FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

¿Qué implica exactamente el estado de emergencia en Francia?

La ley le da poder a las autoridades para imponer toques de queda, cerrar espacios culturales, ordenar arrestos domiciliarios, confiscar armas y regular la prensa.
17.11.15

Este artículo fue publicado originalmente en VICE News, nuestra plataforma de noticias.

El pasado lunes el presidente François Hollande, en una sesión conjunta con las dos cámaras del Parlamento, dijo que buscará extender a tres meses, el "estado de emergencia", declarado después de los ataques terroristas del viernes en la capital.

Según una ley francesa de 60 años conocida como la Ley #55-385 del 3 de abril de 1955, el presidente puede declarar un estado de emergencia de 12 días en "casos de peligro inminente como consecuencia de violaciones graves de orden público".

Publicidad

El estado de emergencia se declara por decreto del Consejo de Ministros de Francia, que está presidido por el presidente. Cualquier ampliación del plazo de 12 días está sujeto a aprobación parlamentaria. El actual estado de emergencia afecta "a la Francia metropolitana y a Córcega" es decir, sólo al territorio europeo del país, no a sus territorios de ultramar.

En su discurso, Hollande dijo que presentaría un proyecto de ley ante el Parlamento el próximo miércoles "para extender el estado de emergencia y adaptar su contenido a la evolución de las tecnologías y las amenazas". También le pidió a los parlamentarios que votaran por la nueva legislación a finales de la semana.

Como parte del decreto, las autoridades pueden "prohibir la circulación de las personas" y "establecer áreas de protección y seguridad".

Esto quiere decir que las autoridades del distrito —también conocidas como prefectos— pueden imponer toques de queda y regular los movimientos de personas y vehículos en determinadas zonas. La ley también permite que los prefectos tengan el poder de echar de su distrito a cualquiera que no cumpla con las medidas antes mencionadas.

Como parte del estado de emergencia, el Ministro del Interior también puede poner bajo arresto domiciliario a cualquiera, "cuya actividad se considere peligrosa para la seguridad y el orden público". La ley, sin embargo, especifica que aquellos bajo arresto domiciliario deben estar en las proximidades de una ciudad, y prohíbe la creación de "campos de detención" para sospechosos.

Publicidad

Las autoridades también pueden llevar a cabo búsquedas en el día y en la noche, y tienen el poder de ordenarle a la gente entregar sus armas y municiones, incluyendo las armas adquiridas legalmente como las armas de caza. El decreto dice que las armas utilizadas para la caza serán devueltas a sus propietarios intactas una vez que se levante el decreto.

Durante su discurso el lunes, Hollande dijo que 104 personas habían sido puestas bajo arresto domiciliario durante el fin de semana y que la policía había llevado a cabo 168 búsquedas en todo el país.

El decreto también le da al Ministro del Interior y a los prefectos la autoridad para cerrar temporalmente las salas de conciertos, locales, lugares de encuentro y bares si lo consideran necesario. También pueden prohibir cualquier reunión que pueda constituir una amenaza para el orden público.

Las autoridades están autorizadas para tomar medidas para controlar la prensa y regular las publicaciones, las emisiones de radio, las proyecciones de películas y los espectáculos teatrales.

Aquellos que no cumplan con las medidas establecidas pueden enfrentar, según el decreto, de ocho días a dos meses de prisión y una multa de entre 11 y 3.750 euros.

En 2005, el entonces presidente Jacques Chirac declaró el estado de emergencia nacional durante los disturbios de 2005 que fueron provocados por la muerte de dos adolescentes que huían de la policía en los suburbios de París. En ese momento, el estado de excepción se implementó en París y sus alrededores y en 24 departamentos franceses, o distritos.