FYI.

This story is over 5 years old.

Μόδα

Los Bagelheads japoneses

Más allá de tatuajes y piercings: la modificación corporal más extrema de los últimos veinte años.
Jamie Clifton
London, GB
22.6.11

Ryoichi “Keroppy” Maeda es el fotógrafo y periodista que ha documentado obsesivamente la creciente popularidad underground de la modificación corporal japonesa más extrema de los últimos veinte años. También resulta ser el responsable de traer la moda de la inyección de solución salina a Japón. Aunque todo se puede esperar del país de los sombreros dispensadores de papel higiénico, por lo que parece las modificaciones corporales siguen siendo tabú, con periodistas que arriesgan sus carreras al decidir cubrir esta moda. Tuve una charla con Ryoichi en la que intentó hacerme entender por qué a la gente le gusta inyectarse fluidos que cambian su aspecto temporalmente.

Vice: Hey, Ryoichi. ¿Cuándo te metiste en ese rollo de la modificación corporal?

Ryoichi “Keroppy” Maeda: Empecé a documentarlo en 1992, cuando trabajaba para Nyan 2 Club, una pequeña revista japonesa centrada en el lado más extremo de la modificación corporal. Después me fui a la revista Burst en 1995, la primera revista que informaba en profundidad a los lectores japoneses sobre el tatuaje, el piercing y la modificación corporal.

Publicidad

¿Qué tipo de cosas se hacía la gente en el cuerpo en aquellos tiempos?

Nada tan extremo como lo que se hacen ahora. Lo más extremo se pudo ver una vez que apareció Internet, en el 96 o 97.

¿Entonces lo normal eran esos piercings y esos tatuajes insulsos que la gente se hace hoy en todo el mundo?

Sí, pero en Japón aún era tabú. Me perforé el pezón en 1992 y escribí el primer artículo para el mercado japonés sobre piercing. Después me hice un tatuaje en Los Angeles en 1995 y escribí el primer artículo sobre tatuajes. Así que a Japón todo llegó un poco más tarde respecto Occidente.

¿Cómo que el tatuaje era tabú? Creía que era algo tradicionalmente japonés.

Lo es, pero existe una gran diferencia entre el tatuaje japonés tradicional y el estilo de occidente. A principios de los 90 estaba asociado a la Yakuza, la mafia japonesa, que seguían fieles al tatuaje tradicional y desconocían por completo el tatuaje y el piercing modernos. Como he dicho, cuando llegó Internet los jóvenes empezaron a aceptar el estilo occidental más y más, y así fue cómo el lado más extremo de las modificaciones corporales se hizo popular en Japón.

Vale. ¿Cuándo empezaron a hacerse populares las soluciones salinas?

Conocí por casualidad a Jerome, la persona que empezó esto de las soluciones salinas, en la ModCon de 1999. La ModCon es una convención de modificación corporal extrema, y pasó por Japón casualmente aquel año, así que fui a cubrirla para Burst. Hablé con Jerome y mantuvimos el contacto, después experimenté con él la solución salina en 2003, y me dio permiso para importarlo a Japón, así que formé un equipo en Tokio para administrar soluciones a otras personas. A eso me he dedicado desde 2007.

Publicidad

Así que tú eres el hombre responsable de llevarlo a la masa. ¿Cómo funciona exactamente?

Es muy sencillo: usamos salino médico mezclado con una infusión intravenosa que inyectamos en la frente unas dos horas, o hasta que esté listo.

¡Dos horas! Me cago en la hostia. ¿Cuánto dura el efecto?

Una noche. El cuerpo lo absorbe en ese periodo de tiempo, así que a la mañana siguiente la frente vuelve a la normalidad. Nos encanta ser freaks por la noche, jajaja…

¿Y la piel no termina arrugada?

No. A todos los que conozco que lo han hecho, no importa cuántas veces, se les ha quedado la piel como al principio.

Es bueno saberlo, supongo. ¿La gente se inyecta solución salina en cualquier parte del cuerpo?

Sí, de hecho puedes inyectártela donde quieras. Se suele hacer en la frente, pero también hay quien se la inyecta en el escroto.

Joder. ¿Alguna vez te lo has hecho?

No, yo no. Sólo en la frente, pero la gente que viene a mis fiestas ya había intentado antes las infusiones intravenosas escrotales.

Cuando dices “fiestas” ¿quieres decir en los clubs de moda o en locales que alquilas?

Normalmente fiestas que hacemos nosotros mismos, sí. Tenemos fiestas de suspensión cada par de meses y fiestas de solución salina unas dos veces al año, pero la gente se hace las inyecciones y luego va a clubs y a fiestas fetichistas y cosas por el estilo.

¿Cómo se consigue el look ‘bagel-head’? ¿Cómo logras ese efecto?

Simplemente presionas con el dedo gordo en medio de la frente mientras se inyecta la solución, y se crea el efecto donut o el efecto bagel. He visto reportajes de gente que también colorea las infusiones intravenosas, pero no creo que sea cierto, debe de ser el brillo de la luz o algún efecto de la foto.

Publicidad

En tu opinión, ¿las soluciones salinas son la cosa más extrema dentro de las modificaciones corporales japonesas ahora mismo?

No, no, para nada. Hay prácticas que van mucho más allá, por ejemplo las orejas puntiagudas, quitarse el ombligo, las amputaciones…

¿Qué son las orejas puntiagudas?

Cuando te modificas las orejas para que queden como las de un gato. Quitarse el ombligo consiste en lo obvio, y la amputación es cuando alguien se corta un dedo, por ejemplo.

¿Por qué hace eso la gente?

Bueno, ya sabes, a la gente que le gusta la modificación corporal extrema le gusta hacer su propio camino, y siempre busca nuevas formas de conseguirlo. Cuanto más viva está la escena, más experimenta la gente y más lejos llega.