FYI.

This story is over 5 years old.

En imágenes: enfrentamientos con soldados israelíes en el entierro de un joven palestino

Un chico que habló con VICE News opina que a los jóvenes palestinos no les queda otra opción que luchar contra la ocupación israelí: "Sólo somos niños, pero esto es lo que sabemos hacer y así es cómo hemos sido criados. No es una opción".
Imagen por Harriet Salem
Síguenos en Facebook para saber qué pasa en el mundo.

[show_more]

Duros enfrentamientos estallaron cerca del campo de refugiados de Aida en el norte de Belén ayer martes cuando cientos de palestinos que asistieron al funeral del chico de 13 años Abdul-Rahman Obeidallah se enfrentaron con soldados israelíes en las calles de la ciudad cisjordana.

Los soldados israelíes ubicados junto al muro adornado con grafitis que separa Cisjordania de Israel dispararon cientos de granadas de aturdimiento, gas lacrimógeno y utilizaron cañones de agua contra los manifestantes que hicieron barricadas y lanzaron piedras con tirachinas y hondas.

Publicidad

Según los médicos, munición real fue utilizada contra los manifestantes, dejando un saldo de al menos dos jóvenes trasladados al hospital con heridas de bala.

Fuera del campo, grupos de jóvenes enmascarados, muchos de ellos adolescentes, agitaban las banderas de Palestina y Fatah, el partido en el poder en Cisjordania, así como otras facciones políticas locales. Muchos portaban cuchillos y bates de béisbol.

Imagen por Harriet Salem

Un joven vestido con una camiseta con la cara de Yasser Arafat (el ex presidente de la Organización para la Liberación de Palestina) comenta que a los jóvenes palestinos no les quedaba otra opción que luchar físicamente contra la ocupación israelí. "Sólo somos niños,  pero esto es lo que sabemos hacer y así es cómo hemos sido criados, es algo que tenemos que hacer. No es una opción. Es lo que hizo la generación anterior, y la anterior a esa. Ahora es nuestro turno", expresa a VICE News.

Otro adolescente de 14 años, Lohai, dice que a menudo lanzan piedras a los soldados israelíes durante las manifestaciones y afirma: "no tengo miedo de convertirme en un mártir".

Al otro lado de la ciudad las persianas de los comercios estaban firmemente cerradas en señal de respeto al joven muerto.

Manifestantes palestinos se enfrentan con soldados israelíes en Belén después de la muerte de un chico de 13 años en el campo de refugiados de Aida. (Foto por Abed Al Haslhamoun/EPA)

Obeidallah había recibido un disparo en el pecho durante los enfrentamientos del lunes entre manifestantes y soldados, pero testigos presenciales del incidente aseguran que él regresaba a su casa de la escuela y coinciden en que no había participado en la manifestación.

Publicidad

Una investigación preliminar realizada por las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF por sus siglas en inglés) ha encontrado que la muerte del niño fue el resultado de un error por parte de soldados que estaban apuntando a un adulto que se encontraba cerca de él. El incidente fue descrito por un oficial de alto rango como "no intencional".

La violencia ha estallado en toda Cisjordania y en Jerusalén durante la última semana. Al menos cuatro israelíes han muerto en ataques y varios más han resultado heridos, entre ellos un bebé de dos años de edad. Por otro lado, cientos de palestinos han resultado heridos en los enfrentamientos, al menos dos han muerto, ambos adolescentes.

Más de 100 palestinos heridos durante los enfrentamientos desatados en Jerusalén. Leer más aquí.

A finales de septiembre el Gabinete de Seguridad de Israel lanzó un paquete de duras medidas que incluye permiso para los soldados y policías en el uso de armas calibre 22 de munición real o rifles Ruger cuando juzguen que sus propias vidas o las de civiles pudieran estar en peligro, inclusive durante  protestas.

El martes por la tarde la violencia también estalló en una manifestación cerca de Ramallah a la que asistieron algunos cientos de personas. Hebrón y Beit-El también padecieron enfrentamientos a pequeña escala entre manifestantes y las fuerzas de seguridad de Israel.

De la misma forma sucedieron hostilidades en el norte de la ciudad cisjordana de Nablus después de una incursión del ejército israelí en la que cinco hombres palestinos fueron detenidos acusados de llevar a cabo un tiroteo la semana anterior en la que una pareja israelí fue asesinada.

Publicidad

Un palestino lanza un cóctel molotov contra las tropas israelíes durante los enfrentamientos en Nablus. (Foto por Alaa Badarneh/EPA)

Sin signos de que la violencia vaya a disminuir, existe un creciente temor, por el contrario, de que la violencia puede acabar en una tercera intifada [levantamiento].

El lunes, miles de israelíes de derechas se reunieron frente a la casa del primer ministro, Benjamin Netanyahu, para protestar contra su manejo de la crisis. Entre los manifestantes había diputados de su propio partido, el Likud.

Manifestantes de derechas ondean la bandera nacional de Israel durante una manifestación frente a la residencia del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. (Foto por Abir Sultan)

En respuesta a las críticas, más tarde esa noche Netanyahu dio luz verde a las fuerzas de seguridad para endurecer la represión contra los manifestantes violentos.

"[No vamos a] dar inmunidad a ningún alborotador, instigador o terrorista en ningún caso, así que no hay restricciones para la acción de nuestras fuerzas de seguridad … La policía está entrando profundamente en los barrios árabes, cosa que no se había hecho en el pasado", dijo después de una reunión de emergencia del gabinete de seguridad. "Estamos en una lucha difícil, pero una cosa debe quedar clara: ganaremos. Así como derrotamos anteriores oleadas de terrorismo, vamos a derrotar a ésta también".

Mientras tanto, en lo que parece un retroceso respecto a su discurso ante la Asamblea General de la ONU la semana pasada, el presidente palestino, Mahmoud Abbas, anunció el martes que su gobierno sigue comprometido con el Acuerdo de Oslo, pero pidió a Israel que cumpla sus obligaciones. "No queremos una escalada militar o de seguridad", dijo. "Israel tiene que parar y aceptar nuestra mano tendida para una solución política de una manera pacífica y no de otra forma".

Un vídeo muestra cómo Hamas ha reconstruido los túneles en Gaza. Leer más aquí.

Sigue a Harriet Salem en Twitter: @HarrietSalem