FYI.

This story is over 5 years old.

Vice Blog

CUARTO CON VISTA A MI ROOMIE TENIENDO SEXO

14.12.09

Si tuviera que describir a mi compañera de casa en una sola palabra, probablemente lo hiciera con "puta." Lo mas seguro es que ella esté totalmente de acuerdo. El cuarto que accedí rentarle era anunciado como "amueblado," "iluminado," y por "$3,500 al mes." En ninguna parte de esa lista recuerdo palabras como "cogedero," "burdel," o "set ocasional de porno o masajes." Me gustaría presentarles a Jessica, quien hace cosas genitales a cambio de dinero sin dejar su (nuestro) humilde hogar en Montreal.

Ahora, no quiero sonar como si tuviera un problema con que mi cuarto se convierta en un set de porno o en una sala de masajes. Solo que mi mudanza se retrasó por varias horas mientras Jessica, su amante Amy, y la ex de nuestra otra compañera de cuarto filmaban una escena bisexual dominatrix que involucraba un dildo anal con colita de caballo sobre lo que sería mi cama.

Publicidad

La realidad sosa de vivir en un desván de inquietud se hace presente ante ellos mismos casi de manera inmediata. Por lo general, las 4 de la mañana me sorprenden dando vueltas en la cama, tratándo de esconderme de un jazz-blanco-acido-candente y el sexo de lesbianas con vibrador más ruidoso que te puedas imaginar. Los próximos días pasan con mi cita sintiendo la mano extraña de una casi desnuda desconocida sobre su concha, una petición para que escupa gárgaras de pasta de dientes sobre la boca de alguien, duelos alimentados por vino con consoladores dobles de 12 pulgadas, y una interminable orgía de 5 anillos interrumpida solamente por mis súplicas de prudencia para la visita de mi padre.

Entonces, así es como sucedió:

Vice: ¿Sabes qué viene mi papa de visita por unos días?

Jessica: No te preocupes. Puedo ser totalmente amigable.

Después, dentro del mismo respiro:

De hecho la mama de Amy estuvo anoche en la ciudad. Fue super divertido. Tuve mi primer trío con Amy y su esposo.

Espera, ¿con la mama ahí?

Sí, pero ella estaba dormida en el cuarto de a lado… ¡Dios, soy tan pobre! En verdad necesito dar unos masajes para poder ir al supermercado.

Eso es cierto, ¿Cuándo fue la última vez qué diste un masaje?

Hoy estuve en la casa de un caballero porque me estaba volviendo un poco loca por hacer un par de cientos de dólares de manera rápida.

¿Cómo era el?

No estaba tan bueno. Era un caballero grande, en sus 40s, un poco canusco. Pero era distinguido… como un caballero. Prefiero eso a un obeso sudoroso. Aunque éste era un poco redondito.

Publicidad

¿Tus clientes usualmente la tienen grande?

Algunos, pero generalmente son más pequeños que el promedio. Nuevamente, yo solo hago masajes a hombres blancos. Algo de lo que me he dado cuenta es que los hombres gordos tienen penes increíblemente pequeños.

¿Qué haras con tus ganancias de hoy?

Ire al consulado a primera hora mañana porque quiero visitar a un amigo en los Estados Unidos. No me hubiera costado tanto si no hubiera dejado pasar tanto tiempo. La prostitución pagó por arreglar a mi gato también.

Sabes, la primera noche que estuve aquí los esuche hablando por Skype.

Esa ha sido una de mis verdaderas experiencias de sexo telefónico. Trabajé como operadora telefónica durante algún tiempo, mientras vivía con mi mama. Una gran cantidad de llamadas eran de Texas, y todos eran como, "Dime que tan grande es tu pito." Por alguna razón siempre querían que fuera una chica con pito, así que basicamente les describía las curvas de mi cuerpo y después mi paquete de siete-pulgadas y como me la estaba jalando.

¿Eso es todo? ¿Nunca te fuiste por uno de ocho o nueve pulgadas?

Pensé que siete eran bastante respetables.

Mira, la mayoría de la gente piensa que soy una gran pervertida, pero es necesario que los archivos muestren que soy la persona sensible de esta casa. Me refiero a que, trabajo, estoy en nómina, y voy a la escuela. ¡Soy un pinche pilar regular de la comunidad! El hecho de que esté parada aquí limpiando un consoloador doble, no tiene nada que ver con lo otro. ¡Al menos lo estoy limpiando!