Comida

Una cuarta parte de todo el pescado que se vende contiene basura humana

Un primer paso para entender que los deshechos marinos también nos afectan.
06 Octubre 2015, 3:00am
Foto vía usuario de Flickr: Ann Wuyts

Este artículo fue publicado originalmente en Munchies, nuestra plataforma sobre comida

No es fácil ser un pez. Entre los cambios accidentales de sexo, los gusanos, y los millones de kilos de vida marina desechada debido a la pesca indiscriminada, los peces se enfrentan a todo tipo de obstáculos, tanto naturales como artificiales.

Si eso no fuera suficiente, también tienen que lidiar con toneladas de basura flotando en los océanos que acaban en sus estómagos. Estos peces, son los mismos que a su vez acaban en nuestros estómagos.

A pesar de los beneficios tan pregonados del pescado para la salud, los consumidores podrían obtener algo más que proteína pura en sus platos. Un nuevo estudio conjunto realizado por un equipo de investigadores de la Universidad de California Davis y de la Hasanuddin University descubrió que aproximadamente una cuarta parte del pescado y del marisco que se vende en el mercado contiene deshechos "creados por los seres humanos".

El estudio, publicado recientemente en la revista Scientific Reports de Nature y titulado "Anthropogenic debris in seafood: Plastic debris and fibers from textiles in fish and bivalves sold for human consumption", afirma ser uno de los primeros en establecer un vínculo directo entre el plástico y la comida que termina en los platos de los consumidores.

En concreto, los investigadores descubrieron que aproximadamente una cuarta parte (25 a 28 por ciento) de los 152 peces adquiridos en mercados de pescado en California e Indonesia de los que obtuvieron muestras, contenían deshechos creados por los seres humanos (plástico y fibras) en sus tripas.

"Es interesante que no haya una gran diferencia en la cantidad de residuos en los peces de cada lugar, solo en el tipo", dijo la autora principal del estudio, Chelsea Rochman, en el mismo comunicado de prensa. Debido al eficiente sistema de reciclaje del estado, se encontró muy poco plástico en el pescado de California, algo que los investigadores creen que se debe a las 200 plantas de tratamiento de aguas residuales en la costa de California dedicadas a procesar las aguas residuales. Mientras tanto, no se encontró ni una sola fibra en las especies indonesias.

Debido a una grave falta de plantas reciclaje, vertederos y a la deficiente gestión de residuos en Indonesia, se tira en el océano una enorme cantidad de plástico. A la vez se trata de un país con sobreabundancia de especies acuáticas.

"Indonesia tiene una de las mayores riquezas de vida marina y biodiversidad de la Tierra y sus regiones costeras (los manglares, los arrecifes de coral y las playas) están inundadas de deshechos", dijo la coautora Susan Williams, de La universidad de Davis, en un comunicado. "En Indonesia tienes ante ti la mejor y la peor de las situaciones".

Y una vez más, la basura parece ser la principal culpable. "Creemos que el tipo de deshechos en el pescado se debe a las diferencias en la gestión de residuos", dijo Rochman, y agregó que: "para mitigar el problema en cada lugar, hay que tener en cuenta el origen de esos deshechos locales y las diferencias en las estrategias de gestión de residuos".

Dado que todos los deshechos parecen estar concentrados en las tripas de los peces, hay pocas posibilidades de que los seres humanos los ingieran, a menos que se coman los peces enteros, como las sardinas y las anchoas. Aunque los autores también reconocen que no existe evidencia clara que sugiera que los productos químicos de los plásticos se transfieran a la carne de pescado, ven este estudio como "un primer paso en la comprensión del impacto potencial de los desechos marinos antropogénicos en la salud humana".

Publicidad