FYI.

This story is over 5 years old.

Uniendo al Dubstep y el Footwork con Addison Groove

Ya no es Headhunter el del dubstep, Anthony Williams lleva al footwork hacia la gloria.
30.1.15
Este artículo apareció originalmente en THUMP US

Cuando se trata de Addison Groove, el juego se trata de crear puentes y separar las fronteras. Conocido por su habilidad para mezclar géneros de forma impecable tanto en el estudio como detrás de las tornamesas, Addison Groove, o Anthony Williams, está en una búsqueda constante de sonidos frescos e innovadores.

"En uno de mis DJ sets, puedes encontrar muchos estilos distintos de baile, pero todos en conjunto tienen sentido en mi opinión. Todos se alinean mutuamente en algún punto" explica Williams. "Intento hacer eso cuando toco. Trato de abrir las mentes hacia todos los estilos musicales que existen".

Publicidad

Sus primeros días fueron como productor de Dubstep bajo el alias de Headhunter, pero Williams eventualmente se encontró a sí mismo aburriéndose del género y comenzó la búsqueda por su siguiente enfoque musical. Para 2009, Williams había descubierto el footwork y comenzó a probarlo con su audiencia en Reino Unido. "En realidad impulsé esa música", dijo Williams. "Toqué en Fabric en 2009 y comencé con Footwork. Toqué luego de dBridge y luego de 10 minutos toqué un enorme track de Rashad y la gente me pidió un rewind. Fue la primera vez que había visto juke y rewinds en un club".

Con su nuevo descubrimiento, Williams estaba determinado en continuar esparciendo el sonido de Chicago a través de la escena club de Reino Unido .Para 2010, él ya había publicado "Footcrab", un monumental himno del bass que le permitió conectar el tempo mediano del dubstep con los rápidos ritmos del footwork. Esta nueva dirección musical necesitaba un nuevo alias, y de esa manera nació Addison Groove. "Tenía una canción para impulsar el nombre nuevo", dijo Williams. "Habiéndose liberado del dubstep hacia un mundo completamente nuevo, fue algo muy bueno, porque fue una locura. Comencé a buscar música vieja de nuevo, como electro viejo, hip-hop viejo. Sabía que podía tocar lo que fuera porque la audiencia había cambiado".

La conexión de Williams con los líderes del footwork de Chicago, el crew de Teklife, fortaleció sus producciones y lo involucraron más con el género. Con la muerte de DJ Rashad en abril de 2014, Williams no sólo sintió la muerte de uno de los pioneros del footwork, sintió la pérdida de un amigo. Fue una hora antes de salir a tocar un show cuando Williams recibió una llamada telefónica. Una que sacudiría el mundo de la música electrónica y el suyo. "Estaba tocando back to back con mi amigo DJ Die. Entro al club y veo a Die, y le dije, 'Sólo quiero decirte que me acaban de decir que Rashad murió'. Esto fue antes de que saliera en Twitter", recuerda Williams. "Y luego después de una hora de mezclar, comenzó a publicarse. Todos estaban hablando acerca de la muerte de Rashad".

Con la ausencia de uno de los miembros fundadores de Teklife, Williams vio el ascenso del footwork hacia un nuevo nivel por completo. El resto del mundo de la música electrónica estaba comenzando a darse cuenta de la evolución del género. "Miras la escena ahora, miras el footwork y ahora es un género, y ver a alguien como Spinn. ¡Spinn ahora toca para Prince! Spinn tocó en Low End Theory y Prince fue a escucharlo. Qué chingados", exclama Williams. "No estoy diciendo que Prince sea fan del footwork, pero eso es un reflejo de lo lejos que ha llegado Spinn".

Aunque el footwork sigue siendo un género underground, nadie puede negar que DJ Rashad dejó su marca como líder de un nuevo movimiento en la música electrónica. "Siempre iba a hacer música sorprendente y siempre lo hizo", dijo Williams. "No quiero que su muerte parezca algo positivo, pero todo lo que puedo decir es que lo que ocurrió luego de la muerte de Rashad ha sido una magnificación del género - cien veces más de lo que era antes".

Publicidad

Al igual que Rashad, Williams ha dejado su propia huella, al poner a prueba los parámetros musicales y vincular géneros. Con su implacable enfoque en encontrar nuevos sonidos y llevarlos al público, Williams ha jugado su propio papel importante al ayudar a elevar los sonidos del underground.

Luego de varios años pasando por diversos géneros y estilos musicales, Williams incluso ha regresado al dubstep al tocar con su pseudónimo actual. Nunca ha dejado por completo el nombre de Headhunter, y mantuvo su alias dubstep escondido, esperando por el momento indicado para liberar a la bestia del bass con la que había comenzado. "Lo curioso, es que algunas de las cosas que estoy tocando ahora en los sets de Addison Groove tienen mucho de ese dubstep viejo", dijo Williams. "Pero lo que publico como Headhunter es muy dubstep. Sabes lo que vas a recibir. Si compras un Ferrari, vas a recibir un Ferrari".

Le pregunté qué es lo que compras si compras Addison Groove. Su respuesta es: "¡La parte frontal de un Porsche y la parte trasera de un caballo!"

Actualmente, Williams continúa dirigiéndose hacia la experimentación con diversos BPMs, mientras mantiene la mirada fija en el footwork. "No estoy cansado del footwork, porque aún encuentro cosas en mi disco que nunca había escuchado. Sigo descubriendo cosas que envié hace muchos años", dijo. "La cosa es, podría tocar un set de footwork de hace tres años y sonaría a algo que aún no se ha hecho. Tengo tanto footwork que me pasó Rashad. Puedo escuchar un set que se escucha como si fuera del futuro, aunque probablemente haya sido hecho hace tres años. Eso es lo lejos que he llegado. Eso es lo mucho que han trabajado".

Addison Groove is on Facebook // Twitter // Soundcloud