FYI.

This story is over 5 years old.

Estados Unidos

Así funciona el proceso para liberar detenidos en Guantánamo

Documentos desclasificados evidencian la opacidad que envuelve el proceso para decidir si los detenidos de Guantánamo pueden ser liberados. Pese a las promesas de cierre del gobierno de EEUU, la cárcel sigue abierta.
14.4.16
Protestas contra el Centro de Detención de Guantánamo en EEUU. (Imagen vía AP Images)
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

Este artículo fue publicado originalmente en VICE.

¿Cómo decide la administración Obama cuándo un detenido puede ser liberado del centro de detención de Guantánamo? Se basa en las decisiones de juntas de libertad condicional, formalmente conocidas en los círculos gubernamentales como Juntas de Revisión Periódica (PRB por sus siglas en inglés).

Aunque las PRB se establecieron mediante una orden ejecutiva en 2011, la primera audiencia no tuvo lugar hasta 2013, inmediatamente después de una masiva huelga de hambre. Son las Juntas las que, luego de que el gobierno ha considerado a los presos demasiado peligrosos para una liberación, deben determinan si los detenidos recluidos indefinidamente pueden ser puestos en libertad.

Publicidad

Las Juntas están compuestas por altos funcionarios de los departamentos de Defensa, Seguridad Nacional, Justicia y Estado, el Estado Mayor Conjunto, y la Oficina del Director de Inteligencia Nacional. Cada detenido es entrevistado sobre su vida en Guantánamo, sus planes tras la liberación y sobre su percepción hacia Estados Unidos y su gobierno por haberlo retenido indefinidamente sin cargos, ni juicio. Luego, los funcionarios deben decidir si el detenido continúa siendo una amenaza para la seguridad nacional o no.

La vida después de Guantánamo: exiliado en Kazajistán. Mira el documental aquí.

De ser considerado todavía una amenaza, el detenido continuará privado de su libertad de forma indefinida hasta que "finalicen las hostilidades". Si la Junta determina que ya no pone en peligro la seguridad nacional, se "limpia" su historial para realizar una repatriación a su país de origen o bien se lo transfiere cediendo la custodia a un gobierno extranjero. Prácticamente todo el proceso se lleva a cabo en secreto.

Sin embargo, algunas páginas desclasificadas de documentos de la Oficina del Enviado Especial para el cierre de Guantánamo del Departamento de Estado arrojan algo de luz acerca de las discrecionales discusiones que giran alrededor de la que fue la primera audiencia de una PRB, hace dos años.

1. Este apartado indica que el Departamento de Estado determinó qué parte de la información contenida en este documento debía ser excluida de la Ley de Libertad de Información (FOIA) en el marco de las excepciones para proteger la privacidad, la información sensible a la seguridad nacional, y las actividades en el extranjero de EEUU.

2. La clasificación SECRET/NOFORN (S/NF) significa que la información es secreta y no puede ser compartida con extranjeros. Lo que subraya el carácter sensible y el secretismo en relación a las discusiones sobre los traslados de los detenidos de Guantánamo y el proceso de la Junta. Esta línea indica que este documento fue originalmente programado para ser desclasificado el 28 de noviembre de 2028, pero debido a que se presentó una solicitud de FOIA, el Departamento de Estado se vio obligado a revisar el documento e identificar las partes que podrían ser desclasificadas y publicadas ahora.

Publicidad

3. Clifford Sloan, el entonces enviado especial para el cierre de Guantánamo, escribió esta nota al secretario de Estado, John Kerry. En ella le dice que la detención de Mahmud Abd al Aziz al Mujahid ya no es necesaria "para proteger una continua amenaza significativa para la seguridad de Estados Unidos". Específicamente, Sloan explica que Al Mujahid, el detenido que consiguió la primera audiencia con una PRB, es un yemení presuntamente ex guardia nacional de Osama bin Laden. El PRB escuchó su caso y aprobó el traslado a su país si las condiciones de seguridad en una Yemen sacudida por las guerras mejoraban, a un centro de rehabilitación yihadista, o a algún otro país. Sin embargo, más de dos años después de que Al Mujahid fue autorizado a su liberación en noviembre de 2013, todavía está cautivo en Guantánamo.

Desvelando la colección porno de Bin Laden: la lucha abierta con la CIA continúa. Leer más aquí.

4. Aduciendo una potencial amenaza para la seguridad nacional, la privacidad, y las discusiones que implican las relaciones exteriores y/o actividades de Estados Unidos en el extranjero, el Departamento de Estado redactó esta sección entera, la cual explicaría por qué y cómo la PRB tomó su decisión.

5. Curiosamente, esta sección establece que si un integrante de la PRB que no está de acuerdo con esta decisión final, puede solicitar una revisión dentro de un plazo de 30 días, detalle que era desconocido hasta entonces. En este texto, Sloan señala que está de acuerdo con la decisión de la junta para limpiar a Mujahid y prepararlo para su traslado.

6. Esta es una entrada muy notable, y está etiquetada como "sensible pero no clasificada" (SBU por sus siglas en inglés). Sloan afirma que el ritmo de las audiencias aumentaría a dos o tres por mes. Sin embargo eso no sucedió. Desde esa primera entrevista en noviembre de 2013, se han celebrado menos de 30 audiencias relativas a unos 37 detenidos. El lento proceso de las audiencias y la incapacidad de transferir a los detenidos exculpados como Al Mujahid han impedido el objetivo del presidente Barack Obama de cerrar Guantánamo antes de que termine su mandato en 2017.

Sigue a VICE News En Español: @VICENewsEs