24M: Las caras de la victoria y de la derrota

FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

24M: Las caras de la victoria y de la derrota

Pasamos la noche entre la fiesta de Ahora Madrid, con Manuela Carmena como gran estrella, y la sede del PP en Génova, donde Esperanza Aguirre no estuvo especialmente acompañada.
25.5.15

Había runrún. El ambiente de las grandes ocasiones, recurriendo al tópico deportivo. De jornada histórica. Esto en la zona de la Glorieta de Atocha, entre la Cuesta de Moyano (Ahora Madrid) y la plaza del Reina Sofía (Podemos). Desde las 8 de la tarde un constante ir y venir de gente variopinta, pero con un factor en común que los unía: la ilusión. Los lateros hicieron su agosto en pleno mayo y cada vez que sonaba la música tocaba bailar. Primeras noticias, se anuncia un empate técnico en Madrid entre Manuela y Esperanza. Más ilusión, Ada Colau parece que será la alcaldesa de Barcelona. La gente se vuelve loca. Ya no cabe un alma más en aproximadamente el kilómetro que ocupa la marea humana.

Publicidad

Mientras, en la Calle Génova, aires de funeral. Ni siquiera han montado el clásico escenario en el balcón. Y muy poca gente en la calle. Esperanza sale y se proclama vencedora. No se lo creen ni los pocos curiosos que hasta allí se han acercado y, por supuesto, ni rastro de Mariano Rajoy que deja sin apoyo a la lideresa en uno de sus momentos más bajos. El duelo entre PP y Ahora Madrid cae de parte de Manuela. Curiosamente, pese a haber sacado menos votos, es la vencedora moral y, probablemente, le tocará, previo pacto, hacerse cargo de Madrid.

La exjueza sube al escenario. Un discurso es su línea: emotivo, coherente y repleto de esperanza (sin dobles sentidos). Las existencias de cerveza se han agotado en todas las tiendas de la zona y "sí, se puede" se ha convertido en la canción de esta noche de mayo. El apoyo popular y voluntario a Ahora Madrid hace que la victoria sea un poco la de todos los presentes. Y se ha producido a través de la comunicación y las redes sociales. "Esta campaña ha demostrado que en la era digital la propaganda no depende tanto del partido como del compromiso de los simpatizantes. Ahora cualquier ciudadano es una máquina de propaganda: puede influir en foros, redes sociales, WhatsApp, etc…", nos cuenta Manuel Aguilera, profesor de Comunicación y Educación del CESAG-Comillas.

Una noche histórica o, por lo menos, el comienzo de algo nuevo. Así fueron las celebraciones de PP y Ahora Madrid.

Publicidad