Guía de disfraces para triunfar en Carnaval por menos de cinco euros

Que el bolsillo no te prive de ser Sergio Ramos o 'Soy una pringada' este año en Carnaval.

|
08 Febrero 2018, 5:00am

Foto modificada vía Instagram, Pixabay y Wikimedia Commons

Se avecina el Carnaval y seguramente no tienes nada preparado. No te preocupes, aquí va una guía fresca de disfraces baratos para ser la persona más original de la fiesta con menos de 5 euros. Olvídate ya del pirata cutre, la planta de marihuana rancia o del bebé gigante. El secreto está, recuérdalo siempre, en ser original.

Aunque pase lo de cada año. Es sábado por la tarde, está a punto de cerrar el bazar más cercano y tus colegas te presionan por los grupos de WhatsApp: “Vente. Da igual qué te pongas”. Claro, lo dicen porque llevan dos malditas semanas currándose un disfraz como si estuvieran en las carrozas de Río de Janeiro. Tú sueltas tu evasiva de costumbre sin descartar el plan, pero tampoco sin confirmarlo, y vas viendo cómo pasa el tiempo hasta que te encuentras a diez minutos del cierre de las tiendas sin saber qué ponerte.

Es en ese momento cuando la presión aviva la genialidad del mismo modo que eres capaz de completar medio examen en los últimos cinco minutos. Las vicisitudes de nuestro cerebro. Aquí van algunos ejemplos. Empezamos.

After a tipo fijo

Foto modificada vía pxhere y YouTube

Baja corriendo al bazar, cómprate varios metros cuadrados de fieltro, cartulinas o cartón y empieza a crear tu documento del “derecho real que grava bienes materiales sujetándolos a responder del cumplimiento de una obligación dineraria”. El fieltro, cartulinas o el cartón forrado de papel son muy baratos, sobre todo en bazares al por mayor, así que puedes gastarte todo el presupuesto en ello. Pega o grapa las dos caras dejando hueco para brazos y piernas. Así de simple.

Vuelca tu imaginación en los textos hipotecarios, en la firma de Simón Pérez o Silvia Charro y dibuja el escudo de Tabarnia que tanto defienden. Si vas fuerte, puedes llevar un tarro con harina para simular… pues eso, harina.

Fontanero Fashion Week

Foto modificada vía Instagram Sergio Ramos

Los fontaneros se han reinventado. El bueno de Sergio siempre ha rozado los límites del buen gusto abusando de la tendencia. Muchas veces pecaremos de ignorantes, pero la vez que estuvo en el palco del Bernabéu de esta guisa se pasó tres pueblos.

Para hacerle un buen homenaje, solo tendrás que comprar una gorra azul —si no la tienes o te la dejan—, y la tan ansiada bata. Wallapop puede ser una buena opción, ya que las hay desde 5 €, sin contar con tus dotes de regateo. Las zapatillas pueden ser calcetines azules por fuera o goma eva. La solución más barata. El bonus track es un tweet de los suyos a modo de pancarta. Éxito asegurado.

F*cking Awards-Winning

Foto modificada vía Instagram Javier Calvo, Pixabay y Flickr

Si quieres disfrazarte con tu pareja y no eres de los que les gusta transformarse mucho, los Javis deben ser tu elección. Para ser Javi Calvo, y si tienes algo de tiempo, solo necesitas reutilizar la chupa de polipiel que ya no te pones. Con unas témperas de 3,76 € —en un bazar las habrá baratas también— podrás personalizarla. Luego necesitarás una peluca de un par de euros —o pídesela a un amigo— y mucha laca. Podrás disfrutar de ese flequillo que siempre se toca cual paciente de TOC.

Para Ser Javi Ambrossi, necesitas unos buenos pitillos y algún suéter o camiseta de Mickey Mouse, sin olvidar un rímel para intentar alcanzar esa frondosidad de pestañas que luce el artista madrileño. Ah, se me olvidaba. Para rematar el disfraz, es imprescindible un galardón —esa copa de cuando hacías deporte— seguido de un discurso que haga llorar a todos tus amigos. Incluso puedes pegar un par de zascas antibullying y dar las gracias a Netflix por la segunda temporada de Paquita Salas.

Hamburguesa de seitán rebelde

Foto modificada vía pxhere y Pixabay

Sin duda, 2017 ha sido el año del seitán o, al menos, ha sido el momento en que se ha abierto paso al gran público reventando el mercado. Si quieres reivindicar el mundo vegano, puedes confeccionarte un disfraz único con fieltro o goma eva, aunque lo ideal sería la espuma de un color, como la de un colchón antiguo. Con un spray marrón puedes pintar el borde para dotarte de "realismo" y, a su vez, la bandera vegana hecha con un palo, una hoja —imprimida o dibujada— y celo rematarán tu look.

Quizás necesitas más reivindicación: no te preocupes. Ármate con un buen ramo de brócoli para atacar a los especistas con lo que más les duele. En fin, si tienes un poco más de presupuesto, puedes envolver la hamburguesa en papel film y hacer una etiqueta Din A3 con tu información nutricional. Cero por ciento grasas saturadas, cien por cien concious.

Hater suprema y ama del mundo

Foto modificada vía Instagram Soyunapringada y Pixabay

Si quieres aprovechar la excusa del carnaval para redefinir los parámetros del haterismo, “Soy una pringada” es tu disfraz. Sencillo y barato, solo necesitarás una gorra o gorro, peluca amarilla, pinturas de cara y pintalabios, además de una buena dosis de animadversión. Carlota Corredera, no salgas de casa.

Tras vestirte con una camisa ancha de cuadros, el plus fan te lo dará el Winnie de Pooh de peluche que lleva a casi todos lados. Utilízalo para disuadir antes de sacar al hater de tus entrañas e invocar a los jinetes del Apocalipsis.

Estos son algunos ejemplos de disfraces por 5 euros, aunque bien es posible que si ejercitas tus neuronas un rato te salga otra idea que acapare la atención del auditorio. Sea como fuere, revienta la noche con un atuendo barato y original, hazte una foto con ese amigo tuyo que se gastó varias decenas de euros en un decadente disfraz y que le den a los que no improvisan. A gozarlo.