Highlights

Se hizo lo que se pudo: el resumen de la jornada 1 de la LigaMx

Inició el torneo Apertura 2016 del futbol mexicano y también esta mirada a los acontecimientos de la jornada
18.7.16

Qué ganas de empezar en la jornada siete

La convención es que nada comienza de cero. In media res, le dicen. Todo lo que empieza lo hace por la mitad y el torneo Apertura 2016 pareciera contradecir la norma universal. En la primera tanda de partidos de este nuevo semestre de futbol local nos empachamos de amagues y errores. Hubo, siempre hay, momentos, momentitos: una gambeta, un tiro desviado, dos series de pases. Pero luego, regresábamos a la multitud de ratos sosos. Los equipos acusaron recibo de las vacaciones, el bufete todo incluido y la inclemencia de la técnica individual no frecuentada. Descontando un partido —el duelo familiar entre el Pachuca y el León—, no hubo más de dos goles por encuentro. Qué ganas de empezar en la jornada seis.

Pero es injusto el juicio atronador: venimos de un verano empachados de pases de primera intención y recepciones dirigidas en la Eurocopa. No podemos exigir lo que no es nuestro; ni escatimarle mérito a lo que sí se tiene. Igual, qué ganas de empezar en la jornada nueve. Pero la implacable aritmética, y la obviedad, exige que empecemos por la primera. Según las cifras, para los cubeteros, franeleros y vendedores de garbanza fue una jornada de lujo.

¡¡¡Gracias Afición!!! Tuvimos la mejor asistencia para una Jornada de apertura de la — LIGA Bancomer MX (@LIGABancomerMX)18 de julio de 2016

No todo fue tremenda somnolencia, hay que decirlo. El Pachuca - León ya mencionado prometía ser un partido parejo y terminó en goliza entretenida. El vértigo del Pachuca es admirable, aunque, claro, no se olvide la advertencia que traen implícitos los juegos: esta jornada es apenas la primera. Aunque perdieron, el gol del Chapo Montes fue realmente bueno.

¡Golazo de Luis Montes! — Claro Sports (@ClaroSports)17 de julio de 2016

Más fieles al estilo, el Cruz Azul – Necaxa (0-0), el Tigres – Santos (0-0), el Atlas – Toluca (0-0) o incluso el Monterrey – Puebla (1-1), empates todos con más bostezos que tiros al arco. Y de locales ganaron el Águila, el Xolo, el Gallo y el Puma. Lo decía el poeta: habrá tiempo, habrá tiempo. Tiempo para inflar las expectativas y especular.

Entre las innovaciones esta temporada está la promoción del talento nacional mediante esquemas tan sospechosos como las tandas piramidales. Bautizaron como "10-8"a la regla que entra en vigor en este ciclo: mandata que los planteles tengan registrados a ocho mexicanos de nacionalidad al momento de su primer registro con la FMF. Los otros diez son sitios para extranjeros o locales. Dos equipos, Querétaro y Tijuana, aprovecharon para promover el talento nacional y alinearon 10 fuereños. Lo nuestro es el empate somnoliento y la promesa de que "todo puede pasar" en las dieciséis jornadas que restan. Empezó ya el torneo mexicano, esa es la buena. La mala es que faltan varias fechas para entrar en ritmo.

La frase

"El joven árbitro va a ser bueno, pero está muy verde y mandarlo a un partido tan importante como este, yo creo que es una falta de respeto"
Enrique Meza, a propósito del papel de Ángel Monroy, árbitro del Tijuana – Morelia.

Para que no te falte tema de conversación

Demba Be sufrió una de esas tremendas fracturas en la superliga china.

Ronaldinho y compañía están jugando futsal en la India.

Diego Costa anda a disgusto: quiere salir del Chelsea y volver a España.

Al argentino Higuaín no le falta chamba: la Juventus ofrece una lana seria.

México es campeón varonil y femenil en la Homless World Cup.