películas

Johnny Knoxville tomó más riegos en 'Action Point' que en 'Jackass'

Hablamos con él sobre su nueva película.
26.3.18
(I-D) Johnny Knoxville y Eric Manaka
en la película Action Point de Paramount Pictures. Crédito de la foto: Coco Van Oppens © 2018. Paramount Pictures. Todos los derechos reservados.

Es 2018, y estoy hablando por teléfono con mi héroe de la infancia, Johnny Knoxville. El temerario de 47 años me está contando sobre cómo se le salió el ojo durante la filmación de su nueva película, Action Point. “Dos de las maquillistas empezaron a llorar”, se ríe al recordar los ultimos días de la filmación. “Dije: ‘estoy bien’, ¡todo va a estar bien!’ he estado en urgencias tanta veces, que creo que ya nadie se sorprendió”.

Publicidad

Knoxville co-escribió y protagoniza la película narrativa llena de acrobacias, que llegará a los cines el 1 de junio. En Action Point, Knoxville opera su propio parque temático peligroso y mal dirigido para sus amigos atrevidos que son interpretados por acróbatas de la vida real y por el ex protagonista de Jackass Chris Pontius. Como dice Knoxville, la película se presenta, "Sin protecciones, y sin cortes en la filmación". Durante su producción, Knoxville sufrió de conmociones cerebrales, huesos rotos, una luxación de globo y más. Eso significa que esto es lo más cerca que estaremos de tener una película nueva de Jackass hasta nuevo aviso.


Relacionados: Recuento oral de 'Jackass: La película'


Aquí abajo está el primer trailer de la película seguido de una entrevista exclusiva con Knoxville. Hablamos de todo, desde la decoración de su oficina hasta de cómo fue escribir esta película con la ayuda de John Altschuler, Dave Krinsky, y el legendario Mike Judge de Silicon Valley.

VICE: ¿En dónde estás ahorita?
Johnny Knoxville: Estoy en Los Ángeles, California.

¿Qué ves?
Estoy viendo mis Chucks rojos y sucios en el piso enfrente de mi.

¿Estás en casa?
No, no. Estoy en mi oficina.

¿Tienes una oficina? ¿Cómo es?
Pues, a estas alturas está bastante desordenada. Tengo algunas fotos en la pared de Evel Knievel cargando una pistola sin playera con una vara en su cama y con su dinero y su reloj de oro. Creo que fue de cuando estaba en Inglaterra. Tengo una foto de Hunter S. Thompson atrás de mi, desmayado en una mesa de prensa cuando estaba en el servicio, y una maleta que dice “Poon”. En la oficina de afuera tengo un montón de albums ridículos en repisas. Solía ser la oficina de un contador o algo así, por eso tengo mucho espacio en las repisas y las tenía que llenar con algo.

Publicidad

¿Qué desayunaste?
No sé, algún tipo de huevo con papas. Me mandan de comer entonces no tengo que preocuparme por eso, como lo que me ponen enfrente. Así que apenas te puedo decir qué comí.

Qué conveniente.
Tengo que tomar muchas decisiones durante el día, así que elimino algunas. Por eso sólo tengo un par de zapatos, dos pares de pants, un mismo estilo de calcetines, un mismo estilo de calzones, así no tengo que pensar en eso.

¿Qué tienes agendado para hoy?
Bueno, el trailer de Action Point está por salir, así que tengo que hacerle algunos arreglos. Tuve que reescribir un poco, y estoy investigando a David Allan Coe, porque estamos considerando hacer un documental sobre él con Julien Nitzberg, el tipo que hizo The Wild y Wonderful Whites of West Virginia conmigo. Estoy leyendo su libro, Just for the Record, y otros.

Qué bien. ¿Es verdad que antes del huracán Sandy, te vi caminando por SoHo con un sombrero de marinero?
Tengo un sombrero de marinero encima de una cosa como de Capitán Morgan, creo que es para una botella de vino, pero tiene un marinero con la boca abierta y la mano justo delante de su boca. Entonces, le puse el sombrero de marinero. Uso sombreros de marinero muy seguido, y no sé si fue antes del huracán Sandy. Es muy probable.

Qué bueno que lo aclaramos. ¿Qué me puedes contar sobre la película? ¿Cuándo empezaste? ¿Por qué decidiste hacer Action Point?
Derek Freda, mi compañero, me envió el documental de Action Park, un parque temático en Nueva Jersey. Era un parque temático increíble y el dueño decía: "No molestemos a los niños con tantas reglas". ¡Dejemos que su seguridad sea su problema! Y así fue. Y muchos se lastimaron. Eso nos inspiró para hacer una película sobre un parque temático peligroso, pero tomamos la historia de nuestras experiencias en Jackass.

Publicidad

Pensé en las escenas más peligrosas y dolorosas que pude, e hicimos una película. Y vaya que me costó: me lastimé más haciendo esto que en cualquier película de Jackass. Porque todos los trucos que hicimos fueron reales. Le dije a los dobles: "Miren, lo vamos a hacer real. Así que nada de protecciones, ni cortes en la filmación”. Me sentí un poco mal por pedirles que hicieran eso, pero en realidad estaban emocionados porque nunca habían tenido la oportunidad de hacerlo. Hubo una buena energía en el set.

(I-D) Eleanor Worthington Cox y Johnny Knoxville en la película, Action Point, de Paramount Pictures. Crédito de la foto: Coco Van Oppens © 2018 Paramount Pictures. Todos los derechos reservados.

¿Por qué hacer trucos reales, en lugar de aprovechar la magia del cine?
No me interesa tanto la magia del cine. Creo que es más emocionante cuando haces tus propios trucos. En las películas que produzco, puedo hacer mis propios trucos. Si estoy en una película normal, me ponen dobles y aún no entiendo por qué. Aquí podía hacer lo que quisiera [risas]. Se puso un poco intenso.

¿Cuál fue la peor lesión?
Dios, no sé. Tuve cuatro conmociones cerebrales, me rompí la mano, me rompí el menisco, lesión de latigazo cervical… Tal vez la peor fue cuando regresé de urgencias por una conmoción cerebral y tenía un poco de sangre en la nariz, así que fui sonarme, y cuando lo hice, mi ojo izquierdo se salió de su cuenca. Me asusté. No sabía qué hacer así que lo volví a poner en su lugar, le hablé al productor y le dije: "Oye, tienes que venir a buscarme porque mi ojo izquierdo simplemente se salió de mi cara”. Se rió a carcajadas y le dije “es en serio”. Tuve que regresar de inmediato a urgencias.

Publicidad

¿Qué demonios?
Lo que pasa es que, no me había dado cuenta de que me había roto la cavidad orbitaria. De hecho, no me la rompí, me dijeron que simplemente desapareció en el momento del impacto, por eso cuando me estaba sonando la nariz, soplé aire detrás de mi ojo y ese aire lo estaba empujando. No lo vi venir.

Eso nunca te había pasado, ¿verdad?
Nunca. Es algo que no te esperas. Y luego me dijeron, "Ok, es probable que te tengas que operar, todavía no es seguro, pero hagas lo que hagas, no estornudes durante seis semanas". Y yo soy alérgico a casi todo, así que pensé “¡No sé cómo hacer eso!” [ Risas] ¡Y se me volvió a salir como una semana después! Estaba paseando con Chris Pontius, porque él sale en la película, y me dijo algo chistoso y por alguna razón, puse los dos dedos sobre mi nariz y me reí, y se me volvió a salir el ojo, y me lo volví a meter. No estuvo tan feo como la primera vez, pero aún así…

¿Ves raro cuando se te salen los ojos?
Sí, sí. Vi doble por un tiempo, pero se arregló solito. Pero nos quedaban dos o tres días de rodaje, así que en los últimos días sólo pudieron grabar el lado derecho de mi cara. Tenía un parche de pirata en el ojo. Tuvimos que lidiar con eso.

¿Eso afectó la historia de alguna forma?
No se sabe; sólo tuve que mover la cabeza hacia un lado. Pero si miras muy de cerca en una escena, puedes ver mi ojo izquierdo. Y no se ve bien.

¿Cómo se involucró Chris Pontius?
Nada más le pregunté. Escribí su parte y luego le pregunté si le gustaría hacerlo, y me dijo "Sí". Lo que hace en la película es increíble. Es muy chistoso. Está obsesionado con las hachas y la historia de las hachas, así que le escribí eso en el personaje. Entre toma y toma les hacía lanzas a las maquillistas o a los del crew. O sea, hizo al menos 30 lanzas para los que estaban ahí. No creo que nadie se lo pidiera, pero esa era su manera de decir "me caes bien".

Publicidad

¿Aparecen otros miembros de Jackass en la película?
No, solo nosotros y Pontius, pero el espíritu de Jackass está en toda la película. Básicamente, es como si yo y los de Jackass tuviéramos nuestro propio parque temático. Igual de mal hecho y peligroso.

¿Por qué sigues maquillándote de viejo?
Eso se decidió después. Es que mi personaje es viejo, pero como ya está Bad Grandpa, tuvimos que tratar de que no se pareciera a Irving Zisman. Pero la geografía de mi cara no los dejó hacer mucho, así que quisimos hacer una narración del pasado/presente como en Princess Bride.

¿Alguna vez has pensado que la razón por la que te disfrazas de viejo tiene algo que ver con probar constantemente los límites de tu propia mortalidad?
No… no. No tengo que maquillarme para hacer eso. Pero un poco de maquillaje siempre ayuda.

De todos los dobles en la historia, ¿quién crees que ganaría en una pelea?
Wow, no sé. ¿Jackie Chan? No sé si a Buster Keaton le guste pelear, pero fue un gran doble. Él es el ídolo de Jackie Chan. Stallone podría pelear. Y estoy seguro de que Schwarzennegger ayudaría. Yo, personalmente, he ganado 0 de 83 peleas, así que elegir a un buen luchador es como si me preguntaras quién es un buen guitarrista: no tengo ni puta idea.

¿Cómo elegiste las escenas para la película?
Es una película sobre un parque temático peligroso, por eso tenían que estar relacionadas con el parque temático. Así que simplemente me senté y pensé en las peores cosas que te pudieras hacer en un parque temático. Fue muy complicado. Era una gran lista.


Relacionados: La vida de Bam Margera me hace tener mucho miedo a la muerte


¿Cómo se involucró Mike Judge?
Le conté la idea, nos reunimos con un par de amigos con los que trabaja, John Altschuler y Dave Krinsky, y propusimos ideas.

¿Cuánto tiempo tomó?
Llevó mucho tiempo. Tres años, probablemente. Tal vez tres y medio. Seis meses para filmar, seis meses para editar y el resto del tiempo tratando de obtener el guión correcto.

¿Cuáles fueron los mayores desafíos?
Tratar de entender bien el tono y la historia, e intentar que funcionara. Es la primera película narrativa en la que escribo, así que pasé unos seis meses tratando de resolverlo.

¿Escribirías otra?
Sí, me sentiría más seguro haciéndolo ahora. Pasé muchos meses muy asustado como para siquiera intentarlo, y al final pensé: "A la mierda, tengo que hacer algo". A veces es curioso lo que nos da miedo.