Cultură

Liposucción HD: Cuatro horas en el quirófano a cambio de un cuerpo atlético

Bastan cuatro horas en el quirófano para lograr un cuerpo atlético y casi perfecto, equivalente al de una persona que se ejercita diariamente durante tres horas en un gimnasio.
Foto cortesía de la autora.

El bombardeo en Instagram de fotos de rubias y morenas posando en bikini con vientres tonificados y traseros grandes me ha generado una obsesión respecto al negocio de la belleza. Ahora resulta que bastan cuatro horas en el quirófano para lograr un cuerpo atlético y casi perfecto, equivalente al de una persona que se ejercita diariamente durante tres horas en un gimnasio.

La liposucción de alta definición es una nueva tendencia dentro de la cirugía plástica que ya es una realidad en Guadalajara, Jalisco. Fue introducida en Latinoamérica por el cirujano plástico colombiano Alfredo Hoyos y sólo muy pocos cirujanos certificados la realizan en México. La Asociación Mexicana de Cirugía Plástica, sitúa a México como el tercer país del mundo en el que se realizan más procedimientos estéticos, pues tan solo en 2015, se realizaron más de 900 operaciones, siendo la liposucción la practica más solicitada.

Publicidad

Y es que de acuerdo con lo que cuentan, no sólo mejoró su autoestima. Su vida ha dado un vuelco impresionante respecto a las relaciones sociales y amorosas e incluso verse bien ha mejorado su economía y han tenido asensos profesionales.

Mario, de 27 años, es un auxiliar médico que vive en Guadalajara. “Lo que más me acomplejaba era tener lonja", cuenta, "no poderme quitar la playera en una pool party por temor a ser criticado”.

Para mejorar su apariencia el doctor esculpió con énfasis su abdomen, trabajaron sus brazos, espalda y la grasa resultante se infiltró en pectorales y glúteos. Reconoce que anteriormente se retiró las bolsas de bichat y usa botox. Tambien tiene pensado hacerse cirugía de nariz y mentón.

La cirugía lo transformó por completo y no tardó en presumirlo. “En Guadalajara la belleza está muy idealizada. Para celebrar mi nuevo cuerpo me fui a Puerto Vallarta y fue una sensación increíble. Por primera vez sentí seguridad y eso se proyecta, atraes miradas que se transforman en ligues. Me quité la camisa en el antro y muchísimas personas me pidieron el teléfono y me invitaron tragos”, cuenta.

Reconoce que antes de la cirugía tuvo periodos de depresión porque no encajaba con los estándares de belleza impuestos en la actualidad, pero ahora ya está pensando en ir a presumir su six pack al Caribe. “No sabes el éxito que tuve en Cancún; pienso repetir la experiencia pero en República Dominicana, sabes que ahí hay cuerpo envidiables y quiero ir a presumir el mío”.

Publicidad

Foto cortesía del doctor Fernando Guerrerosantos.

Convencida de su testimonio, me di a la tarea de presenciar esta cirugía que cuesta 100 mil pesos y que esculpe todo tu cuerpo.

“Es una técnica que es mucho más gentil con la manipulación de los tejidos y que nos permite sacar la grasa de manera más atraumática, esto es sin pasar tantas veces la cánula, sin producir tanto sangrado, inflamación y moretes”, explica el cirujano plástico certificado en este procedimiento, Fernando Guerrerosantos Arreola.

Gracias a un sistema de liposucción asistida por ultrasonido, se retira la grasa de las diferentes áreas del cuerpo al tiempo que las esculpe y tonifica áreas como el abdomen, brazos, espalda y los muslos. También se puede transferir la grasa a zonas donde se desee aumentar el volumen en glúteos o pantorrillas. Hay ciertas especificaciones para ser candidato a esta cirugía, la cual está indicada únicamente en pacientes sin problemas de sobrepeso o exceso de piel, pero que desean tener un aspecto atlético.

Stephanie, de 28 años, es publirrelacionista en una empresa en Guadalajara y desea mejorar su imagen. Aunque su cuerpo es delgado y con un porcentaje mínimo de grasa, ella decidió practicarse esta cirugía para lucir mejor. Su novio, entusiasmado, la acompañó en el proceso. “Mi trabajo es estar sentada casi 10 horas y aunque cuido mi alimentación y trato de ir regularmente al gimnasio, el hecho de estar sentada todo el día sí me afecta. Al final, ¿qué te hace más daño? Meterte esteroides y un montón de cosas o someterte a una cirugía”, cuestiona. Al presenciar su cirugía confirmé que los resultados son notorios, aunque el resultado final se logra apreciar hasta seis meses después de la intervención.

“Da mucha satisfacción ver a los pacientes con cambios físicos y en su personalidad, que se han traducido a cambios en su vida profesional y en su vida amorosa. Sabemos que cambiamos el físico de la persona pero en realidad estamos haciendo un cambio más allá de ello”, asegura Guerrerosantos.

Después de conocer las historias de éxito de los pacientes que se la han practicado, queda claro que es cierto que “como te ven te tratan”.

@normajeanp11