Noisey

Tenemos que hablar de la industria

¿Cómo dará el trap el salto al mainstream si todos los canales mediáticos te parecen una porquería?
19.1.17

Una serie de catastróficas desdichas y fuegos cruzados en redes sociales me obligan a hablar de los temitas #hot del panorama :_). Como antecedentes a barajar en los términos de las siguientes hipótesis: a saber, que ahora mismo tengo la suerte de currar en entornos más o menos apegados a la actualidad audiovisual y que la burbuja del trap anda trambolikeando, intentando explotar o morir en el intento. Lo más divertido y tétrico de pertenecer como generación, y repito en mayúsculas, ¡¡COMO GENERACIÓN!! al colapso de todas las burbujas, ya sean inmobiliarias, educativas, heteropatriarcales, estéticas o musicales es, siendo honestamente objetivos, que a la gran mayoría le importa una mierda el valor cualitativo y esencial de los dones defendidos por la burbuja, es decir, que vivimos aferrados al carrusel de ascenso y desplome de todo fenómeno y nuestro goce tan sólo anda contenido en el paseillo.

Publicidad

Porque, como algunos vamos intuyendo, el trap ya es el nuevo vaporawave y sus máximos representantes murmuran por lo bajini que sube muerto a los escenarios, que sólo queda monetizar y aprovecharse de las visitas en YouTube. Y eso sí, son un cojón de visitas amigos. Todavía puede y debe cabalgar un par de años a lomos del mainstream, todavía necesita festivales y programas de radio en los que presentadores viejos con barba no vayan de colegueo irónico intentando aproximarse cínicamente a algo que no pueden bailar.

Otro señor hablando de trap
El facebook de Steve Lean

WELCOME TO THE TRUTH. Aquí vengo a entregarme a los lobos hambrientos, os interpelo como lectores críticos y maduros que sois. A los propios artistas les importa una mierda el trap, a nosotros los medios nos importa una mierda el trap, porque lo que consumimos son fenómenos culturales en plena aceleración, música en última instancia. Pero claro, de algo hay que comer, y de nuevo, con mi corazoncito en la mano os diré que el trap es algo bastante menos ridículo, depresivo y desarraigado culturalmente de lo que fue el indie en los noventa. El trap nos divierte en masa y solo por sus cifras de seguidores merece una defensa, unos bailes y ,en último término, una industria. Por dios, si hasta los gilipollas de los cigarrillos electrónicos se forraron ¿cómo no se van a forrar los chavales?. Please virgencita Chanel aunque sólo sea por cinco años.

el facebook de Dellafuente

¿Cómo hacerlo? ¿Cómo dar el salto al mainstream si todos los canales mediáticos te parecen una mierda? A comienzos de año, comentaba con Dellafuente en twitter, en una conversación borrada por el propio Dellafuente (que manía tiene la peña de borrar los tuits, como si yo fuera puto Snowden o sus 140 caracteres fueran a tambalear el banco Central Europeo :___) )  que el abordaje y lloros a la industria en su estado de Facebook no me parecía una buena estrategia. Parte da la industria ya anda rendida al trap, ahí tenemos la última portada de el cultural de El  País con C Tangana o los artículos constantes sobre la escena en este medio. La industria, ese ente impersonal que parece citar Dellafuente como si hablara de "el capital" o "el mercado" son cuatro medios y doscientas personas en España. La industria goza de tan mala salud y poca imaginación que quizá vaya siendo momento de fomentar nuevas asociaciones entre la gente que ha apoyado la escena desde el principio y la propia escena. Puede que al mainstream, y hablo por experiencia, sea más fácil llegar creando una esfera de resistencia y apoyándose en las frioleras cifras del trap que hablan por sí solas. Y esto es algo que sólo ha podido entrever La Vendición Records creando un colectivo independiente y prometedor.

Así mismo, pongamos por ejemplo los festivales, por más aires de modernidad que se den y abonos a precios prohibitivos no van a conseguir escapar a las cuestiones de clasismo y herencias culturales de superioridad anglosajonas que tiznan su tradicional cartel y chocan de lleno con esta nueva realidad cultural que es el trap. Mientras grupos como Love of Lesbian están sonando en los 40 principales cercanos a las 800.000 visitas e irán a festivales con un caché con muchos ceros, ningún festival español va a pagar más de una sexta u octava parte a artistas con 7, 5 o 2 millones de visitas como C Tangana o PXXR GVNG. Un par de semanas y algún tirón de orejas mediante (para que digan que los medios no ayudamos + aquí la crónica de Alicia Álvarez en esta misma línea) tras su concierto Sold Out en Barcelona, Dellafuente parece haber tomado conciencia de esta realidad ("os quedan dos telediarios para sumaros, nosotros ya estamos dentro", decía hace unos días en su Facebook). Otros como Rels B ya estaban espabilados desde el principio, denunciando además los abusos a los trabajadores y "colaboradores" y las malas prácticas que se llevan a cabo en todos estos festivales. One Path cerraba el año dando en el clavo, exponiendo que no estamos para repartirnos el pastel, sino para cocinar nuestro propio pastel y repartirlo entre los que queramos. Si el año 2016 ha pasado en la listomanía musical española como el año de  explosión del trap, esperemos que en 2017 surjan iniciativas paralelas a las generalista, nuevos circuitos y el oxígeno necesario en los eventos españoles como para no dejar en mero  pie de página todo el trabajo de la escena.

el facebook de One Path
el twitter de Rels B

Como medida a corto plazo se me ocurre que todos aquellos productores y cantantes (o fans, escribid a vuestros artistas favoritos) que hayáis sacado un EP, un largo o un maravilloso vídeo este año os presentéis a algo tan apolillado y endogámico como son los Premios de la Música Independiente, los cuales me acaban de mandar un mail diciendo que abren plazo hasta el 31 de Enero para presentar candidaturas. El año pasado, ya nos ganamos nuestra ración de insultos por meternos con la industria y este especial evento :___ pero quien sabe, este año quizá suene la flauta o por lo menos estaría bien ver a alguien distinto de los de siempre subir al escenario a reivindicar otra escena posible.

Foto de portada de Jmzerr. El resto de fotos son capturas de pantalla de la autora del artículo.

HJ Darger es mamá de Visual 404. Puedes seguirla en Twitter.