Identidad

Por qué gotea lefa de tu vagina después de follar con un tío

¿Hay algo que va mal si tu viaje hasta el baño parece una prueba de Humor Amarillo?
6.5.16
Illustration by Brandon Bird

El cuerpo humano, como un oleoducto, es una serie de tubos que transportan todo tipo de líquidos: sangre, sudor, lágrimas, semen, líquido cefalorraquídeo y pipí. Se supone que todos estos líquidos deben fluir sin parar y quizá sea este el motivo por el que los oyentes de un programa de radio fliparon de forma colectiva cuando un hombre pidió consejo acerca de cómo mantener su semen dentro de la vagina de su esposa.

Publicidad

Todo empezó cuando un hombre llamó al programa americano Savage Lovecast, presentado por Dan Savage, porque su mujer y él estaban horrorizados por el modo en que su semen goteaba desde la vagina de su esposa mientras caminaba hacia el baño después de tener sexo. "No estoy seguro de cuál es el origen del problema", indicó el hombre. "¿Será que los músculos de su suelo pélvico son demasiado débiles y necesita ponerlos a tono, o es algo con lo que deben lidiar todas las mujeres y yo simplemente no me acuerdo de cuando me pasaba antes de casarme porque o estaba borracho, o estaba demasiado absorto en mí mismo?".

Te puede interesar: Así es tener alergia al semen

Dejando a un lado por el momento la cuestión de si este hombre sigue absorto en sí mismo, vamos a buscar una explicación. ¿Hasta qué punto es común que el semen se escurra de la vagina inmediatamente después de follar?

"El fluido sale del canal vaginal de forma natural y no hay absolutamente nada malo en ello", afirma la experta y terapeuta de pareja Vanessa Martin. "El canal vaginal es bastante pequeño, pero no deja de ser un orificio, así que los fluidos se escurren fuera de ella independientemente de la buena o mala forma en que estén los músculos de tu suelo pélvico".

"El sexo heterosexual es muy desagradable", indicó Savage en su respuesta inicial, "no tenemos este problema con los culos". Bueno, vale, eso es porque los culos están diseñados para mantener las cosas dentro. Son la última barrera entre una larga y tortuosa carretera digestiva y el mundo exterior, y el ano se mantiene cerrado en banda hasta que lo forzamos a relajarse. Pero la vagina está diseñada para cosas como el sexo y el nacimiento e incluso para transportar marihuana. Se supone que las cosas deben poder moverse libremente hacia adentro y hacia afuera. Y hacia adentro y hacia afuera otra vez. La vagina es como los canales de Venecia, los gondoleros deberían poder surcarlos cómodamente, pero el ano es más como la majestuosa Presa Hoover.

La naturaleza es bella. Foto vía el usuario de Flickr Mark Doliner

Solo porque puedas meter una polla en dos cosas diferentes no significa que vayan a recibir el semen de la misma forma. Pero, ¿por qué este hecho no es de dominio público? Probablemente la culpa sea de la pornografía. El porno mantiene una extraña relación con las corridas. Durante muchos años, la mayoría de corridas se producían sobre alguien y no dentro de alguien, seguramente porque era la única forma de "demostrar" visualmente que se había alcanzado el clímax, pero en el mundo post-SIDA, correrse dentro de alguien adquirió un nuevo cariz transgresor. Las corridas internas se convirtieron en un clásico del porno, conocidas como "creampie" porque la lefa se escurre fuera haciendo que el coño parezca un pastel relleno de crema y nada pone más cachondo a un hombre que la bollería industrial rellena, ¿verdad, amiguitos?

Una llega a preguntarse dónde pensaba ese hombre que iba a parar su semen. ¿Quizá quiere que su mujer lo guarde dentro de su vagina para siempre, como su propio banco de semen particular, o simplemente no quiere tener que pensar en su lefa? Tal y como lo expresó un oyente, "¡Tío, que es lo que tú has eyaculado! ¿Por qué la culpas a ella y buscas un motivo por el que su vagina tiene alguna imperfección para poder decir que es asquerosa? ¡Pero si ha salido de ti! ¿Cuál es tu problema, colega?".

Es muy posible que este hombre tenga un problema, tanto espiritual como físico. El semen se va a escurrir, de eso podemos estar seguros, sin embargo, la velocidad a la que lo hace es consecuencia de la interacción entre la vagina y el semen. La viscosidad del semen varía: cuanto más acuosa es la lefa, más rápido se escurre fuera. La lefa rollo agua de coco puede ser síntoma de una próstata hiperactiva, así que quizá este tipo debería ir a ver un médico.

La organización Go Ask Alice de la Universidad de Columbia recomienda que te pongas un salva-slip si estás harta de ir hasta el baño sintiéndote como en medio de una prueba de 'Humor Amarillo', o simplemente relajarte y aceptar el cuerpo humano como lo que es: un desastre. El sexo es siempre sucio si se hace bien, así que si consigues aceptarlo todo irá bien.