Actualidad

Las otras cosas que han pasado mientras solo prestábamos atención a las protestas en Cataluña

Lo que pasa en Cataluña es importante pero el resto del mundo también existe.
18.10.19
Esperanza Aguirre
Susana Vera/Reuters

El lunes pasado se hizo pública la sentencia del "Procés" por parte del Tribunal Supremo. Los líderes independentistas fueron condenados por sedición y recibieron penas de 9 a 13 años de cárcel. Nada nuevo que no sepamos ya.

El caso es que desde entonces Cataluña ha estado sumergida en una espiral de protestas, coberturas mediáticas y posts en redes sociales que hablan del conflicto que se está viviendo ahora mismo en Cataluña. Se está hablando del tema de tal manera que parece que el resto del mundo se ha paralizado. O al menos esa es la sensación que los medios de comunicación y los altos cargos del Estado están transmitiéndonos.

Publicidad

Por supuesto, lo que está pasando en Cataluña es importante. ¿Pero es lo único de lo que se debería estar hablando? Estas son algunas de las cosas importantes que están pasando mientras no prestamos atención:

Esperanza Aguirre declara hoy por el caso Púnica

Han tenido que pasar seis años de instrucción, escuchando testigos e interrogando acusados, pero finalmente la expresidenta de la Comunidad de Madrid se sienta hoy en el banquillo para declarar ante el juez por la financiación ilegal del PP. Es la primera vez que declara como imputada en un caso de corrupción y se le acusa de hasta seis delitos.

Los jueces sospechan que efectivamente fue la encargada de llevar a cabo un plan que financiaba la campaña electoral de su partido con fondos públicos. Por lo visto el hecho de que este delito se cometiera durante los más de ocho años de mandato de la expresidenta no son prueba suficiente, así que de momento solo sospechan que es culpable.

No voy a ser yo quien juzgue a Esperanza Aguirre, obviamente. Ya me gustaría. Pero pase lo que pase, lo que está claro es que tanto esta mujer como el partido político para el que trabaja han demostrado ser unos genios a la hora de desviar la atención a otros temas para que sus delitos pasen desapercibidos y se vayan esfumando sin que nadie les preste demasiada atención. Bueno, los delitos que les interesa tapar claro. Sino que le pregunten a Cifuentes.

Concentraciones de los pensionistas por toda España

A principios de este mes comenzó la Marea Pensionista: varios grupos organizaron marchas desde diferentes capitales de provincia hasta llegar a Madrid reivindicando una pensión digna para todos los españoles. Marchas que han recorrido cientos de kilómetros por todo el país hasta acabar en el Congreso de los Diputados. Lo que reivindican es, básicamente, que gobierne quien gobierne las pensiones están garantizadas y que se produzca una subida de la pensión mínima.

Lo curioso es que muchas de las personas que están haciendo estas reivindicaciones ya tienen su pensión garantizada. Y, sin embargo, a los jóvenes, que no sabemos qué futuro nos espera y que de momento no tenemos ninguna garantía de que vayamos a tener una pensión, parece que todo esto nos la suda.

Publicidad

Puede que esté generalizando demasiado, pero no he visto a muchos millennials preocupados por los que les pasará después de la jubilación. Vivimos a corto plazo y se nos olvida que el futuro algún día se convertirá en presente, y cuando ese futuro esté aquí es cuando llegarán las lamentaciones.

Sentencia del Supremo por el caso Alsasua

El 9 de octubre se hizo oficial la sentencia del Tribunal Supremo que rebaja la condena de los ocho jóvenes condenados por una pelea de bar en 2016 contra dos Guardias Civiles y sus parejas. Aunque la condena ya es firme, las familias de los acusados consideran que la condena es desmesurada y han convocado nuevas concentraciones pidiendo la libertad de los encarcelados y rechazando los “montajes policiales” que rodean el caso desde hace ya tres años. Familias desesperadas (y con razón) que están viendo cómo sus hijos e hijas pueden pasar hasta nueve años en la cárcel por darse un par de ostias de madrugada en un bar.

Que si, que pegarse está mal, lo sé. ¿Pero no hemos sido todos testigos de este tipo de altercados alguna vez a lo largo de nuestra vida? ¿Por qué encarcelar precisamente a estos ocho chavales y no a cualquier otro grupo de valientes que se lían a golpes a la salida de una discoteca?

Llamadme loco si queréis, pero igual el hecho de que sean de Alsasua y de que la pelea fuese con la Guardia Civil tiene algo que ver en todo esto. Como si nos estuvieran mandando un mensaje que dice: “no importa que te des de hostias, lo que importa es contra quien lo hagas”.

Mueren miles de peces en el Mar Menor

Esta semana han aparecido miles de peces y crustáceos muertos en Murcia. Concretamente en la orilla de San Pedo del Pinatar, al este de la comunidad. El Servicio de Protección de la Naturaleza sospecha que la causa de esta catástrofe son los efectos de la gota fría del mes pasado, que ha provocado un cambio de componentes en el agua dejando sin oxígeno a las especies marinas.

Los vecinos como es normal han mostrado su preocupación, pero la reacción popular y mediática ha sido prácticamente inexistente. Vale, entiendo que esto ha pasado en Murcia y que a veces se nos olvida (a mi al menos) que existe, pero estamos hablando de lo que podría ser el mayor desastre ecológico del Mar Menor y la gente pasa olímpicamente del tema.

Lo vuelvo a repetir: lo que está pasando en Cataluña es importante y se debe hablar de ello. Pero deberíamos empezar a pensar si el hecho de que tanto los medios generalistas como los líderes políticos estén poniendo toda su atención a las protestas catalanas se debe a la gravedad de ese asunto o a que están utilizando este tema como cortina de humo para que nos olvidemos de que estamos rodeados de basura por todos lados, no solo en Cataluña.

Sigue a Miguel en @miguelretegui.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.