FYI.

This story is over 5 years old.

Heroína Falsa: la Droga Responsable de la Siguiente Epidemia de Sobredosis

El Acetil Fentalino pega mucho más fuerte que la heroína y ahora se está armando camino en la red de narcóticos norteamericana.
20 Agosto 2014, 10:19pm
Imagen: Diego Cervo/Shutterstock

La crisis americana de opiáceos acaba de empeorar. Por un lado estamos sufriendo las secuelas de años de irresponsable prescripción médica de opiáceos, la cual ha generado una nueva población de de abusadores de substancias.

Por otra parte, estamos sufriendo también las consecuencias negativas de las nuevas políticas de salud diseñadas para cortar esta nueva dependencia entre paciente y médico-proveedor, acciones que a menudo tienden a enviar a los pacientes adictos hacia el mercado negro de narcóticos: heroína. Excepto que, a diferencia de las drogas que pasan por la ventanilla de la farmacia, las drogas del mercado negro no ofrecen ningún tipo de garantía de pureza o seguridad. Las personas consiguen 'cualquier cosa'.

De acuerdo a un nuevo ensayo publicado en Annals of Emergency Medicine, el 'cualquier cosa' consiste en una forma altamente peligrosa considerada como un sustituto de heroína. El ensayo advierte que los doctores de las salas de emergencia pueden esperar ver "un aumento en lo que a primera vista pareciera ser sobredosis de heroína," pero que en realidad son sobredosis relacionadas al quasilegal opiáceo acetil fentanilo. El peligro añadido radica en el hecho de que el acetil fentanilo pega de 5 a 15 veces más fuerte que la heroína (a veces llegando hasta 40 veces según otra fuente); esto significa que lo que pareciera ser una dosis standard de heroína es de hecho el equivalente a 10 dosis de heroína.

Lo que lo hace aun peor es que la víctima de la sobredosis (o los que le rodean) no tienen idea de que se trata de algo diferente a la heroína. Así, los doctores de la sala de emergencia muchas veces administran el antídoto para la heroína llamada naloxona—algo así como una súper droga que posee la capacidad de cortar una sobredosis en tan sólo segundos, trayendo gente a la conciencia apenas llegan a la sala. Sin embargo, esa dosis de naloxona no tiene el mismo efecto en el acetil fentalino, requiriendo de una dosis mucho más alta para poder funcionar.

'Las redes de distribución informadas y lo suficientemente astutas probablemente sacarán provecho a este vacío legal'

"Los médicos pueden confundir inicialmente una sobredosis de heroína mezclada con acetil fentanilo con una exclusivamente de heroína", señala el artículo, "esto complica aún más el problema porque el acetil fentalino no sería investigado específicamente como el culpable, sobre todo si el caso ya fue atribuido a la heroína." Sólo podrían saber después de tratar la sobredosis con una dosis de naloxona y fallar, y sólo después podrán reconocer el caso tener y aplicar una megadosis. Esa brecha de tiempo podría ser letal.

Aunque el acetil fentalino nunca ha tenido un propósito legítimo, su descubrimiento viene con el desarrollo de su aún más fuerte análogo fentalin, el cual es utilizado como analgésico y para el tratamiento de 'extremo dolor' en algunos pacientes de cáncer. Hasta ahora el acetil fentalino ha sido considerado más como una droga de diseño que una substitución de droga callejera, pero los reportes de su uso (y sus consecuencias) estas aumentando en los EE.UU. Hasta ahora se mostrado como un substituto de heroína en lugares como Pennsylvania, Rhode Island, y, más recientemente, en varios estados al sur de EE.UU.

En la actualidad, siendo un análogo de fentalin, la droga posee una cláusula de "consumo-no-apto-para-humanos", un área particularmente gris que impide que la droga tenga las mismas restricciones y control que la heroína. "Las redes de distribución bien informadas y lo suficientemente astutas probablemente sacarán provecho a este vacío legal" dice el ensayo. "Tendrán menores repercusiones legales al reemplazar o mezclar el acetil fentalino con otras drogas más reguladas."

"A pesar de que el acetil fentalino es sin duda considerado ilícito cuando se envasa para la venta callejera individual, hay menos riesgos en su transporte y almacenamiento en comparación con la heroína", continúa. "Los concesionarios pueden eventualmente mezclar heroína y acetil fentanilo antes de vender el producto y engañar a sus usuarios (como se sugiere en la mayoría de los informes de mortalidad donde se indica la presencia de la heroína), el uso de este producto más fuerte reduce la cantidad de heroína necesaria para mantener el nivel actual de distribución".

Por último, el documento señala que considerar acetil fentanilo como una sustancia controlada probablemente no sea la respuesta. El potencial de los análogos de drogas quasilegales es tan ilimitado como la química en sí. Según los autores del estudio actual, la solución es eliminar la laguna jurídica por completo. "Aunque puede haber desafíos logísticos y reglamentarios", escriben, "la eliminación de la exención para los productos análogos marcados como 'no-aptos-para-el-consumo-humano' pareciera ser la solución más eficaz al problema".