Publicidad
Este artículo se publicó hace más de cinco años.
Noticias

Benito Muros quiere cambiar el mundo y ha comenzado por las bombillas

Benito Muros, el empresario de Barcelona que inventó una bombilla sin limitación de ciclos de vida, ha sido víctima de chantajes y amenazas de muerte.

por Rui Marçal
24 Julio 2013, 10:19am

Foto de David Airbob

Benito Muros, el empresario de Barcelona que inventó una bombilla sin limitación de ciclos de vida, ha sido víctima de chantajes y amenazas de muerte. Hablando con Benito aprendimos que estamos frente a un empresario que quiere el bien de las personas, una especie de jefe que pone las ganancias de su empresa (OEP Electrics) en segundo plano. Además, quiere cambiar el mundo y ya tiene planes para hacerlo: está preparando una plataforma para reunir a los diferentes movimientos sociales.

VICE: Hola Benito. ¿Cómo estás?

Benito Muros: Bien. ¿Y tú?

Bien. He leído en El Economista que has recibido amenazas por lo de las bombillas. Es un poco fuerte, ¿no?

Sí. Así es la vida.

¿Puedes contarnos qué sucedió?

Decidí fabricar una bombilla que durara lo máximo que la tecnología permita y que además se pueda reparar. Una vez fabricada y comercializada vinieron los problemas. Primero fue una oferta económica por no comercializarla, después amenazas y ahora descrédito en internet, redes sociales, etc.

¿A qué te refieres exactamente con “descredito”?

Hay gente que habla mal de mí en internet. Son vendedores de bombillas tradicionales, distribuidores de las marcas habituales. Lo hacen con nombres falsos, claro.

Bueno, creo que eso es normal, ¿no? Pero dime, ¿de quién fue la oferta para no comercializarla?

No lo sé, estaba en un mensaje en el contestador automático de casa, me decía que fuese a un lugar concreto en el sur de Francia. Naturalmente lo denuncié y no fui.

Háblame de cómo tuviste la idea hacer bombillas sin obsolencia programada.

En 1999 fui de viaje a EEUU y me encontré con la famosa bombilla del parque de bomberos en Livermore, en California. Me pregunté si se podía fabricar una bombilla que durara 100 años,  descubrí el término “obsolescencia programada” - es decir, los fabricantes de todo tipo de aparatos electrónicos, fabrican sus productos para que duren poco tiempo, con el objetivo de lucrarse económicamente y para que tengamos que comprar más veces lo mismo. Decidí divulgar este tipo de prácticas, prácticas que para mí son indecentes e incluso fraudulentas, pero como nadie me hacía caso, y ni siquiera se lo creían, decidí fabricar la bombilla.

No lo hice para vender bombillas. Lo hice para llamar la atención y decirle al mundo que las cosas pueden hacerse de otra manera, sin engañar a nadie y sin destruir el planeta utilizando materias primas de forma innecesaria, sin emitir CO2 innecesariamente y sin consumir de forma constante cosas innecesarias.

Hay muchos productos (algunos no serán electrónicos) que sufren de esa misma limitación, ¿verdad? Por ejemplo la ropa, utensilios de cocina, los muebles de grandes superficies… ¿Qué opinas?

Exacto. Muchos están fabricados en países donde no se respetan ni los derechos humanos ni laborales. Por eso debemos cambiar el modelo económico.

Cambiar el modelo económico. ¿Exactamente cómo?

 Ese es mi objetivo. Mi objectivo es reunir a todos los movimientos sociales, porque si nos damos cuenta y miramos a nuestro alrededor podemos ver la realidad. Cada uno de los movimientos sociales que existen luchan solo por lo que les afecta. Pero en realidad lo que afecta a todo el mundo es el modelo basado en el crecimiento permanente, que favorece la corrupción política y la concentración de riqueza cada vez en menos manos. Los bancos, las grandes fortunas y las multinacionales ya controlan las materias primas, los precios, la deuda pública, etc.

Vayamos al grano: ¿Cómo construiste la bombilla?

Contraté a varios ingenieros que trabajaban para multinacionales practicando la obsolescencia programada. Al principio, sin decirles para qué, les hice hacer varias pruebas con diferentes materiales. Hasta que di con cada uno de los componentes resistentes, componentes que se usaban antaño cuando no se practicaba la obsolescencia programada. Bueno, esto solo es un resumen, el proceso fue bastante más complicado.

¿Cómo se crea la durabilidad de un producto?

Depende del producto. Si nos referimos a una bombilla fabricada con tecnología led, puedes hacerlo de varias formas. La técnica que utilizan las marcas más conocidas, el 99% de las marcas, es la utilización de fuentes de alimentación conmutadas. Estas sirven entre 85 y 265 voltios, funcionan a 250 megahercios (radiación pura y dura). Para las fuentes conmutadas necesitas utilizar condensadores electrolíticos, y estos se pueden determinar la vida útil con una variación de horas. Tienen un líquido, un producto químico altamente contaminante que se va secando con las horas de funcionamiento, es como si fuese un depósito que se acaba.

Para que quede claro, no estás intentado crear una nueva tecnología, sino adaptarla o quitarle los componentes que dañan la bombilla, no?

Sí algo así. Y además, mi bombilla es reparable. Es la primera bombilla del mundo patentada que es reparable. En el mundo se tiran al año siete mil millones de bombillas.

Sé que venderé muy pocas bombillas. Ningún distribuidor ni intermediario las quiere. Pero mi objetivo no es vender, sino llamar la atención sobre la necesidad de cambiar el modelo económico actual, basado en el crecimiento permanente y en el derroche, y en el comprar, tirar, comprar.

¿Te interesa la producción de otros productos?

Sí, esa es la idea. Ahora podríamos fabricar un frigorífico, una lavadora, casi cualquier aparato electrónico que dure muchos años y que sea verdaderamente reparable, y que se le puedan añadir los últimos avances. Hemos llegado a un acuerdo con el gobierno cubano para montar una fábrica en La Habana. Allí si se aprecia el que las cosas duren.

Para terminar, ¿en qué proyectos estás trabajando actualmente?

En septiembre voy a lanzar en mi página web un nuevo proyecto económico político y social, que estará basado en la sostenibilidad desde todos los ámbitos de la sociedad: la empresa, la educación, el sistema político, el modelo económico etc. Quizá soy un poco ingenuo pero me gustaría cambiar las cosas.

No quieres comenzar una carrera política, ¿no?

No, se trata de unir a todos los movimientos sociales para luchar y cambiar el modelo económico, que no esté basado en el crecimiento, ni en el capitalismo especulativo, creador de dos mil ochocientos millones de pobres en el mundo, que sobreviven con menos de 1 dólar al día. Un modelo que ha concentrado hasta en un 8% la riqueza en el mundo, y que opera a través de paraísos fiscales, endeudando a los países y a las personas utilizando los excedentes de dinero que obtienen fabricando cosas con baja durabilidad, para controlar la deuda soberana de los países y someter a la gente al control de los precios y de las materias primas, creando necesidades donde nos la hay, etc.

Mucha suerte.

Tagged:
Vice Blog
Benito Muros
OEP Electrics
obsolencia programada