FYI.

This story is over 5 years old.

La guía de THUMP para realizar una fiesta ilegal de bodega

En cada ciudad principal, las escenas de fiestas DIY están bajo constante amenaza de ser clausuradas.

En cada ciudad principal, las escenas de fiestas DIY están bajo constante amenaza de ser clausuradas. Ya sean las autoridades que quieren prohibir escandalosos eventos fuera de regulación, los vecinos que no soportan el ruido o establecimientos oficiales de la vida nocturna que no soportan la competencia, existen muchos poderosos enemigos. En un esfuerzo por soplarle algo de vida a los mugrientos (y a menudo no autorizados) lugares alrededor del mundo, contactamos a un par de veteranos de fiestas de bodega que cuentan con años de experiencia de realizar épicas fiestas en hangares industriales en Brooklyn, espaciosos lofts en San Francisco, y almacenes abandonados en LA. Aunque nuestras fuentes prefirieron el anonimato, nos proveyeron de muchos tips y trucos del oficio, y el resultado es esta práctica guía de THUMP de cómo realizar tu propia fiesta legendaria en el venue que tengas a la mano.

Publicidad

1. Desarrolla tu marca.

Rave de doble denim. Foto cortesía de Mark Durban.

Antes de escoger una fecha y repartir flyers, necesitarás pensar en un nombre para tu fiesta y/o el "venue" en el que se realizará. Ayuda el tener un ángulo en mente cuando estás desarrollando tu serie de eventos, piensa en qué podría hacer de tus eventos algo único. Por ejemplo, las legendarias fiestas de bodega de Richie Hawtin, son notorias por su estética oscura y minimalista. También ayuda el pensar en temáticas específicas para cada fiesta individual que ayude a convocar a los nerds no-musicales, luego ten una lluvia de ideas de disfraces u ocasiones especiales como días feriados poco conocidas. Puede aligerar un poco la vibra si atraes a gente más interesada en pasársela bien que en escuchar house y techno chingón. Si estás tocando música realmente buena, tanto los clavados como la gente normal se quedarán.

2. Barra Libre.

En lugar de cobrar los tragos, los expertos dicen que le conviene a la vibra de tu fiesta si cobras un cover normal y permites que tus invitados tomen de manera gratuita. No desperdicies tu dinero en jugos o bebidas energéticas caras, porque terminarás con un excedente al final de la noche y una pérdida financiera para ti y tu equipo. Mejor apégate a los básicos y compra bastante whiskey, vodka, cerveza y algunos refrescos o mixers. Una barra libre hará que la gente invite a sus amigos, especialmente si el cover es accesible—los veteranos sugieren una tarifa entre $100 y $200 pesos.

Publicidad

3. …o, BYOB.

(Trae Tu Propio Chupe) Esta es una manera aún más simple de manejar tu bar. Además, si las autoridades interrumpen la fiesta, no serás responsable por operar sin una licencia para vender alcohol. Sin embargo, lo malo es que mata un poco la vibra. La mayoría de la gente no traerá suficiente chupe como para ponerse hasta la madre por lo que querrán irse de tu fiesta para encontrar más. Asegúrate de que haya una tienda de 24 hrs. a una distancia caminable (con un cajero sobornable que te venda alcohol después de horas).

4. Construye un misterio. 

Menos es más. Aunque parece que flyers de papel no funcionarán en la era de la página de eventos de Facebook, los maestros nos aseguran que los medios de comunicación análogos siguen siendo altamente eficaces. No imprimas todos los detalles del evento en tu flyer, no vaya a ser que caiga en las manos equivocadas—apégate a los esenciales: el nombre de la fiesta, una referencia a la temática de la noche, la fecha y quizá el logo de tu club DIY. Mientras que eventos oficiales incluyen tanta información como sea posible, construir un misterio alrededor de tu velada underground te distingue de los demás. No compartas la locación exacta hasta el día del evento y haz que tus invitados te contacten (vía e-mail, DM por Twitter, mensaje de voz en un teléfono destinado a eso) para conseguirla.

5. Sólo RSVPs.

La pieza clave de consejo por parte de nuestra fuente es la siguiente: la exclusividad es la clave del éxito. Un vistazo a la historia de cultura club desde el Studio 54 hasta Hacienda y Berghain valida su perspectiva. Celebradas instituciones de vida nocturna se volvieron sumamente codiciadas debido a sus estrictas políticas de acceso, que hacía que los asistentes se sintieran especiales. Por supuesto, la fiesta de bodega DIY va más por la línea de una tradición igualitaria de venga uno, vengan todos, pero requerir que los invitados confirmen su asistencia tiene sus beneficios. No sólo te proporcionará una buena idea de cuánta gente esperar, sino que les puedes decir a los tarados que lleguen al último momento que hoy no es su noche (o cobrarles más la entrada). Lo más importante, puedes furtivamente construir una lista decente de VIPs a quienes contarles sobre tu próximo gran evento.

Publicidad

6. Merodeo prohibido.

La gente merodeando enfrente de tu edificio sin licencia puede atraer a las autoridades e incitar quejas de los vecinos por el ruido. Consecuentemente, quizá quieras considerar instituir una estricta política de no-reingreso. Si tienes acceso a un balcón o una azotea, está genial, porque te provee de un lugar para que los fiesteros tomen aire fresco o fumen sin dejarlos vulnerables a la policía, quienes podrían intentar citar o arrestar gente en cuanto abandonen tu fiesta ilegal.

7. Págale a tu personal.

Puede que necesites personal que atienda el asunto de la puerta, la barra o hasta para echarle un ojo a tu sistema de sonido—y es mejor no depender de trabajo pro bono de amigos. Si no le vas a pagar a tu personal, es mucho más probable que se metan un ácido y se vayan a cotorrear por ahí, abandonando la puerta (y tal vez la caja de dinero). No es glamoroso, pero puede que necesites algunas valientes personas que te ayuden a limpiar, tanto durante la fiesta como después. Las jarras de propinas pueden ayudar a recaudar más ingresos para el personal de la barra, pero sé un buen amigo al también pagarles al menos una cuota fija al final de la noche. Si la policía llega a hacer acto de aparición, estarás feliz de haber tenido alguien afuera para distraerlos y alguien adentro para bajarle al volumen. En la mayoría de los casos, la policía no tendrá la autoridad necesaria para inspeccionar tu venue sin una causa probable o una orden judicial—y aunque SÍ podrían despertar a un juez en medio de la noche para conseguir una, no lo van a hacer.

Publicidad

8. Mantén LIMPIOS los baños.

De nuevo, necesitarás empleados—porque alguien tendrá que limpiar los baños y no lo van a hacer de a gratis. Es buena idea cerrar los baños un par de veces durante la noche para limpiar la suciedad que se haya acumulado y destapar cualquier obstrucción antes de que empeore. No querrás esperar hasta el final de la noche para limpiar el desmadre ya cuando todos los retretes están inundados de vómito, meados, papel de baño e inmencionables,  por lo que es aconsejable hacer rondas de limpieza cada par de horas.

9. Arma un infalible equipo de DJs.

Ya que tu fiesta DIY de bodega probablemente no tenga presupuesto para contratar DJs de renombre de inmediato, necesitarás crear un grupo sólido de residentes. Idealmente, serán amigos tuyos que se involucren íntimamente tanto en realizar como promocionar el evento. Aunque no serán la atracción principal, tus residentes ayudarán a que todo aspecto de la fiesta esté chido, no sólo la música. Algunos promotores recomiendan mantener el equipo pequeño—quizá dos o tres DJs—porque una frecuente rotación de DJs puede animar a la gente a irse, mientras que el contar con sets largos le añaden una dimensión maratónica al evento, reafirmando su credibilidad y reteniendo al público.

10. La clave es la falta de frecuencia.

El rumor sobre una chida fiesta underground se esparcirá rápidamente, pero se quemará rápido si ocurre demasiado seguido. Aún la gente involucrada en realizar la fiesta se cansará si se empieza a sentir como un trabajo. Es necesario tomar el tiempo para relajarse después de un gran evento, más tiempo para pensar en un concepto genuinamente chingón para el próximo, y un mes completo para su promoción. La falta de frecuencia también convierte a tu fiesta en algo especial. Tu evento existe para romper la monotonía de todos los aburridos eventos oficiales de clubes que suceden cada fin de semana. Asegúrate de no convertirte en uno de ellos.