Actualidad

Una filtración del código fuente de Nintendo provoca caos en el mundo de los videojuegos

La filtración expuso nuevas revelaciones sobre clásicos como 'Super Mario'; y causó una división entre los conservacionistas sobre qué hacer con el material probablemente robado.
03 Agosto 2020, 2:57pm
Una obra de arte del videojuego de Nintendo Super Mario Galaxy
Ilustraciones cortesía de Nintendo.

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

Gigaleak es el nombre que el desarrollador amateur de juegos Cosmo le dio a la filtración de Nintendo la semana pasada. Revelaron infinidad de secretos desde el código fuente de juegos como F-Zero y Link to the Past, el historial completo del desarrollo de Pokémon Diamond y Pokémon Pearl, prototipos para Super Mario Kart y Yoshi’s Island, hasta correos electrónicos de Argonaut Software, codesarrolladores de Star Fox.

Es un vistazo sin precedentes al proceso creativo de una empresa que, como Apple, se enorgullece de su confidencialidad. Lo más probable es que el material haya sido robado y, por lo tanto, eso representa una invasión a la privacidad, lo cual ha causado controversia entre fanáticos y conservacionistas (quienes se encargan de la preservación de los videojuegos).

Nintendo no respondió a la solicitud de comentarios por parte de VICE Games.

El viernes por la tarde, un usuario anónimo de 4chan publicó un link a varios archivos alojados en AnonFiles, un servicio para que las personas compartan material sin temor a que se les vincule con ese material. Incluso en el mundo turbio y violento de 4chan, la gente dudó en ver qué era.

"No abriré eso", escribió un usuario.

Se convirtió en un juego de cobardes antes de que, inevitablemente, alguien descargara los archivos y se diera cuenta de que se habían encontrado con algo mucho más poderoso que un virus. Más o menos al mismo tiempo, una comunidad de entusiastas que se especializa en diseccionar material de videojuegos sospechoso se dio cuenta de lo que había sucedido, gracias a los bots que programaron para investigar sitios como 4chan. El grupo pidió mantener su nombre en secreto debido al historial de Nintendo de emitir demandas.

El término "gigaleak" llegó a Cosmo por un capricho y se quedó.

"Si eres el primero, obtienes el reconocimiento y yo fui el primero", dijo Cosmo en un mensaje privado en Discord durante el fin de semana.

Fue entonces cuando todo explotó: Twitter, Reddit, el grupo del que forma parte Cosmo. Estaba en todas partes. En un canal de Discord, vi en tiempo real cómo cientos de admiradores desmenuzaba los archivos, tratando de ordenar lo que era nuevo, lo que era viejo y lo que volvería locos a los fanáticos. La palabra "mierda" fue pronunciada con tanta frecuencia que finalmente dejó de tener sentido.

Casi cada minuto, las personas encontraban algo revelador, como que en el código fuente de Link to the Past se había colado la palabra “joder”, o que Luigi, de hecho, iba a ser parte de Super Mario 64. Algo especialmente sorprendente fue la evolución del diseño de Yoshi:

Estos descubrimientos han continuado, al igual que las filtraciones, lo que sugiere que hay más por venir.

Sin embargo, la procedencia del "gigaleak" sigue siendo un misterio de. Pero hay algunas pistas.

Se han registrado dos violaciones importantes de la seguridad de Nintendo en los últimos años. El 31 de enero de este año, el hacker Ryan "RyanRocks" Hernández se declaró culpable de haber hackeado los servidores de Nintendo y de poseer pornografía infantil. El FBI informó que Hernández, quien publicó un diseño de Switch antes de que fuera anunciado, tenía "miles de archivos confidenciales de Nintendo", pero nunca se supo a qué tenía acceso Hernández y qué tanto lo había compartido.

La otra violación ocurrió en 2018 por Zammis Clark, quien utilizó una serie de seudónimos en línea, incluidos Slipstream, Raylee y wack0. (Entre la comunidad gamer, era mejor conocido como wack0). Según The Verge, el exinvestigador de seguridad primero logró infiltrarse en los servidores de Microsoft y robar aproximadamente 43.000 archivos, que incluían primeras versiones de Windows, nombres codificados de productos no anunciados ni publicados y versiones en desarrollo de varios programas. Cuando atraparon a Clark, lo liberaron bajo fianza, y poco después hackeó los servidores de Nintendo, obteniendo acceso a "servidores de desarrollo de juegos altamente confidenciales" con "código para juegos inéditos".

Nintendo no supo de la violación durante meses. Clark se infiltró con éxito en la red privada de Nintendo en marzo de 2018, pero no se dieron cuenta hasta mayo. Al igual que con Hernández, nunca se supo a qué información de Nintendo tuvo acceso Clark.

La publicación original de 4chan que inició el “gigaleak” se titulaba “ppg leak time: fuck ganix.” El post fue publicado en el board /vp/ de 4chan, que está específicamente dedicado a Pokémon. Aunque parecen un montón de palabras sin sentido, en realidad, esto podría ayudar a revelar lo que está sucediendo aquí, porque hay una supuesta conexión entre un hacker de Nintendo y una filtración anterior.

Una de las filtraciones más importantes de Nintendo en los últimos años ocurrió en mayo de 2018, cuando apareció una versión de Pokémon Gold y Silver, que se mostró públicamente en la antigua feria comercial Space World de Nintendo en 1997. Esta versión fue interesante para la comunidad Pokémon porque esa versión de feria comercial era muy diferente a la que se lanzó en 1999.

El archivo fue distribuido aleatoriamente a un servidor de Discord, según el Game Informer, por un usuario que se hacía llamar "__".

En diciembre de 2019, un destacado leaker de Pokémon llamado Ganix, conocido por publicar primeras versiones de criaturas Pokémon, publicó una carta de confesión en el foro de Glitch City Laboratories, una comunidad dedicada a diseccionar juegos Pokémon. Ganix alegó haber trabajado con el usuario __, quien, según ellos, era otro seudónimo de wack0, también conocido como Zammis Clark.

"Había muchas cosas relacionadas con Pokémon que [Clark] tenía en su poder, incluidas las herramientas utilizadas para hacer los juegos, las versiones de desarrollo de los juegos e incluso el código fuente de estos", dijo Ganix en la publicación. “Confió algo de lo que tenía a ciertas personas, ya sea conocimiento, herramientas o datos. [..] Yo fui una de esas personas a las que confió cosas".

Ganix después reconoció que filtró todo tipo de material relacionado con Pokémon basado en el acceso a copias inconclusas de los juegos, aunque no está claro si el material que Ganix publicaba lo hacía en colaboración con Clark. El objetivo de distribuir las primeras obras de arte de Pokémon era "darle a la gente un vistazo de lo que podría haber sido".

VICE Games no logró contactar a Ganix al momento de escribir este artículo.

Glitch City Laboratories se convirtió en un daño colateral en este proceso; hace poco, los administradores del sitio anunciaron que revertirían su extenso y detallado wiki a como estaba antes de la publicación de varios códigos fuente de Pokémon. Los foros también se cerrarán. Como informamos en mayo, este tipo de material es muy valioso para los fanáticos que buscan fallas extrañas o para los que hacen emuladores, pero usar un código que pudo haberse obtenido ilegalmente es una gran responsabilidad.

Ganix le concedió una entrevista al historiador de Pokémon Dr. Lava en diciembre de 2019. La entrevista dice que después de la infiltración, Ganix fue hackeado por fanáticos tóxicos de Pokémon en 4chan que querían descubrir a la persona detrás de la infiltración, pensando que tenía acceso a más cosas y que se las estaba ocultando.

"Varias tribus en la comunidad de Pokémon básicamente han estado en guerra entre sí desde que se produjo la primera filtración en mayo de 2018", le dijo Phoebe, usuario de 4chan, a VICE Games, quien ha visto cómo se desarrollan estos eventos en los últimos años. "Fue entonces cuando la gente se dio cuenta de que había mucho más en manos privadas, y se enojaron porque los estaban dejando fuera".

Como con muchas filtraciones anónimas, es difícil decir con absoluta certeza lo que sucedió. En este punto, no sabemos si Ganix tenía acceso a los materiales en el gigaleak, si estaba relacionado con hacks de Nintendo previamente reportados, o algo completamente diferente.

En algunos aspectos, saber su procedencia es irrelevante; ya está ahí afuera. Se ha escrito ampliamente sobre el tema en la prensa de videojuegos, y ha inundado por completo todas las redes sociales y YouTube.

"Un código fuente representa horas, días, meses y años de arduo trabajo, y sangre, sudor y lágrimas, y es muy personal para cada desarrollador", dijo el fundador de Q-Games, Dylan Cuthbert, quien fue programador en Argonaut durante la creación de Star Fox. "Por lo tanto, me parece muy intrusivo de repente tener a gente extraña en Twitter pidiéndome a mí o a otros que expliquen el contexto de cada comentario improvisado en el código, en el mejor de los casos es ridículo y en el peor de los casos es insultante".

Los correos electrónicos internos de Argonaut, que incluían referencias sobre pornografía que se distribuía por la oficina, fueron parte de la filtración. Y aunque Cuthbert condenó la filtración, no pudo evitar hablar sobre las partes que lo fascinaron en Twitter:

"La mayoría de las empresas son terribles preservando sus juegos, y la piratería y otros medios han salvado o guardado muchos juegos", dijo un desarrollador especializado en preservar el historial del juego, quien pidió permanecer en el anonimato para evitar interrumpir cualquier posible negocio con Nintendo. “Basado en esta violación, Nintendo es mucho mejor que la mayoría en el archivo. Pero por eso no se debe alentar al robo de datos invasivos de esta magnitud, aunque sea una anomalía".

Nintendo tiene fama de responderle a sus fanáticos más intensos con amenazas legales, y ha sido una de las compañías de videojuegos más activas y agresivas en la eliminación de ROMs (copias digitales de juegos antiguos) de internet, incluso si ya no hay forma de comprar legalmente esos juegos. Al igual que el resto de la industria, también cierra servicios con partes cruciales de la historia de los juegos, evitando que los futuros jugadores tengan acceso.

La reacción de la comunidad conservacionista ha sido, extrañamente, silenciosa.

La Video Game History Foundation se negó a comentar, y su cuenta de Twitter, que regularmente se vincula a fragmentos tras bambalinas sobre juegos antiguos, no ha hecho referencia a nada de la filtración hasta el momento. El Strong Museum History of Play en Nueva York, que tiene una sección completa dedicada a los videojuegos, no respondió a mi solicitud de comentarios al momento de escribir este artículo.

La librería online Internet Archive alojó brevemente fragmentos de la filtración. Al principio, se negaron a comentar específicamente sobre el tema, y me señalaron su política sobre derechos de autor, donde se reserva el derecho de eliminar material "que parece infringir los derechos de autor u otros derechos de propiedad intelectual de otros". Poco después, me dirigieron hacia la página donde se encontraba el material, y los archivos ya no estaban.

Cuando les preguntamos si Nintendo solicitó específicamente que eliminaran los archivos, el director de Internet Archive, Mark Graham, le dijo a VICE Games que no estaba al tanto de tal solicitud.

Hasta el momento, parece que Nintendo no ha emitido avisos de suspensión y desistimiento de ningún artículo sobre las filtraciones, ni ha emitido avisos para que se eliminen videos de YouTube con el material. Tampoco le ha pedido a Twitter u otras plataformas de redes sociales que eliminen imágenes o tuits relacionados.

"Hasta donde sé, esta es la mayor filtración de información de desarrollo hasta la fecha", dijo el experiodista de juegos Jeremy Parish, quizás mejor conocido como coanfitrión del popular podcast de juegos retro Retronauts.

Parish recientemente se unió a Limited Run Games, la editorial que se especializa en enviar versiones físicas de juegos en un mundo cada vez más digital, como curador de medios, enfocado en escribir y hablar sobre los juegos que están publicando. Es el equivalente de un historiador interno.

"Nintendo siempre ha sido muy hermético", dijo Parish. “Son los guardianes de su propia historia. Comparten muy poco y siempre en sus propios términos. Y esa es su prerrogativa, y esto no va a hacer que eso cambie... principalmente porque sería difícil para Nintendo ser menos abierto sobre sus procesos de desarrollo".

Parish calificó la filtración como "horrible", haciéndole eco al sentimiento de otros en la comunidad conservacionista con la que hablé, incluso aquellos atraídos por lo que nos dice sobre Nintendo.

"Quisiera que los desarrolladores y editores trabajaran más estrechamente con los archiveros para documentar su historia", dijo Parish. "No solo Nintendo, todos. El tipo de documentación exhaustiva que, los mismos creadores, han dedicado a franquicias como la de Star Wars o el catálogo de los Beatles, no existe en el mundo de los videojuegos, y eso se debe a la confidencialidad compulsiva de los editores".

La industria de los videojuegos normalmente guarda secretos absurdos. Nintendo resulta ser más reservado que la mayoría, y también es uno de los creadores más queridos. Es la combinación que hace que esta filtración, más que otras, se destaque. Realmente no tiene precedentes.

"No digo que este tipo de filtraciones sea culpa de los editores", dijo Parish, "pero... si trabajaran más de cerca con escritores e historiadores que trabajan de buena fe para documentar la historia, estas violaciones parecerían menos trascendentales".

Sigue a Patrick en Twitter.