FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

En Castilla y León siguen prendiéndole fuego a un toro para divertirse

Al Toro del Jubilo de Medinaceli lo dejan ciego y lleno de quemaduras antes de enviarlo al matadero.
16.11.15

En la sociedad actual, divertise maltratando a animales inocentes tiene cada vez menos espacio y poco a poco se van dando pasos para que este tipo de espectáculos – por llamarlos de alguna manera – acaben de desaparecer. Los taurinos lo saben y es precisamente por ello por lo que desde hace unos años han pasado a la defensiva y son cada vez más celosos de dejar ver lo que pasa en ese tipo de festejos. Precisamente por ello el ayuntamiento de Medinaceli, en Soria, ha decidido blindar la fiesta del Toro del Júbilo de Medinaceli con fuertes medidas de seguridad para evitar que se filtrasen grabaciones que mostrasen la crueldad con la que se trata al animal durante todo el espectáculo y para evitar la intervención de activistas animalistas que les aguasen la fiesta, aunque por suerte, el PACMA consiguió grabarlo todo para revelar lo que ocurre realmente y denunciarlo.

Imagen cortesía del PACMA.

El toro del jubilo de Medinaceli es el último toro de fuego – o toro embolado – que sobrevive en Castilla y León. Los toros embolados son el espectáculo taurino en el que al toro se le colocan dos bolas de fuego sobre la cabeza del toro para divertirse. Por culpa de las llamas que le caen sobre los ojos y el cuerpo, el toro sufre graves lesiones físicas – siendo la ceguera la más grave y dolorosa de todas - y psicológicas, que además se ven agravadas por el ruido y los idiotas que corretean a su alrededor durante todo el espectáculo para después ser enviado al matadero porque ya ha dejado de ser productivo porqué nadie va a querer tener en sus fiestas a un toro ciego y con problemas.

Otra muestra más de la estupidez y la crueldad humana en nombre de supuestas tradiciones milenarias.