BB_Portada_1440x810
Todas las Fotos por STILLZ.

Bienvenidos al mundo de Bad Bunny

Hablamos con el artista número uno del mundo.
16.12.20

Hace apenas cuatro años el planeta escuchó “Soy peor”, uno de los primeros sencillos e intentos de un desconocido Bad Bunny, un rapero puertorriqueño que hacía vida dentro de Soundcloud. Adelantemos esos momentos a diciembre de 2020 y el planeta entero pareciera estar hipnotizado con la obra de Benito Antonio Martínez Ocasio, uno de los artistas más vanguardistas y comercialmente exitosos dentro de la música pop hoy en día. Tan solo la semana pasada, se confirmó que EL ÚLTIMO TOUR DEL MUNDO es el primer disco en español en ser número uno en Estados Unidos para Billboard. “Dákiti”, primer sencillo de ese disco, también llegó a ser la canción número #1 en el planeta para el Global 200 de Billboard.

Publicidad

La obra de Bad Bunny es una de las culpables de destronar el poco atinado y antiguo mito que hacía nulas o negaba las posibilidades para la música en español y sus artistas de triunfar en Estados Unidos (la tierra prometida, claro) sin hacer el famoso crossover. Creencia que rezaba que para poder calar en Estados Unidos había que cantar en inglés. Ese viejo dicho entre pasillos de disqueras majors y mails sin leer de publicistas a finales de los noventa y comienzos de los dosmiles.

BB2_800x1000.png

Hablar de Bad Bunny es hablar de un artista casi imposible de predecir. Benito se ha caracterizado por romper ideas antiguas acerca de lo que funciona o no en la música popular. Lo que se debe y no se debe hacer. Lo que está bien y lo que está mal. En los cuatro años que lleva de carrera para el ojo público el artista más escuchado en el planeta según Spotify ha sido la excepción a toda regla. Desde sus discos, videos o sencillos Benito ha sabido elevar su propuesta saliéndose de la conformidad y fórmulas probadas, separándose de los demás artistas que hacen vida hoy en la industria musical. Alguien que pareciera estar mucho más preocupado por la vanguardia dentro de su obra que números o ventas. Aunque como resultado estos intentos curiosamente tengan un éxito comercial rotundo.

Este 2020 fue un año mágico para el puertorriqueño. Además de estrenar 3 discos; puso a más de 10.000.000 millones de personas a verlo cantar en vivo sobre un camión en New York. Benito tiene a todo el planeta cantando en el mismo idioma. O al menos tarareando sus letras sin tener idea de lo que dicen. A todo Twitter comentando la temática de sus videos. A gente que solo escucha rock mirando qué acordes de guitarra hay en “Maldita pobreza” o "Trellas”.

Publicidad

Hoy estamos viviendo en la era del nacido en Almirante Sur, Vega Baja. Está dibujando un mapa mostrando hacia dónde deberían ir los caminos musicales dentro del pop. Para poder entender qué sucede dentro del discurso musical y cultural del 2020 hay que pasar por la obra de Bad Bunny.

Hablamos con Benito Antonio Martínez Ocasio sobre su último disco, su carrera, legado y más.

Bienvenidos al mundo de Bad Bunny.

BB_800x1000.png

VICE: Todo el mundo tiene una opinión sobre Bad Bunny. ¿Cómo tomas el feedback a tu trabajo?

Bad Bunny: Obviamente escucho a los que me dicen cosas positivas, para ellos es que hago las cosas. Siempre va a haber comentarios negativos y hay unos que digo: “Guau, este cabrón, no sabe ni lo que dice”, y otros que digo: “Bueno, es su opinión, es su opinión”. Pero al final del día, le hago caso a los comentarios positivos, incluyendo, a veces, los positivos que quizás no están diciendo algo bonito sino alguna crítica. Es parte de esto. Eso también lo veo de manera positiva, aunque parezca negativo el comentario de primera vista. Incluso este último disco antes de lanzarlo yo sabía que existiría mucha gente que lo criticaría. Al final es un disco distinto. Pero también sabía que mucha gente lo iba a amar y a esa gente es a la que me dirijo y de la que me importa el feedback. 

Benito, ¿cómo es un día normal en tu vida?

Bueno, en un día normal, me levanto, desayuno, hago ejercicio, trabajo, me acuesto a chillear si no tengo un vuelo o algo. Nada fuera de lo que vive un ser humano. Por ejemplo, hoy estamos haciendo diferentes cosas, algún shoot o algo, siempre estamos haciendo cosas, trabajando. Pero fuera de eso, lo normal, me levanto temprano a eso de las 8:00 AM, o 9:00 AM, hago ejercicio, y ya luego el resto del día a trabajar. 

Publicidad

¿En qué momento sentiste que tu vida cambió para siempre?

Creo que nunca me di cuenta de ese momento. Simplemente llegó y ya, como que no me avisó. Pero si tuviera que elegir un momento, creo que justo antes de lanzar mi primer álbum X100PRE, fue que me di cuenta de que mi vida cambió y reflexioné todo eso. Y eso fue parte de mi inspiración también para sacar ese disco porque era algo que quería dejar bien puesto. No me di cuenta cuando pasó, pero ahí fue que lo confirmé, lo acepté y supe que todo lo que estaba viviendo era lo que me tocaba.  

Lograste ser #1 en casi todo lo que es posible ser y estás en el momento más alto de tu carrera. Algo que probablemente la mayoría de los artistas sueñan, pero realmente nadie te dice qué hacer luego de llegar al tope. La pregunta es, ¿cómo se sigue? ¿Hacia dónde se apunta artísticamente luego de llegar a la cima?

Apenas llevamos alrededor de cuatro o tres años, y aunque hemos hecho muchas cosas, todavía me falta. Tengo demasiadas metas y muchas cosas por lograr. Apenas estoy cumpliendo 27 años ahora en el 2021, así que me siento todavía con mucha hambre. Todos los días surgen ideas nuevas, todos los días aparece una oportunidad nueva. Entonces planeo seguir tras eso, con la misma hambre y soñando igual que el primer día. 

Por el momento, me estoy dedicando a hacer otras que quizá tenía como meta. Tendré tiempo ahora de crear más allá, de buscar ideas nuevas, inspiraciones o experiencias nuevas. No tengo prisa para hacer mi próximo proyecto. La ventaja es que tengo tiempo para pensar y crear ideas nuevas para que cuando toque el próximo proyecto pueda hacer algo distinto como siempre he hecho. 

Publicidad

Muchos niños y niñas jóvenes cuando hoy piensan en Puerto Rico, inmediatamente dicen: “Bad Bunny” o “reggaetón”. ¿Estás consciente que estás dando a conocer a toda una generación el lugar de donde vienes?

Eso es algo grande, real. No lo había pensado de esa manera pero cuando tú lo dices suena poderoso. Me enorgullece mucho, me hace sentir muy, muy orgulloso porque desde que inicié mi carrera, a donde quiera que voy, hago saber que vengo del Caribe, de Puerto Rico, y siempre estoy orgulloso de eso. A veces, uno no lo tiene en la mente pero escucharlo así suena importante y me enorgullece mucho. 

¿El éxito que tienen tus discos y sencillos logran que te sientas presionado a la hora de hacer música nueva?

No, realmente. Quizá esa presión tiene que existir siempre. Pero no, creo que, al contrario, lo disfruto mucho y siempre trato de superar lo que he hecho. No trato de competir con otros artistas u otras tendencias, sino que yo mismo trato de superar lo que he hecho, pero no con una presión de que debo hacerlo, sino disfrutándolo de verdad y como algo que me apasiona y me gusta hacer. Confío mucho en las ideas nuevas y siempre apostamos a lo diferente, al éxito. 

BB_1440x810.png

Tu último disco, EL ÚLTIMO TOUR DEL MUNDO, es distinto a lo que hay allá afuera. Es un álbum que refresca e innova todo lo que hay en la música en español. Para mí, muchas canciones y discos de otros artistas de reggaetón están sonando igual, se repiten, como si hubieran encontrado una fórmula y se quedaron ahí. ¿Tú crees que se dejó de innovar en el reggaetón hoy?

Se podría decir que hay muchos jóvenes que están innovando dentro del género de reggaetón, pero sí puede ser que haya un gran sector que quizá ya no siente la pasión, la necesidad de hacer cosas nuevas o reinventarse artísticamente, no sé. Pero sí, se puede decir que hay veces que se siente como que no hay algo nuevo, que si en cuestiones de producción o algo. Siguen en el mismo pensamiento. Pero al mismo tiempo, siento que es como en mi caso: en todos los géneros siempre hay gente que quiere evolucionar, innovar y dejar su huella. Hay gente que se mantiene cómoda en su fórmula, en su género. En conclusión, dentro del reggaetón, hay muchos; especialmente de la nueva generación que están trayendo cosas nuevas, innovando.

Publicidad

Líricamente este disco te encuentra en un lugar bastante seguro de ti mismo. He escuchado que escribes las letras de tus canciones en tu teléfono. ¿Es verdad?

Sí. 

Tus letras desde X100PRE a EL ÚLTIMO TOUR DEL MUNDO se caracterizan por tener punchlines poderosos. Muchas parecen tuits incluso. Y creo que eso tiene que ver con que la gente las tuitee tanto. ¿Tú crees que escribir tus letras desde tu teléfono tenga que ver con esto y logren este efecto?

Podría ser. Hay muchas veces que alguna idea de alguna canción, o de algún punchline, primero es un tuit. Como que voy a tuitear algo que tengo en la mente y cuando estoy escribiendo el tuit digo: “Espérate, espérate, esto está bueno para una canción, no para un tuit”, entonces lo borro y de ahí a veces saco algo, me ha pasado muchas veces.

No hace tanto tiempo la norma dentro de la industria musical era sacar discos cada 4 o 5 años más o menos. Tú por el contrario llevas cinco discos en casi dos años, y no ha habido una baja notable de nivel. ¿No te preocupa que la calidad de tus discos pudiese bajar debido a tantos lanzamientos?

Pues eso se debe a que los tiempos han cambiado. Estamos en una era digital donde hay muchísimo contenido, todos los días sale música nueva de diferentes partes del mundo, de nuevos talentos, de veteranos, de todo el mundo. La manera en que corre el planeta hoy en día a través de las redes sociales, de las plataformas, da como resultado que vivamos acelerados. Prácticamente, hoy en día, un año para la realidad dentro de las redes sociales o en la música son cinco meses o tres meses. Pero esto no lo veo como una presión. Me ha salido natural [esto de sacar tantos álbumes], no es como que diga: “Tengo que sacar música”, sino que ocurre naturalmente y sucede. 

Publicidad

En el caso del sonido y la calidad, siempre me preocupo por darle lo mejor a la gente, no me conformo con cualquier cosa, soy bien exigente con lo que se hace, y me toma tiempo prepararlo. Termino una canción y la estudio, veo qué puede mejorar, qué no suena tan bien o qué podría sonar mejor. Con la producción igual, siempre estoy probando cosas nuevas, ideas nuevas, entonces es algo que me apasiona, es lo que me gusta, es lo que siempre soñé. Estuve mucho tiempo esperando este momento y ahora que lo tengo pues lo aprovecho y disfruto hacer todas esas cosas. Cuando haces las cosas con esa pasión y con amor, se nota. 

¿A veces no te cansa escuchar tantos elogios a tu trabajo?

¡Ja ja! Te juro que este mes sí. Este mes sí he pensado: “¡Denme una pausa! ¡Es demasiado!”. Como que todos los días sale algo nuevo: “Bad Bunny hizo esto, Bad Bunny logró esto. Número 1 aquí, número 1 allá. ¡Bad Bunny rompió récord!”, Y se siente bien, se siente cabrón, pero es como que ya digo: “¡Diablo, ya basta, güey!”.  

Claro, me imagino, esto te puede hasta marear un poco, ¿no?

Sí, claro, y a veces uno dice, “¡diablo!, ¿tanto? ¡Guau!” Porque al final del día es real, se siente bien, no lo niego, se siente cabrón, pero no es la intención por lo que hago lo que hago. Mira, eso también ha sido parte clave, cuando estoy en el estudio o creando música no pienso en que estoy haciendo una canción para ser el número 1, no es mi meta que me digan “el número 1” o que rompí tal récord, todo lo hago con la pasión de hacer música y de darle alegría a la gente y algo más allá siempre. Pero definitivamente cuando pasan estas cosas obvio que me emocionan.

Este año ha sido enorme para ti. Pero quiero hablar de esta semana específicamente: se confirmó que tienes el primer disco completamente en español #1 en Estados Unidos. Nunca había pasado esto en la historia. “Dákiti” es la canción #1 en el planeta para Billboard. ¿Hay algo que sientas que te falta por alcanzar? 

Si me preguntas hoy te diría que nada. Pero mañana quizá me levanto con una meta nueva o con un video nuevo que quiero realizar entonces creo que de eso se trata; yo no me recuesto en el éxito ni me recuesto en lo que he logrado, sino que todos los días trabajo y sueño como si fuera el primer día, como si todavía no tuviera este éxito, como si todavía fuera un rookie que está buscando la oportunidad de su vida y eso es parte de lo que me mantiene siempre creando y activo. 

¿Te has dado oportunidad de parar y descansar?¿De mirar atrás, observar tu carrera, repensar tu obra?

Fíjate que sí he tenido el tiempo, he sabido hacerme tiempo para eso. Hubo un momento en el que no, que no había tenido ese tiempo y realmente fue un poco chocante. `Pero sí, me di mi tiempo. Y ahora siempre pasa cierto tiempo y vuelvo y lo tomo. Se ha vuelto algo importante, como que antes no le daba importancia o no le daba su lugar, y ahora ya de antemano dedico tiempo para mí, para disfrutarlo, para relajarme, para reflexionar también todo lo que se hizo y disfrutarlo. Si no no tendría sentido todo.

Por último, quiero saber tu opinión sobre el fracaso. ¿Es algo que tienes en mente? ¿Sientes que has fracasado en algún momento? ¿Algo que pensaste te iba a funcionar mucho mejor?

Realmente no. Obviamente ha habido canciones que pensaba iban a gustar más de lo que gustaron, por ejemplo. Eso pudo haber sucedido pero nunca lo veo como un fracaso. Y quizá sí hay cosas que no me han salido como quería, pero nunca me quedo con eso rondando en la mente. Siempre sigo adelante y si algo no me salió, intento con otra cosa y la verdad siempre aprendo de algo que no me sale.

Por ejemplo: quizás hay un video que lo quería de una manera y no se pudo, pero ahí veo cuáles son las fallas y para el próximo se mejora. Esto se trata de aprender de los errores. No sabría decirte un fracaso porque no los cuento. 


Puedes seguir a Diego en Instagram y Twitter
Puedes seguir a Bad Bunny en Instagram y Twitter