Hongos con los colores del arcoíris
VICTOR de SCHWANBERG para Getty.

La carrera por patentar los psicodélicos apenas está comenzando

Los psicodélicos aparecen en las solicitudes de patentes de tratamientos para enfermedades periodontales, alergias alimentarias, pérdida de peso, caída del cabello e, incluso, en la solicitud de patente de los cigarrillos electrónicos Philip Morris.
LC
traducido por Laura Castro
20.4.21

El autor y anfitrión de podcasts Tim Ferriss ha hecho su parte del trabajo duro cuando se trata de apoyar y promover la investigación de las drogas psicodélicas. Ha invertido millones de su propio bolsillo y también organizó la mitad de los compromisos que se necesitaron para recaudar los $17 millones de dólares que permitieron poner en marcha el Centro Johns Hopkins para la Investigación de Alucinógenos y la Conciencia.

Publicidad

Si bien sus esfuerzos enfatizan la realidad de que la terapia psicodélica, como cualquier otro tratamiento médico, requiere cantidades significativas de dinero para investigación, Ferriss recientemente tuiteó su inquietud con respecto a un efecto secundario provocado por el creciente y lucrativo mercado de los psicodélicos.

"Estoy muy preocupado por la apropiación que se está gestando en el campo de las patentes en relación con el mundo de los alucinógenos con fines de lucro", escribió, preguntando públicamente si había alguna coalición de abogados pro-bono que pudiera intervenir "en los casos en los que las compañías intentan obtener amplias patentes que podrían obstaculizar la investigación científica, la competencia razonable... y demás".

En estos días, es difícil que pasen desapercibidos los anuncios de patentes en el campo de los psicodélicos. Recientemente, como escribió Troy Farah en la publicación Future Human, la startup de biotecnología CaaMTech obtuvo una patente para la combinación de cannabis y psilocibina. Por otra parte, la empresa de salud mental Compass Pathways hizo una solicitud de patente que llamó la atención por incluir el reclamo de la propiedad de elementos muy básicos de la psicoterapia psicodélica como son tomarse de las manos e incluso usar muebles cómodos.

Una patente otorga a un individuo o empresa la propiedad de una invención y luego impide que otros utilicen su invención sin una licencia. La oficina de patentes examina la literatura científica y las patentes anteriores para determinar si una invención debe recibir una patente, pero el conocimiento que se necesita sobre los psicodélicos para autorizar estas patentes podría no estar presente en esos recursos, ya que los psicodélicos han sido ilegales y su uso, clandestino.

En muchos aspectos, el campo de los alucinógenos con fines de lucro se está comportando igual que lo han hecho antes otras empresas de biotecnología: se están dando cuenta de sus compuestos e investigaciones potencialmente benéficos, y están tratando de patentar usos "novedosos" para construir bibliotecas rentables de patentes. El problema que está surgiendo es en parte filosófico: las experiencias que muchas personas tienen al tomar psicodélicos contradicen directamente esta transición hacia la propiedad, las ganancias y la exclusión. De manera más práctica, a medida que los investigadores continúan mostrando resultados prometedores de ensayos académicos en una miríada de trastornos de salud mental, surge una preocupación válida con respecto a que haya un aumento exagerado de precios en los psicodélicos o que sean monopolizados a través de la propiedad intelectual.

Hay desacuerdos notables entre los principales involucrados acerca de cómo proceder. Rick Doblin, fundador y director ejecutivo de la Asociación Multidisciplinaria de Estudios Psicodélicos (MAPS), respondió al tweet de Ferriss diciendo que MAPS “recientemente contrató abogados de patentes para ayudar a fortalecer nuestra estrategia anti-patentes para los usos de la MDMA y para preparar información de fácil acceso para los dictaminadores de patentes y que así, en primer lugar, no expidan patentes".

Publicidad

Doblin también escribió que MAPS no buscará patentar ningún uso de la MDMA para uso clínico, "y que impugnará activamente las patentes sobre terapias asistidas con la MDMA que busquen privatizar la información que ya es de dominio público y que no representa innovaciones reales". De manera similar, el Instituto Usona, una organización sin fines de lucro, ha adoptado un enfoque de "ciencia abierta" al no solicitar patentes.

Christian Angermayer, el inversor en psicodélicos que ayudó a financiar Compass Pathways y cofundó la empresa ATAI Life Sciences, adoptó otra perspectiva y respondió a Ferriss: “Tim, soy un ENORME fanático de tu trabajo, pero en este tema estás increíblemente equivocado". Continuó diciendo que, si bien Ferriss ha donado "unos pocos millones" de dólares al espacio de la investigación de los alucinógenos, "eso solo representa una gota en el océano con relación a lo que se necesita".

Angermayer también dijo recientemente en una entrevista que cree que la biotecnología será una de las clases de activos con mejor desempeño en los próximos 20 años. "Lo que fue la tecnología en las últimas dos décadas, lo será la biotecnología en las próximas dos décadas", dijo. "El 50% de toda mi cartera está en biotecnología".

Las solicitudes de patente son secretas durante 18 meses, y lo que hemos visto probablemente sea solo la punta del iceberg de las patentes de los alucinógenos. Psilocibina Alfa, una publicación dirigida a inversores en medicina psicodélica, tiene un Rastreador de Patentes de Psilocibina, un Rastreador de Patentes de la MDMA y un Rastreador de Patentes de la DMT, para que cualquiera pueda mantenerse lo más actualizado posible sobre las patentes que se están solicitando.

Para tener una idea de lo que está ocurriendo ahora mismo, VICE echó un vistazo a varias patentes pendientes y otorgadas que involucran psicodélicos, para mostrar cuán diversas pueden ser sus aplicaciones. Los compuestos psicodélicos aparecen en solicitudes de patentes de tratamientos para enfermedades periodontales, alergias alimentarias, pérdida de peso, caída del cabello e, incluso, en la solicitude de patente de los cigarrillos electrónicos Philip Morris.

Publicidad

Lo que es fundamental para comprender algunas de estas solicitudes de patente es que no todas están enfocadas prioritariamente en los alucinógenos; sino que son solicitudes de patente para otras invenciones que incidentalmente incluyen diferentes psicodélicos como parte opcional o potencial de esas invenciones. Recuerda: con las solicitudes de patente, no hay garantía de que sean otorgadas y, de ser así, previamente podrían hacerles modificaciones sustanciales. Aún así, lo que podemos ver desde el amplio espectro de estas solicitudes es que los psicodélicos están cada vez más presentes, y que la "apropiación en el campo de las patentes" relacionadas con los alucinógenos está llegando mucho más allá de solo la salud mental.

Philip Morris y los "vapeadores de DMT"”

Después de que Graham Pechenik, un abogado de patentes y propiedad intelectual, tuiteó que las concesiones y solicitudes de patentes de la compañía de cigarrillos y tabaco Philip Morris tienen el mayor número de nuevos usos para la N, N-DMT y la 5-MeO-DMT (diferentes formulaciones de la DMT), hubo un gran revuelo, según el mismo Pechenik.

Screen Shot 2021-03-04 at 10.26.35 AM.png
Screen Shot 2021-03-04 at 10.26.43 AM.png

Pero aquí hay algunos matices por desentrañar: las patentes de Philip Morris no son realmente patentes para "vapeadores de DMT". Son patentes o aplicaciones para varios tipos de cigarrillos electrónicos y mecanismos dentro de los cigarrillos electrónicos. La DMT y la 5-MeO-DMT están incluidas en una lista de "medicamentos" que podrían usarse en esos vapeadores electrónicos.

Dicho esto, si se legalizara la DMT, Philip Morris podría tener fundamentos para evitar que cualquier otro use DMT en los dispositivos Philip Morris específicamente. "Philip Morris definitivamente no está patentando específicamente un vapeador de DMT", dijo Pechenik. "Pero, al menos demuestra que son conscientes de que este es un compuesto que podría usarse".

Publicidad

Los vapeadores de DMT actualmente no tienen ninguna investigación que los respalde: se desconoce si su uso es seguro o si tienen otros beneficios o usos.

“En esencia, creo que están tomando precauciones a futuro y quieren asegurarse de que nadie pueda alegar que no incurre en infracción alguna porque la DMT no estaba en las patentes de Philip Morris”, dijo Pechenik. “Y quieren proteger ese espacio para que otros no presenten sus propias patentes específicas para los vaporizadores de DMT".

Los alucinógenos como tratamiento para alergias alimentarias

En 2018, el médico y partidario de la medicina alternativa Andrew Weil le dijo a Joe Rogan que su alergia a los gatos desapareció después de tomar LSD. Le contó al periodista Ed Bradley de la cadena televisiva CBS la misma anécdota en 2001: “Tomé LSD. Estaba en un maravilloso escenario al aire libre. Me sentí genial y, en medio de esto, un gato se me acercó y se subió a mi regazo. No tuve ninguna reacción alérgica y, desde entonces, nunca he tenido una".

También le dijo a Bradley que pensaba que las alergias alimentarias son algo "aprendido". "Eso me dio la idea de que tomar LSD sería una excelente manera de enseñarle a la gente a desaprender sus alergias", dijo. (En la misma entrevista dijo que no se sentía cómodo con que le llamen chamán o médico santo, pero que "brujo" estaba bien).

Las alergias alimentarias son increíblemente complejas. Actualmente, no hay investigaciones sobre su tratamiento con sustancias psicodélicas. El tratamiento más prometedor para las alergias alimentarias es la inmunoterapia oral, que te expone a pequeñas cantidades del alimento al que eres alérgico para desensibilizarte a él. Otro enfoque innovador que aún se está investigando intenta utilizar compuestos fabricados por las bacterias intestinales.

Publicidad

Sin embargo, hay una solicitud pública de patente que sostiene que los psicodélicos tiene la capacidad de tratar las alergias alimentarias. La solicitud de patente incluso hace afirmaciones con respecto a reacciones alérgicas graves: “Las alergias alimentarias pueden, después de la exposición a un alérgeno, causar un shock anafiláctico en el sujeto afectado. En consecuencia, los métodos de la presente divulgación pueden, en algunos casos, tratar e incluso prevenir o disminuir la gravedad de la anafilaxia en un sujeto después de su exposición a un antígeno”.

La solicitud de patente como tratamiento para las alergias alimentarias fue presentada por la empresa de inversión Palo Alto Investors. Joon Yun, presidente y socio ejecutivo, describió al grupo en su sitio web como un “equipo de médicos activos que dirigen una de las empresas de inversión más grandes del país. Realizamos inversiones a largo plazo para inversores institucionales y de alto patrimonio con base en una investigación original, profunda y sustancial. No alquilamos acciones. Son de nuestra propiedad".

¿Cómo se puede presentar una solicitud de patente para algo que aún no ha sido probado? Pechenik dijo que Estados Unidos tiene leyes bastante liberales sobre la presentación de pruebas para la solicitud de patentes. Todo lo que se requiere en una solicitud de patente es una descripción de tu invención para que alguien pudiera hacerla y usarla. Una de estas solicitudes puede incluir también algo llamado "ejemplo profético", que es lo que podemos encontrar en esta solicitud para el tratamiento de las alergias alimentarias. Su "ejemplo", que puedes ver a continuación, no es un experimento que realmente se haya llevado a cabo alguna vez.

Screen Shot 2021-03-04 at 5.44.47 AM.png

"Básicamente es una profecía, de modo bastante literal, en la que simplemente presentas cómo podría ser un programa de investigación y luego solo profetizas cuáles son los resultados que esperas obtener", dijo Pechenik. Él ha trabajado en casos en los que un ejemplo profético fue suficiente para obtener una patente.

Al escribir afirmaciones proféticas, los solicitantes deben evitar usar el tiempo pasado. "Hacerlo, y hacerle pensar a la gente que se trata de algo que ya se ha hecho, se puede considerar una conducta injusta y ello puede volver a una patente inaplicable", dijo Pechenik.

Publicidad

Los dictaminadores de patentes pueden rechazar y tratar de limitar los reclamos de propiedad de las patentes para que sean más específicas o que se recopilen más pruebas. En las discusiones más recientes sobre esta solicitud de patente en particular, los dictaminadores escribieron que los reclamos de propiedad de la solicitud solo podían incluir el reclamo "del tratamiento de las alergias alimentarias con LSD", mientras que el reclamo de propiedad de la solicitud presentada originalmente incluía todos los psicodélicos.

Las enmiendas a los reclamos de propiedad de la solicitud de patente, presentadas el 16 de febrero de 2021, ahora solo incluyen al LSD. “Esto ayuda a los dictaminadores a ahorrar tiempo y obliga al solicitante a pagar varias tarifas cuando hay más de 'una invención' en una sola solicitud”, dijo Pechenik. "Lo que sucederá ahora, muy probablemente, es que el solicitante presentará una o más solicitudes de continuidad para luego solicitar el derecho sobre los tratamientos con psilocina u otros agentes".

David Casimir, abogado especializado en propiedad intelectual y doctor en bioquímica, piensa que si esta patente se examina a fondo no será otorgada, pero no puede afirmarlo con certeza. "Tal vez sí la autoricen", dijo. "Pero entonces sería esencialmente una patente muy impugnable, por haber sido otorgada en respuesta a una solicitud, que como está ahora, es muy general".

Podría haber otro obstáculo para esta solicitud de patente y se conoce como "anticipación por inherencia". Esto significa que incluso si descubres algo "nuevo", pero que ya hubiera estado sucediendo "inherentemente" en el pasado, entonces no puedes obtener una patente sobre ello. Eso significa que si el LSD realmente sirve para tratar las alergias alimentarias (nuevamente, aún no hay evidencia de que lo haga), miles de personas o más ya han disfrutado de ese beneficio.

"Es algo que ya habría sucedido en el pasado, incluso si no está documentado en la literatura pública", dijo Casimir. "Si la oficina de patentes puede encontrar pruebas que demuestren que alguien en el pasado tomó una droga psicodélica y tuvo una reacción alérgica alimentaria, entonces no debería ser posible patentar esto, a menos que el solicitante pueda probar que en este caso está presentando un mecanismo específico que sí funciona".

Los alucinógenos como tratamiento para la pérdida de peso

El 2 de marzo, la compañía NeonMind Biosciences anunció en un comunicado de prensa que presentó cuatro solicitudes de patente provisionales relacionadas con el uso potencial de la psilocibina como tratamiento para la pérdida de peso. "Los datos preclínicos patentados por NeonMind muestran que la psilocibina en dosis bajas y altas puede reducir el aumento de peso y que la reducción en el aumento de peso puede ocurrir en un corto período", según el comunicado.

Las solicitudes de patente pendientes de NeonMind incluyen una amplia variedad de compuestos psicodélicos, entre los que están la psilocibina, la DMT y el LSD, para tratamientos que involucran pérdida de peso, obesidad, reducción de los antojos y disminución de la ingesta de alimentos.

Publicidad

Esta no es la primera solicitud de patente que hemos visto para los alucinógenos como tratamiento para la pérdida de peso. En 2019, NeonMind, anteriormente llamada Flourish Mushroom Labs, presentó otra solicitud de patente provisional para el uso de los compuestos de los hongos alucinógenos en el tratamiento para la pérdida de peso. Con sus nuevas solicitudes, NeonMind tiene un total de 10 patentes provisionales en Estados Unidos, las cuales cubren el tratamiento de la obesidad con psicodélicos; además, dos de ellas ya se convirtieron en solicitudes de patente.

Un neutralizador del LSD

Por lo general, cuando una persona toma LSD, se adentra en una experiencia que durará al menos de seis a 12 horas. ¿Y si pudieras detenerla antes? Eso es lo que la compañía de psicodélicos MindMed está tratando de patentar con su solicitud para un "neutralizador de LSD", un compuesto llamado ketanserina.

El LSD es serotoninérgico, lo que significa que se une con los receptores de serotonina, específicamente con uno llamado receptor 5-HT2A. La ketanserina tiene el efecto contrario sobre el receptor. Previamente, un estudio descubrió que si las personas tomaban ketanserina antes de tomar LSD, se evitaban los efectos más intensos del psicodélico. MindMed está investigando si la ketanserina podría usarse después de que una persona ya haya tomado LSD para así acortar o finalizar el viaje.

En febrero, MindMed anunció que en colaboración con el Hospital Universitario de Basilea estaba comenzando un estudio doble ciego, controlado con placebo, sobre la ketanserina. "Este estudio respaldará la solicitud de patente que se presentó el año pasado (preservando todos los derechos mundiales) para una tecnología neutralizadora destinada a acortar y detener los efectos de un viaje con LSD durante una sesión de terapia", según su comunicado de prensa.

Publicidad

Como señaló Psilocybin Alpha, la ketanserina fue descubierta por Janssen Pharmaceuticals, que era propiedad de J&J, en 1980. “Aún está por verse si esta aplicación de la ketanserina será efectiva, patentable y rentable”, se puede leer en Psilocybin Alpha.

Una burbuja de aroma personalizado con psicodélicos

Esta solicitud de patente etérea es para un dispositivo que crea y mantiene una "burbuja de olor personalizado" alrededor de una persona. Si bien la burbuja de olor podría usarse para los perfumes, la solicitud dice que también se pueden dispensar otros líquidos, incluidos medicamentos psicodélicos como el LSD y la psilocibina. En la lista de ingredientes potenciales para una burbuja personal también están: feromonas humanas, repelente de insectos, líquido anticelulítico y líquido enriquecido con vitaminas.

Screen Shot 2021-03-04 at 10.30.05 AM.png

Los alucinógenos como tratamiento para la caída del cabello y las enfermedades periodontales

Al igual que las patentes de Philip Morris, estas solicitudes no son realmente para el tratamiento de la pérdida de cabello o de dientes con psicodélicos, sino que incluyen a los psicodélicos en el lenguaje de la solicitud de patente.

La solicitud de patente para el tratamiento periodontal es principalmente para una clasificación específica de los pacientes con enfermedades periodontales y el tratamiento para cada paciente en consecuencia. La solicitud de patente para el tratamiento de la caída del cabello se refiere al tratamiento de la alopecia por tracción con compuestos que tienen un tipo específico de interacción biológica con el cuero cabelludo, e incluye la DMT como compuesto potencial.

Publicidad

Esto es algo que empezaremos a ver cada vez más, según Casimir: los psicodélicos incorporados a las distintas aplicaciones. "Hay una tendencia a ver esto cada vez que alguien tiene un producto exitoso con algo en el espacio nutracéutico", dijo. “Ves un efecto acumulativo poco después, en el que todos especulan ampliamente y registran patentes de ello o recopilan algunos datos para demostrarlo. Esperaría que a medida que este tema se vuelva más y más popular, lo que no tardará mucho en suceder, se empiece a probar casi cualquier cosa que se te ocurra. Y si funciona, estará en una solicitud de patente. Y a veces, incluso si no funciona, estará en una solicitud de patente ".

Fuera de las preocupaciones sobre el costo, el acceso y el monopolio, algunos sienten que varias de las últimas solicitudes de patentes contradicen el objetivo de la investigación académica de los psicodélicos. Como tuiteó el escritor senior de la organización sin fines de lucro Psymposia, Russell Hausfeld, “Es curioso. Uno de los mayores problemas con los que la gente espera que los psicodélicos ayuden es la adicción. Mientras tanto, Philip Morris está patentando vapeadores de DMT". Las múltiples solicitudes de patentes pendientes para la pérdida de peso se presentan al mismo tiempo que el Centro Johns Hopkins realiza una investigación sobre el uso de los psicodélicos para tratar la anorexia nerviosa.

En un artículo reciente de la revista Double Blind, la abogada Nicole Howell, quien litiga en el mercado del cannabis, argumentó que hay lecciones importantes que los psicodélicos pueden aprender de la marihuana. “En el cannabis, hemos visto una relación malsana con las ganancias y la inversión que ha creado la consolidación del mercado, incentivos perversos y está sacando lentamente del juego a los apasionados y creyentes solo para que sean reemplazados por los fundamentos comerciales tradicionales de 'escala', 'retorno sobre la inversión' y 'estrategias de salida'”, escribió.

El investigador de sustancias psicodélicas Matt Baggott sugirió un camino intrigante a seguir: “En farmacoterapia psicodélica deberíamos crear también el equivalente a las licencias Creative Commons. Esto daría lugar a una coalición de organizaciones que compartan la propiedad intelectual y puedan ser más competitivas que las monopolistas".

Estos dilemas con relación a las patentes solo aumentarán en los próximos años. Y la cultura en torno a los psicodélicos en particular ha preparado el terreno para que haya un choque ético con la forma en que las empresas normalmente se benefician y ganan dinero a partir de los compuestos. Howell escribió que “con los psicodélicos como nuestros guías y maestros, podemos y debemos desafiar la idea de que el dinero, un falso ídolo, es un premio y reemplazarla con la noción de que el capital es el sirviente, catalizador y asistente de la realidad última que revelan los psicodélicos: nosotros somos uno. Este es el velo que se levanta cuando nos sintonizamos con todo. Este es el ‘gran cambio de perspectiva’ que los psicodélicos pueden ofrecer".

Rara vez hemos visto este tipo de lenguaje al hablar de propiedad intelectual farmacéutica. Claramente, los psicodélicos y la ley de patentes representan una confrontación de valores diferentes que probablemente nos tome tiempo lograr que coexistan.

Sigue a Shayla Love en Twitter.