crimen y drogas

La policía colombiana detuvo al ‘Caracol’, el narcotraficante más buscado de Perú

Gerson Gálvez Calle es el supuesto líder de la organización criminal Barrio King, la cual está relacionada con el tráfico de cocaína internacional entre América del Sur, México y Europa.
3.5.16
Photo de Leonardo Munoz/EPA
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

El capo peruano de la droga Gerson Gálvez Calle, alias El Caracol, fue detenido el pasado sábado en Colombia, e inmediatamente fue trasladado a su país de origen.

Las autoridades colombianas subieron un video del supuesto líder de la organización criminal Barrio King, en la que se le ve forcejeando con las fuerzas de seguridad, a través de una avalancha de periodistas para después entrar al avión en el que sería trasladado.

Publicidad

Después de llegar a Perú por la noche del domingo, los soldados lo presentaron ante los medios de comunicación locales. Llevaba una camisa azul con letras amarillas grandes que decían "detenido por la policía".

Las autoridades colombianas y peruanas han promovido la detención como un logro importante en la lucha para tener el tráfico de drogas bajo control, en América del Sur.

"La policía y la justicia tienen brazos largos", dijo a la prensa el ministro del Interior peruano, José Luis Pérez. "Ningún delincuente se va a librar de la Policía Nacional ya sea en el Perú o en el extranjero".

La nueva generación de traficantes de cocaína pone a Perú a la cabeza de los narcoestados. Leer más aquí.

El narcotraficante fue detenido el sábado en la ciudad colombiana de Medellín, mencionó el Ministerio de Defensa Nacional de Colombia en un comunicado, en el que describió al capo como "el narcotraficante más buscado en Perú".

De acuerdo con las autoridades, El Caracol fue detenido en un centro comercial al norte de la ciudad, después de que funcionarios de inteligencia se dieran cuenta de su presencia en el país y comenzaran a monitorear sus movimientos.

Se dijo que El Caracol se alojó en un departamento de lujo que parecía haber rentado con el fin de estar más cerca de su novia venezolana, la cual se había trasladado a Medellín varios meses antes. El comunicado menciona que una socia ecuatoriana hizo la mayor parte de sus compras.

Publicidad

"Es un importante golpe contra la delincuencia transnacional. Ninguna nación en el hemisferio será un refugio seguro para los traficantes de drogas", dijo el general Jorge Hernando Nieto, director de la Policía Nacional de Colombia.

'La policía y la justicia tienen brazos largos'.

El Caracol era un hombre buscado desde que fue liberado en 2014 de una prisión en Perú, donde había cumplido 12 de los 15 años a los que estaba condenado por intento de asesinato, robo y tráfico de drogas.

Las autoridades penitenciarias ordenaron bajar la pena para reducir el hacinamiento en el sistema penitenciario, esto a pesar de que horas antes de su liberación, los fiscales solicitaron que el capo permaneciera encarcelado debido a nuevas acusaciones de tráfico de drogas. El director de prisiones de Perú, Julio Magán, dijo que los fiscales y la policía habían fracasado para notificarle sobre nuevos cargos criminales pendientes contra el preso, que pasó a la clandestinidad, tan pronto como fue liberado.

Sin embargo, muchos sospechan que la liberación prematura de El Caracol se deriva de la corrupción.

Posteriormente, el gobierno de Perú ofreció una recompensa de aproximadamente 150.000 dólares para la recaptura del narcotraficante, e incluso Interpol comenzó a buscarlo.

Perú, el país con la tasa más alta de trabajo infantil en Latinoamérica. Leer más aquí.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Perú es actualmente el segundo productor mundial de cocaína, después de Colombia. En 2014, Perú tenía un estimado de 42.900 hectáreas de la planta de coca que sirve como la base para dicha sustancia. Esto es más del doble de la superficie de cultivo en Bolivia, el tercer país de mayor producción.

La organización Barrio King está acusada de estar detrás del envío de cientos de millones de dólares en cocaína desde el puerto más grande de Perú, Callao, a México y Europa. La organización también estaba detrás de una sangrienta guerra que dejó 140 muertos en Callao el año pasado.

Publicidad

Fuentes policiales han dicho que el objetivo de El Caracol era convertir a Barrio King en una organización capaz de competir con las organizaciones de tráfico de drogas de México. La prensa peruana ha llamado continuamente a El Caracol el nuevo "Chapo", refiriéndose al capo mexicano Joaquín El Chapo Guzmán, quien fue detenido de nuevo en enero de este año.

El Caracol, sin embargo, no parece listo para poseer el status de uno de los más importantes narcotraficantes de América Latina. A medida que fue entregado a las autoridades peruanas, según los informes, gritó: "Tengo derecho a ser considerado inocente".

Mira el documental de VICE News Perú: la guerra contra las drogas:

Sigue a Nathaniel Janowitz en Twitter: @ngjanowitz

Sigue a VICE News En Español en Twitter: @VICENewsEs