Las mejores series con perspectiva de género que deberías ver
Captura de Fleabag
Identidad

Series con perspectiva de género que deberías ver

Te presentamos una lista de producciones feministas protagonizadas por mujeres.
18.3.21

En la última década el feminismo ha revolucionado la industria cultural. La representación de personajes femeninos en el cine de ficción y en las series a las que accedemos con facilidad ha cambiado.  

Las protagonistas tienen un papel contrapuesto a lo que comúnmente se veía en el pasado: mujeres rescatadas de sus vidas en peligro por un varón cis o que solo cumplían roles de cuidado. Hoy estos papeles protagónicos cuentan historias con las que nos identificamos; muestran caracteres que se salen de la norma; exploran el deseo sexual, los diversos vínculos y los universos internos de mujeres cis, bisexuales, lesbianas y trans, y visibilizan la confrontación de muchas frente a las demandas de la sociedad.

Publicidad

Por otro lado, muchas series hoy también son dirigidas por mujeres, rol que fue relegado a los varones durante tantísimo tiempo y que poco a poco está cambiando. Históricamente, dentro de la industria cinematográfica, el rol de la mujer se limitó a trabajos de producción, maquillaje y vestuario. Pero ahora varias dirigen, escriben y protagonizan sus propias historias. 

A continuación presentamos una lista de series de la última década que en su mayoría cuentan con mujeres en la dirección y que vale la pena ver. 

Girls, 2012

Girls es una serie escrita, dirigida y protagonizada por la estadounidense Lena Dunham. En esta, Dunham interpreta a Hannah Horvath, una escritora millennial que se sostiene emocionalmente en su grupo de amigas, conformado por Marnie Michaels (Allison Williams), Jessa Johansson (Jemima Kirke) y Shoshanna Shapiro (Zosia Mamet). A través de desencuentros, conflictos amorosos, laborales, habitacionales y familiares, Girls hace el primer retrato de una generación que quiere vivir de lo que le gusta, que se arriesga a renunciar a su trabajo estable, que cuestiona de manera frontal los vínculos con sus parejas y amistades.

The Handmaid’s Tale (El cuento de la criada), 2017

Dirigida por el productor y guionista estadounidense Bruce Miller, El cuento de la criada está basada en la novela homónima de Margaret Atwood. La protagonista de este futuro distópico que retrata una sociedad teocrática, totalitaria y mayoritariamente infértil es June (Elisabeth Moss), quien al igual que otras mujeres es esclavizada por su capacidad reproductiva. Las criadas son forzadas a tener hijos para familias poderosas de Gilead, una república formada tras un golpe de estado contra el gobierno de los Estados Unidos. En las tres temporadas de la serie disponibles hasta el momento, June intenta rebelarse contra un sistema que oprime a la mujer en cada minuto. A finales de abril de este año podremos ver la cuarta temporada.

Big Little Lies (Pequeñas grandes mentiras), 2017

Basada en el libro homónimo de Liane Moriart, la primera temporada de esta serie fue dirigida por Jean Marc Vallée y la segunda por Andrea Arnold. La historia sucede en Monterrey, un pueblo en el Norte de California donde Celeste (Nicole Kidman), exabogada y ama de casa; Jane (Shailene Woodley), que está en búsqueda de una nueva vida, y Madeline (Reese Witherspoon), la persona más popular del pueblo, comienzan una amistad que funciona como una red de contención luego de ser testigos de un asesinato. Las mujeres protagonistas de esta serie son todas madres; sin embargo, el guion no solo se centra en su maternidad sino en la violencia de género que vive cada una dentro de su entorno familiar y social.

Fleabag, 2016

Escrita, dirigida y protagonizada por Phoebe Waller Briedge, esta comedia británica tiene como eje fundamental la ruptura de la cuarta pared, un recurso que se utiliza en cine para crear complicidad entre la persona que mira a cámara y el espectador. Cada tanto, Fleabag voltea a mirarnos espontáneamente y  hace comentarios sobre lo que vemos ocurrir en su vida. A Fleabag no le da vergüenza nada: nos comparte sus frustraciones, deseos sexuales, necesidades y miedos con sarcasmo y una pequeña mueca en la cara.

Feel Good, 2020

Feel Good es una serie canadiense escrita por Joe Hampson y Mae Martin, y dirigida por Ally Pankiw y Luke Snellin. En esta, Martin interpreta una ficción de sí misma. Mae, como se llama la protagonista, es una comediante lesbiana de Canadá recién mudada a Londres. Una noche se enamora de George (Charlotte Ritchie), una chica aparentemente heterosexual, y rápidamente deciden convivir sin conocer demasiado la vida de la otra. En la primera temporada —la única que ha salido hasta el momento— las sensaciones de angustia y ansiedad protagonizan esta relación que hasta cierto punto se desarrolla en la sombra. En definitiva, la serie trata temas de los que deben hablarse: desde el descubrimiento de la identidad sexual hasta las adicciones más dolorosas.

I May Destroy You, 2020

Escrita, dirigida y protagonizada por Michaela Coel, esta serie está basada en una historia real: el abuso sexual que vivió la misma Coel y que transformó su mirada del mundo. Arabella, como se llama la protagonista, es una influencer que está preparando su segunda publicación literaria. Una mañana se levanta sin recordar nada de la noche anterior, y poco a poco comienza a reconstruir lo que se le va revelando como una agresión sexual. Esta serie hace del consentimiento y el cuidado temas centrales. En doce episodios, Arabella procesa su experiencia traumática a partir del diálogo con sus amigos y expone necesidades básicas de las mujeres que enfrentan un episodio de violencia sexual.

The Undoing, 2020

Dirigida y producida por Susanne Bier, esta serie estadounidense cuenta la historia de Grace (Nicole Kidman) y Jonathan Fraser (Hugh Grand), quienes se muestran como un matrimonio perfecto hasta que a Jonathan lo acusan del feminicidio de su amante. Desde ese momento Grace no sólo debe decidir si creer o no en la versión de su marido, sino que también cae como sospechosa del crimen. Durante la persecución constante por parte de la policía, los medios de comunicación y la sociedad, se muestran los tratos diferenciales que reciben tanto la mujer como el varón frente a una acusación de asesinato.

 The Morning Show, 2019

Esta serie basada en un caso real tiene un equipo de dirección mixto: Jay Carson, Mimi Leder, David Frankel, Lynn Shelton, Roxann Dawson y Tucker Gates. Alex Levy (Jennifer Aniston) es coconductora de “The Morning Show”, el noticiero prime time de la televisión estadounidense, hasta que una mañana su compañero en la conducción durante quince años, Mith Kessler (Steve Carell), es despedido por una denuncia de abuso sexual. Alex no solo es responsable de sacar adelante el programa bajo el ojo público de la audiencia, sino que se enfrenta con una nueva compañera mujer, Bradley Jackson (Reese Witherspoon), con la que entra en conflicto de poder. La reacción de los periodistas y productores a las denuncias de acoso sexual dentro de los medios de comunicación donde trabajan es el eje central en The Morning Show.  

Sigue a Paloma integrante de Bendita Tú, Curadoras audiovisuales