo humo [ríe].

YB: Nosotros disfrutamos la vida y nos vamos quitando de tanta tontería y paranoia. Pero claro, los prejuicios que tenemos, son como los que sufre el reggaetón. Pero para mí el reggaetón es un ritmo, ya está. Como en toda la música, hay gente que utiliza bien y mal ese ritmo, como quiera cada uno, ¿sabe’?. Ya va de todos los colores. Pero tener prejuicios contra una música está muy loco, porque música es música. Aunque a ti no te guste, no le va a hacer daño a nadie. No es algo a lo que tú puedas temerle. Si tú le temes a la música, el problema lo tienes tú. Hay música que no me gusta, pero no la odio. La que me gusta la uso, la utilizo. La que me sirve y me flipa sí, y la que no, ya está.

¿Cómo llegaron al trap?
K: Antes de que nos diéramos cuenta…

D: A través de Gucci.

YB: Claro, Waka Flocka, Gucci Mane… nos gustaba a lo mejor más que el rap. Porque nosotros estábamos en el barrio, vendiendo, y el trap habla de vender droga. Al momento en que comenzamos a entrar en lo que estábamos viviendo, esto era lo que más nos representaba. Estábamos todo el día en ese rollo…

K: Buscando dinero…

YB: Pues sí.

D: De todas las maneras. Aunque también hemos trabajado eh, también hemos trabajado mucho en cosas que no nos gustaban. En supermercados, fregando, montando conciertos. Que he trabajao’ en mil laos’ , también poniendo suelos por metros y en verdad se ganaba pasta en esta época.

K: En imprentas, en una droguería…

D: Por lo menos, en lo que es Pxxr Gvng, el trap es lo que es. El trap no se puede cambiar. No creo ni que evolucione porque el trap es eso, es cocaína, ese rollo. No es más. El que saque al trap de eso ya no es trap.

YB: Es música de vender, de robar, de la calle. Una cosa es que un día nosotros dejaremos de hacer trap, porque no vamos a estar para esa vida, ¿sabes? Si dios quiere ojalá dejaremos de hacer trap.

D: ¡Y haremos reggaetón y salsa!

YB: O lo que estemos viviendo. Siempre vamos a cantar lo que estemos viviendo, o quizá, algún día, te puedes acordar de cuando eras chico y vas a escribir una canción de eso.

D: Ahora ya no estamos como antes. Antes yo no vivía tranquilo. Antes yo me dormía diciendo “¡Victoria!”. “¡Toma! ¡Victoria!”. Rollo: “Un día más, de lujo”.

K: ¡De puta madre!

D: Ahora no, ahora yo pienso en un futuro.

YB: Antes me amargaba, porque sólo podías tener trabajos de mierda.

Pero, ¿cómo se dieron cuenta que la música les iba a permitir proyectarse?
YB: Al tatuarse la cara. Pues desde que él se tatuó la cara [indica a D. Gómez] dijimos “ya no hay marcha atrás”.

D: Yo lo hice a propósito. Me tatué la cara para decir “¡Chavales! ¡Que no nos queda otra ya y que a mí, por lo menos, no me vais a dejar tirado!”. Que acabo en cárcel porque ya no voy a poder trabajar, porque si esto no tira nada, más me queda robar toda mi vida, hasta que me pillen. Y con los tatuajes en la cara y la medio-fama ya es muy complicao’ robar hermano’. Te van a pillar rápido.

K: En verdad, si te pones a pensarlo…

D: Ya no queda más que echarle polla a esto.

D. Gómez

En alguna entrevista dijeron que el trap era la persona, lo que ha vivido. Si eso es el trap, ¿qué sería el reggaetón?
D: También lo mismo.

K: Se parece mucho.

D: De repente cambia la música, pero hay mucho reggaetón que es malianteo, que es callejeo. Por ejemplo “Pobre Diabla” es el mayor sentimiento trap que puedes tener en la vida.

K (canta): Pobre diabla…

YB: Y uno podrá tener 500 tracks de las 500 cosas que uno pasa en la vida…

D: Pues claro, los gangster también lloran.

YB: Pa’ mí es urbano, es música de la calle y todo eso. Estamos todos en el mismo saco.

Entonces, ¿por qué la banda se divide por un lado Pxxr Gvng y por otro la Mafia del Amor?

D: ¡Eso es marketing! ¡Eso es pa’ vender! Si yo llamo Pxxr Gvng a eso, me lo pueden contratar igual. Pero la Mafia del Amor es aparte, es distinta, es más cara.

YB: No, pero también por otros rollos aparte. Si tienes más proyectos puedes tener más maneras de triunfar, puedes abarcar más, tocar más puertas para seguir moviéndote.

D: Somos el primer grupo que ha hecho esta movida. Sacamos muchos temas y ponemos los del reggaeton en un lugar y lo otro, en otro.

K: Son canales de YouTube: hay uno de Pxxr Gvng y otro de reggaetón

YB: ¡Divide y vencerás!

¿Y tener más de un nickname también es parte de la publicidad?

D: La verdad es que nos sale solo.

YB: Es parte de nuestra paranoia.

D: Toda la vida hemos tenido como veinte nombres…

YB: Yo tengo veinte Soundcloud con veinte nombres, desde que hago música. Teníamos veinte mil cosas escondidas, la gente no sabía de lo nuestro.

K: Sirve para que la gente busque y se entere de todo.

YB: Sí, porque a lo mejor, cuando crees que lo has visto todo te encuentras con otro Soundcloud con treinta canciones, no nuevas, sino viejas, pero que no tenías ni idea que existían.

(Comienzan a enumerar palabras inentendibles como conjuros que, asumo, son los nicknames de sus cuentas secretas)

D: Con el reggaetón lo pasamos mejor, pero no lo hacemos por eso. Pero de que sirve con las chicas, es verdad.

YB: Hay cantantes que asocian el reggaetón a delincuencia y hay gente normal que lo ve como música.

K: Música pa’ bailar.

YB: Es más… ahora a todos los indies, a todos los hipsters de España les gusta. Nos llaman para que les pinchemos reggaetones.

D: Para mí están locos ¡Vamos! A mí eso me flipa. Te lo digo porque yo sé reggaetón de verdad, sé lo que es el reggaetón bueno para hacer una buena sesión, no como el de ahora que gusta porque es de moda. Ese discurso de que el reggaetón no es música se está alejando, ya es mentira.

K: Ahora lo pones en todos los garitos y nadie dice nada. Antes era así difícil, pero está cambiando; ahora el reggaetón es trendy.

YB: En todas las discotecas ponen reggaetón. En todas las de España…

K: Y en las gitanas, en las gitanas lo ponen harto.

D: Sí, en las gitanas y también en las no gitanas. En todas las ponían, o al menos en las que podíamos entrar.

YB: Dime en cuál no ponían reggaetón, mi hermano. En todas hermano, en Andalucía también; es que tú vas a la discoteca a escuchar reggaetón o tecno. O hay reggaetón o hay tecno.

¿Cómo llegaron a sonidos como el mambo, el merengue, la bachata?
YB: En España se escucha mucho. Desde siempre, mi madre tiene finta de toda la vida. Tiene discos de salsa y de mambo en el coche.

D: A mí me encanta. Nuestros padres son coleccionistas de música. Les va la música.

YB: Y son bien calientes…

Steve Lean (SL): Además yo soy latino también, soy de Uruguay. Y ahí son muy salseros, les encanta la salsa a un nivel de locos. Me gusta la cumbia, la cumbia villera.

D: De la bachata te voy a decir un tipicazo que es el que me flipa. Yo soy fan de Romeo Santos del 100 por 100.

SL: Yo tengo muchas influencias en verdad…

D: Omega me encanta, yo no paro de escuchar de DJ Lobo de Nueva York. También me flipaba la salsa de Ismael Rivera.

YB: A mí me gustan mas clásicas el Héctor Lavoe, todo eso sí nos mola. Ya Marc Antony no… ese ya no, ese es más pastelosillo.

D: Ahora queda el albino este, Cano Estremera, que está muy fuerte en el barrio ahora.

Steve Lean

Y sobre eso mismo, ¿cómo se deja huella en el barrio?

D: Yo ya he dejao’ huella en el barrio. Porque si sube uno, suben todos

YB: Se hace huella acordándote del barrio. Todo lo que sabemos lo hemos sacado de ahí. No lo hemos sacado de otro lado.

D: De Internet y del barrio.

YB: Dejamos huella porque involucramos al barrio en todo lo que tenemos y en todo lo que podamos. De la mejor manera que podamos.

¿Podríamos decir que la Pxxr Gvng piensa más en colectivo que en individual?
D: ¡Si! ¡Pxxr Gvng somos mucha gente! Cantamos cuatro pero somos muchos, muchos.

YB: Estamos cuatro representando a mucha gente. ¡Que hay mucha gente, vamos! Vamos, que son nuestros hermanos; es gente de ahí que no canta, porque no todo el mundo canta, ¿sabes? Pero el sentimiento es el mismo: nos escuchan, nos representan, nos ponen por todos lados que van. Nosotros estamos ahí todos los días.

D: La gente está to’ contenta. A mí me llama gente que no veía de hace diez años, con la que me iba a robar, gente del jacking del Escorial; gente que me llama y me dice “¡Hermano, te he visto por la tele! ¡Me alegro, hermano!”

YB: A la gente que hay y que nos ha visto desde chicos les da orgullo. Es bueno pa’ ellos igual. A mi me daría el mismo orgullo ver a mi hermano. Porque nos han visto ahí aburríos y ahora nos ven haciendo cosas.

D: ¡Nos han visto! La gente que no nos conoce quizá todavía no se lo cree, pero la gente que se ha criao’ con nosotros nos ha visto hacerlo. Al igual que yo me alegraría por él, él me llama porque se alegra por mí.

Oigan, pero díganme una cosa: ¿Qué piensan sus papás de las canciones que se mandan, por ejemplo, “Blanqueamiento de ano?
D: Perfecto. Les encantan, ellos van a nuestros conciertos.

YB: Están orgullosísimos. Mira: nuestros padres son de la misma banda, son lo mismo. Están todos los días ahí con nosotros. Son igual de gitanos.

D: Nuestros padres son de la Pxxr Gvng.

K: Es que no tengo el móvil aquí para enseñarte una foto de mi madre con una camiseta, representando.

YB: Son igual de gitanos que nosotros, o más… o más [ríe].

¿Podemos decir que la Pxxr Gvng nace de una escena, o crea una escena?
YB: En España sinceramente la hemos creado nosotros. Ha habío’ más gente involucrada, no hemos sido los únicos, pero hemos sido de momento…

K: Los líderes.

YB: De momento lo estamos llevando. No, los líderes; porque no es cuestión de ganar —estamos haciendo música y ya. Pero el ritmo de abrir las puertas. Todo el público que yo pueda abrir, le viene bien hasta a la gente que no está ni conmigo, hasta a mis enemigos —entrecomillas— que salen de relacionados por el curro que estoy haciendo. O sea que le viene bien a todos en verdad.

¿Cómo se dio el haber trabajado con la Mala Rodríguez?

SL: Ella me buscó a mi primero. Yo le he hecho como cinco canciones para su álbum, para el nuevo. Sí.

D: Pues dentro de lo que te decía, la Mala, a mí me representa. Era gitana. Para mí hay un tema, el de “La niña”, ese. Somos más gitanos nosotros, pero para lo que había yo no escuchaba otra cosa de España. Escuchaba algún tema de la Mala y uno de Perros Callejeros, pero no escuchaba el rap de España. Loco, el tema de “La niña” lo hemos quemado todo.

YB: Yo no grabo con alguien que se tome la música como business. Eso no me apetece, ¿sabes? No me apetece la gente que me tira sólo por eso. Pero hay gente que, a lo mejor ni me gusta como canta, pero sólo como es mi hermanito… yo acepto comer con quien sea.

D: Es que lo sientes, sientes que lo hace como tú, que no busca nada a cambio; quizá sí le puede sacar bien, pero de primera lo está haciendo porque le sale. Y no alguien que está pensando en un número con lo que quiere.

YB: Sólo con la manera de hablar se nota. Hay gente que me tira para hacer música que quizá ni le gusta, pero que sabe que está tirando por el momento, porque le han dicho. Y eso se nota muy rápido. Pero hay bandas con las que sí nos sentimos cercanos como Takers, Tomasa, Fat Montana eh… hay muchos tigres ahora.

Si volvemos a las letras ¿cual es la importancia de la droga en la lírica de ustedes?

YB: Toda.

D: Mucho.

K: Todo rodea la droga, todo lo de nosotros.

YB: Somos Crack Baby todos

D: Es verdad. Somos hijos de la movida. Que la movida no se ha escuchao’ aquí en México, tío…

YB: Yo sinceramente estoy a favor de la droga en todos los sentidos, ¿sabe? Porque es un elemento que existe en la vida. Que si lo conoce y eso te puede venir, bien. Abusar de algo es malo, como siempre.

D: Yo, las drogas que da la madre tierra [Su playera dice “Freemolly”]

YB: Sobretodo las drogas naturales estoy a favor, ¿sabe’?.

D: La mota, la seta… si la da la tierra tiene un sentido, otra cosa es químico. Con lo químico ya no estoy a favor.

YB: El fuego existe. Si tú te mete en el fuego te mueres en un minuto. Pero también te da la vida. Es como todo, yo creo. Que las cosas sabiendo, conociéndolas… todo te puede venir bien.

K: Filosofía, ¿ves? [ríe]. Pxxr Gvng es filosofía de vida. Una manera de ser.

YB: Es que son muchos porros hablando [ríe], pero nos ayuda a crear. Las drogas son experiencias, en verdad, que te dan. Son maneras de ver la vida. Salir de lo que estás viendo todo el rato: te llevan a otra parte de ti. Mal utilizada es muy peligrosa, ya sabes lo que te digo…. Yo he visto gente que está muy mal con la droga, es un arma de doble filo, pero a la vez también veo gente que llega a tener hijos, que está a una edad, no sé… y sé que usa drogas de vez en cuando y no se le puede reprochar nada.

Vamos a entrar en un tema complicado por los comentarios que he leído en sus videos, y tiene que ver con que les espetan ser machistas y misóginos por el uso de palabras como “puta”, entre otras.
YB: Pero no nos dicen racistas.

D: Y nosotros decimos: negro, moro.

YB: Le decimos a todos igual, es el lenguaje de la calle. Nosotros hablamos así.

K: ¿Por “puta”? ¡Pero puta muchas veces también puede ser un hombre!

YB: Nosotros chapiamos, chapiamos a las niñas.

¿Qué significa eso?
K: Lo puedes decir insultando o de otro modo.

D: Mira que “puta” para mí es una niña también de buen rollo, que es muy despabilada, que es muy zorra, que es muy lista… te lo juro por Dios. Yo soy muy puta, ¿me entiendes? Yo siendo niño soy muy puta. Yo así puedo estar con las niñas, estar-estar, sabes lo que te digo. Soy así, no me molesta. Yo me he criado con ese vocabulario; el que no se ha criado a lo mejor no lo entiende, pero yo no puedo hablar de otra manera.

YB: Yo he escuchado canciones de rock que dicen bitch o cosas así. Son recursos estilísticos también.

D: Y le hablamos a todas. En cualquier concierto nuestro hay montón de niñas y ya no niñas. Mi madre, su madre, sus hermanas, ¿me entiendes?

¿Y tu mamá puede ser puta?
D: Mi mamá es muy puta, seguramente.

YB: Seguro que lo han sido.

D: Y si no, no lo es porque ya no está en esa.

YB: Las mujeres están en el mismo espacio que nosotros, el mismo que mi hermano. Yo no veo diferencias entre las mujeres y hombres en verdad. No tengo problema, porque me gustan las mujeres, en principio.

En una canción dicen “Yo soy dinero”. ¿Cómo es que se pueden auto-comprender como dinero?

YB: Porque he estao’ cero centésimo en el bolsillo, sin comer, sin pasármelo bien. Eso es dinero.

D: Porque genero dinero sin nada. Soy dinero por eso, porque genero las cosas que se necesitan pal’ dinero y no me faltan.

YB: Con nuestro trabajo sacamos dinero, con el cerebro. Con tu cerebro puedes sacar dinero sin herramientas, puedes hacer dinero sin usar ni un martillo.

D: Yo como, yo salgo, hasta fumo mucha yerba al día y no he tenido dinero.

¿Y ese concepto tiene que ver con el ser parte de la Pxxr Gvng? Es decir ¿es el pobre el que se comprende como dinero? ¿O es el rico?
YB: El rico no es dinero, el rico tiene dinero. Que los ricos pueden ser pobres toda la vida aunque tengan un millón de dólares guardados, tu sabes lo que te digo. Y pueden ser igual de pobres. No van a cambiar. Alguien que sólo tiene dinero no es dinero. Ser no es tener.

K: Venimos de familias pobres, pero nosotros también queremos dinero.

YB: Nosotros sin dinero no nos vamos a morir, nosotros trabajamos.

K: Se trata de una mentalidad, es una educación. Es como te han educado. Si vas a la escuela sabes algo, pero si te quedas en la calle te educas de esa manera. Es algo que tienes aquí. Ser dinero es una mentalidad.

YB: Somos dinero, pero somos más que eso también.

D: No. Yo soy dinero.

YB: Es rollo de bacileo. Para mi el dinero es muy importante, tú sabes lo que te digo. Es que necesito el dinero.

K: Es también un hashtag, es un tuit.

D: Yo toda la vida he hecho música, pero ahora de la música quiero generar dinero, claro que sí. Y si no la generara… bueno, la seguiría haciendo. Pero voy a intentar generar. Yo sólo con estar aquí me he emocionao’. Yo no había salio’ de España en mi vida. 25 años y no he salio’ de España, que estoy seguro que si no fuera por la música no hubiera salio’. No hubiera tenido la oportunidad y si la hubiera tenido muy de mayor y ahorrando… ¡Que yo no ahorro!

YB: Es que son muchas cosas. Y ni con todo el dinero del mundo te vienes así, aquí, a conocer gente en este rollo, como te puede dar la música. Pero la música pega más que el dinero. El dinero es lo último que tienes que pensar, realmente.

D: El dinero lo queremos pa’ eso. Yo, ya como y fumo de lujo, yo ya estoy bien. Ya soy rico, el dinero lo quiero para que los que me rodean, vivan igual, coman y fumen de lujo: ya está. Cuanto más dinero, más gente quiero que fume de lujo.

YB: Que nadie esté sufriendo por el dinero, ¿sabe? Si nosotros podemos conseguir dinero… todo lo que podamos quitar a esta raya por el dinero, lo vamos a hacer, ya sea dando trabajo, yo qué sé: compartiendo. Lo queremos para eso, sinceramente.

Khaled

En otra canción dicen “No tengo plata, no tengo miedo” ¿Está ligado el ser pobre a no tener miedo?

K: Pero si la gente ya está en la mierda, ya está en lo peor ¿A qué le va a temer?

D: Es como que más abajo ya tampoco hay, entonces todo lo que puedes hacer va a ser para subir, no para bajar. Si tú ya ganaste con una clase social o con unos negocios y tienes que mantener ese negocio… pues ya. Pero si tú no tienes ningún negocio ni casi pa’ comer, ¿qué vas a perder? Todo lo que tienes es para ganar.

¿Cómo les ha ido con Sony?

YB: Sinceramente, los singles no han llevado nada de tiempo en la calle, no sabemos. Todavía no te puedo decir si vamos a seguir trabajando con ellos, ni hemos recibido datos, ni nada. De momento va no más, yo no tengo queja de ellos, aunque algunos de sus sistemas me parezcan del siglo pasado. Y no es mi problema, es su manera de trabajar.

D: El disco es un poco experimento, también. Todavía no sabemos.

YB: Tenemos que definir lo que ha pasado. Porque yo qué sé, tenemos más de 500, 600, 700 canciones.

K: Es un disco como para el currículum, porque tenemos mil temas perdíos’ por ahí. Es para presentarle algo a la gente, algo formal. Teníamos mixtapes y todo, pero nada así.

D: ¡Hombre, dejémonos de vueltas! ¡El disco es para vendérselo a Sony! ¡Para comer un poco! ¡Que no teníamos ni pa’ comer cuando estábamos haciendo tanta música!

K: Pero sirve para lo que te acabo de decir, para representar.

YB: Tú, si no tienes un disco en la calle, no puedes entrar en ciertos festivales.

D: Ni entras. A nosotros nos llamaban y decían que los queremos, pero haced esto ya.

YB: Es más o menos un requisito. Porque había mucha gente interesada. Sonar y otros festivales, en verdad, no han tenido problema con eso, pero hay gente, marcas y cosas así que sí, y es más fácil teniendo un disco. En la calle te da credibilidad y a nivel de empresa también.

Ustedes que se dedican a contar las cosas que han vivido en el barrio, ¿sienten que de repente la letra se vuelve una suerte de crónica social? Un relato que muestra lo que está sucediendo en esos barrios…

YB: Claro, los niños se informan para saber lo que está pasando, lo que se está diciendo o fumando, de la ropa que se esta llevando en el barrio. De verdad sí. Nosotros estamos en el barrio y lo sabemos. No lo creamos nosotros, eso se crea ahí y nosotros lo usamos porque está ahí, ¿sabes? Nosotros los representamos y ellos nos representan. No nos da miedo meternos con nada.

D: No hay dentro. No hay miedo a mezclarse. Eso te hace fuerte, yo creo. Esa mezcla es por la que nos va bien.

YB: No nos damos mucha cuenta tampoco de lo que nos pasa. Estamos viendo todo como viene. Tampoco planeamos nada mucho, ¿sabes? Yo creo que no tenemos ni control sobre ello. Nosotros tenemos muchas influencias, somos más parecidos a África que a cualquier ciudad de Europa… ¡Vamos, que yo soy de Granada y es como África! ¡Es Marruecos! Heee y la gente… vamos. Yo me he criado con Khaled, con su gente, con su familia. No soy árabe, pero tengo esa cultura. Conozco esa cultura mejor que la cristiana, sabes, porque está en mi ciudad.

D: Yo no soy árabe, pero soy moro…

¿Son conscientes de que su música tiene un contenido social y político al estar representando un barrio, una clase social?
YB: Hombre, [mensaje] político lo tiene, pero no es buscado, ¿sabe?

D: Político es todo: política de barrio. La política es todo al final, tú te pones a hablar y ya eso es política.

YB: Sí, pero que no lo hemos buscado. Nosotros estamos ahí, hacemos la música para que la gente lo escuche y se identifique en un buen rollo [ríe]. ¡Es que nosotros hemos hecho daño a nivel sociológico! [Ríe] Está claro, y sí. Hemos dejado marca, en España, sobretodo. Tu ves a los niños en la calle que se pintan un beso así [indicando a D. Gómez] pero así, exagerado.

K: Hemos creado un movimiento.

YB: Ya son tonterías al fin y al cabo sabe, pero que se ve en la calle.

D: Flipa, en verdad flipa. Pero hay de todo. Hay muchos que te paran y te dicen “Hey, me flipa lo que haces” y tal. Y en verdad que le guste a todo el mundo me viene bien, lo aprecio o me da igual. Pero hay gente que ni lo entiendo y yo les digo “¿Cómo te puede gustar? ¿Cómo te puede gustar mi música? No tiene sentido. No has vivido lo mismo que yo”. Hay gente que te dice eso y que no lo siente. Que incluso representan lo contrario. Y aún así yo los respeto, porque si le va a hacer bien a mi música, bien, flipo. Pero luego ves a niños que te vienen con el mono de trabajar, que están pintando una casa, con la cara llena de pintura y te dicen: “¡Hermano jodé’! ¡Qué guapo! ¡Estoy flipando! Estoy todo los días currando aquí en tu barrio y estaba esperando cruzarte!” A mí me da alegría, porque yo me he visto trabajando y sé lo duro que es eso.

YB: Y los niños, tú sabe’, del barrio mismo. En la plaza a la que nosotros salimos todos los días, ya vienen 100 niños que están ahí todos los días.

K: Y nosotros no dejamos de ir aunque hayan 100 niños. Uno va a la plaza y estamos con los bafles ahí, con la música. Hacemos fotitos y lo que ellos quieran, en nuestro rollo, fumando porro. Estamos así siempre.

YB: Con toda la ropa que nos regalan hacemos una bolsa y se la llevamos ahí a los niños. Yo sigo vestido con la misma ropa de siempre. Esta remera tiene como 4 años, te lo juro. Yo voy siempre así. Y la ropa nueva es toda pa’ los niños.

D: Te haces un video y la regalas.

Andrea flipa mucho con la música de Pxxr Gvng, y también sabe lo duro que es trabajar. Síguela en Twitter — @andreiii