copa oro

Al aficionado le duele no ver al Tri en la final de Copa Oro, a la CONCACAF el bolsillo

En menos de 24 horas, los precios de los boletos para la final de este miércoles entre las selecciones de Jamaica y Estados Unidos sufrió una caída del 72 por ciento.
Foto:El Siglo de Torreón

El tiro libre jamaiquino que terminó colándose en el arco mexicano a 10 minutos del final de la semifinal de Copa Oro debió bajarle el azúcar a todos en la CONCACAF. Jamaica no figuraba en sus planes, mientras todos se frotaban las manos para ver otra lucrativa edición de la rivalidad más grande de América del Norte. Estados Unidos hizo su chamba, pasó a la final cómodamente y esperaba -queremos pensar- a su acérrimo rival, pero jamás contaron con la incompetencia y desvergüenza del 11 mexicano.

Publicidad

Al aficionado mexicano le duele ver que el "gigante" de la zona ni siquiera pueda llegar a la última instancia del torneo sin mayores problemas, a pesar de su incesante apoyo; a la CONCACAF le duele en el bolsillo, ya que en menos de 24 horas después de la penosa y justa derrota del "Tri", el precio de los boletos para la final de hoy cayeron estrepitosamente.

¿Cómo hacerle para que el Levi's Stadium, con capacidad de 68,500 asistentes, pueda llenarse o, mínimo, parecer que se llenó? Bajando hasta en un 72 por ciento el precio original de los boletos.

Antes de la catástrofe, Forbes informa que los precios para el hipotético México vs. Estados Unidos rondaban los 75 y 79 dólares en zona general. Después de la merecida derrota y en menos de 24 horas, los precios fluctúan entre los 21 y 22 dólares. En cuanto a los boletos más costosos, los cuales tenía un valor de 265 dólares, ahora se pueden encontrar en 74; duro golpe a las proyecciones monetarias de la CONCACAF.

Al menos la Femexfut ahora podrá consolar a su similar de CONCACAF, luego de que la primera también perdiese la posibilidad de disputar el millón de dólares que se otorga al campeón de la Copa Oro.

Jamaica y Estados Unidos se enfrentarán la noche de este miércoles en la decimocuarta edición de la final de Copa Oro. ¿Se llenara el estadio Levi's? ¿Cuántas camisetas tricolor veremos de aquellos que compraron por adelantado un asiento para ver a su decepcionante seleccionado nacional? Tal vez muchos; tal vez algunos recapacitaron y se deshicieron de sus boletos. La única certeza es que a la CONCACAF no le agradó que su mina de oro haya quedado eliminada en la semifinal.