Actualidad

¿Cómo construimos un nuevo acuerdo democrático?

Entre el 14 y el 19 de septiembre se llevará a cabo Democracia Viva, un proyecto que reúne una serie de encuentros, debates y talleres en los que participarán 50 organizaciones, movimientos sociales, universidades y medios de comunicación.
10.9.20
Foto DV 1
Democracia viva


Nos encontramos en una emergencia global. El Covid 19 ha cambiado el mundo entero, ha profundizado las problemáticas ya existentes en torno a las desigualdades sociales, políticas y económicas en la región. Es por eso que surgió un nuevo acuerdo participativo denominado Democracia Viva que sirve como respuesta a la crisis regional por la que estamos atravesando.

Un nuevo acuerdo democrático surge de la necesidad de replantear un consenso político tomando como punto de partida las crisis de representación que viven las ciudadanías en varios países de la región. Las manifestaciones diarias son un pedido urgente de respuestas a las instituciones democráticas.

Publicidad

Este proyecto forma parte de esta búsqueda y se llevará a cabo con la participación de 50 organizaciones, dos medios de comunicación: VICE y Democracia Abierta, junto a universidades, movimientos sociales y espacios de debate que intentarán delinear una ruta sobre este nuevo acuerdo democrático. El enfoque será trabajado bajo el eje de cinco temáticas centrales: cuál es el rol del Estado en esta democracia que queremos construir, qué estrategias podemos implementar para combatir el cambio climático, cómo podemos generar una sociedad con mayor inclusión, igualdad y paridad, cómo podemos eliminar las múltiples fuentes de violencia a las que está sometida la región y cómo podemos garantizar los mínimos estándares de libertad de expresión.

En Vice hablamos con Matías Bianchi, director ejecutivo y fundador de Asuntos del Sur, la organización precursora del proyecto, creada hace diez años. Desde su nacimiento actúa en doce países de Latinoamérica y piensa estrategias con un enfoque democrático en la región.

Vice: ¿Cómo surgió Democracia Viva?

Matías Bianchi: Nosotros festejamos el día de la democracia desde hace ya cinco años aproximadamente, lo que hacíamos eran intervenciones vivas en distintas partes de la región, que aunque se conectaban con un hashtag, cada organización o persona se expresaba de manera diferente. Algunos hacían un mural, otros una obra de teatro, otros leían poesía; se reunía la región para discutir la democracia.

Publicidad

La democracia tiene que estar en movimiento, es una lucha que debe estar en nuestra vida cotidiana, porque si no avanza retrocede, no se queda quieta. Este año ya veníamos con informes que dan un panorama tenebroso, el crecimiento de la violencia tiene picos históricos en distintos países de la región, ya siendo el continente que tiene un tercio de los asesinatos en el mundo, con el peor desempeño económico en el último medio siglo, con retrocesos de inclusión de población en situación de vulnerabilidad y niveles de legitimidad bajos en los partidos políticos. Ya a principio de año la situación era compleja y el Covid 19 profundizó las problemáticas. Esta vez llamamos a un coro de organizaciones y medios de comunicación independientes como Vice, universidades, centros de pensamiento y movimientos sociales para unirnos a diagramar un nuevo acuerdo para la democracia.

¿Cómo se construye un diálogo desde el sur?

Desde Asuntos del Sur trabajamos esta idea con un concepto vinculado a la desigualdad de poder. El sur no es un lugar geográfico, sino que es una metáfora de las situaciones actuales, hay hasta relaciones humanas que expresan este norte-sur. Es una indicación de orientación, de cómo construir políticamente empezando por los últimos, por los más débiles, por las zonas de vulnerabilidad.

¿Cómo piensan que los jóvenes están involucrados en los asuntos democráticos en América Latina?

Publicidad

Creo que hay interés en las cuestiones públicas, no es que no existe la apatía, simplemente creo que los jóvenes no se van a involucrar en una situación que no tenga la posibilidad efectiva de incidencia, por eso tienden a no meterse en partidos políticos, por eso tienden a no participar en espacios oficiales, porque en general se los busca para la foto. Pero donde hay espacios genuinos de participación están. Los hemos visto participando en las agendas emergentes como son los feminismos, el medio ambiente; estos son espacios dominados por las juventudes, donde realmente hay una posibilidad de transformación. Una de las deudas de la democracia es constituir los canales donde puedan tener voz y voto de manera genuina.

Siendo la libertad de expresión un derecho constitucional ¿Cuáles son las trabas con las que se encuentran?

La revolución digital es algo que nos ha permitido tener un acceso a la información, a una cantidad y velocidad nunca antes visto, eso abrió posibilidades para democratizar el debate público, pero también se abrió la posibilidad de generar información falsa para contaminar el debate democrático,  ese es solo un aspecto. El otro es que tenemos una concentración de medios de comunicación en los países de la región que dominan la opinión pública, entonces el rol que tiene el dinero y el acceso de los poderes de facto es un determinante importante dentro del debate de la democracia, es multidimensional pero es una agenda fundamental que tenemos que dar cuenta.

Para inscribirse en las actividades llevadas a cabo entre el 14 al 19 de septiembre deben ingresar a democracia-viva.org