FYI.

This story is over 5 years old.

Identidad

Aborto, eutanasia y derechos para los homosexuales... no en El Salvador

La organización Observatorio Latinoamericano de Políticas de Drogas y Seguridad Humana descubrió que los salvadoreños son los más tradicionalistas de la región cuando se trata de las políticas públicas más polémicas.
19.3.16
Imagen por Fred Ramos/Getty Images
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

En la baraja de los países más conservadores del mundo, El Salvador es la carta más alta en América Latina.

La organización Observatorio Latinoamericano de Políticas de Drogas y Seguridad Humana, con sede en Chile, realizó el Estudio Anual Sobre Políticas de Drogas y Opinión Pública, y descubrió que los salvadoreños son los más tradicionalistas de la región respecto al aborto, la eutanasia y la homosexualidad: sólo el 26.9 por ciento aprueba esa triada de temas, un promedio por debajo de cualquier país de Latinoamérica.

Publicidad

Respecto a la interrupción de un embarazo, el 79.1 por ciento está en desacuerdo en legalizarlo, en concordancia con las leyes del país: según el código penal de El Salvador, el aborto está prohibido, incluso cuando la gravidez es consecuencia de violación o cuando la vida de la madre está en peligro. Quien decida concluir la gestación de manera antinatural será procesada como asesina y podría recibir hasta 40 años de cárcel.

La desaprobación en este tema está íntimamente ligado a la religión, de acuerdo con el Instituto Universitario de Opinión Pública. El protestantismo en el país ha aumentado en las últimas décadas dentro de un país mayoritariamente católico y evangélico, donde los representantes religiosos tienen una injerencia tan fuerte como cualquier líder de opinión o político.

"Toda vida humana es sagrada, eliminarla es un asesinato. Y si hay dos vidas en peligro, madre e hijo, hay que salvar la vida del más débil, del hijo", declaró en mayo del 2015 el obispo auxiliar de la Iglesia católica de la capital, San Salvador, Gregorio Rosa Chávez, quien ha pedido a sus fieles que los principios religiosos sean llevados fielmente a las políticas públicas.

El Salvador más sangriento desde la salvaje Guerra Civil. Leer más aquí.

Sobre la homosexualidad, el 73.5 por ciento de los salvadoreños aseguraron que no aprueban a la comunidad lésbico-gay.

Esto ha tenido un impacto en la población LGBTTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales), pues durante el periodo de 1996 al 2015 se han registrado más de 500 casos de crímenes de odio contra homosexuales en aquel país, según los registros de la Fiscalía General de la República.

Publicidad

En noviembre de 2015, Amnistía Internacional, junto con asociaciones locales, convocaron a una campaña de firmas y manifestaciones públicas para pedir al presidente salvadoreño, Salvador Sánchez — quien suele aparecer en público en eventos religiosos — la despenalización del aborto y el seguimiento a los crímenes cometidos hacia la comunidad homosexual, pero él no ha concedido cambios.

Finalmente, cuando se aborda el tema de la eutanasia o muerte asistida, el 66.7 por ciento de los salvadoreños rechaza esta medida.

En el sentido opuesto, el país más liberal sobre del aborto y la homosexualidad es Uruguay con un 61.5 por ciento y 77.2 por ciento de su población a favor, respectivamente. Mientras que la eutanasia tiene su tasa de aprobación más alta, 71.4 por ciento, en México.

Sigue a Martín Andrade en Twitter: @godomarto

Sigue a VICE News en Twitter: @vicenews