Music by VICE

Fotografías inéditas del movimiento punk en el Londres de los 70

“Yo no era punk. Era una estudiante de arte rebelde que documentaba el movimiento”.

por Miss Rosen; traducido por Álvaro Alarcón Bermejo
17 Octubre 2019, 3:15am

Punks, Kings Road 1979 ©Janette Beckman

A mediados de los 70, le cuenta la fotógrafa Británica Janette Beckman a VICE, se fue de casa para perseguir su sueño de convertirse en artista. “Dije, ‘me voy de casa. ¡Voy a ser artista y a tomar drogas!’”, cuenta riéndose, sentada en la cocina de su apartamento en Manhattan.

Se mudó a Streatham, al sur de Londres, a una especie de comuna repleta de estudiantes de arte donde alquiló un trozo de suelo por 7 € a la semana, sorprendentemente, a un profesor excéntrico que daba clases en la Universidad de Londres. “Era un espiritista que hablaba con su mujer muerta” cuenta Beckman, antes de relatar los veranos que pasó en los campamentos nudistas del profesor, en las afueras de la ciudad, donde cultivaban marihuana.



Beckman terminó sus estudios en la Universidad de las Artes de Londres y consiguió un trabajo como profesora de fotografía enseñando a adolescentes en el Kingsway Princeton School for Further Education en 1976, justo cuando el movimiento punk estallaba en el país. Fascinada con la energía pura de aquel movimiento que luchaba contra los poderes establecidos, Beckman encontró el tema perfecto para lanzar su trayectoria como fotógrafa durante cuatro décadas.

Con la publicación de Raw Punk Streets UK 1979-1982 (Editorial Café Royal), Beckman indaga en sus archivos y saca a la luz imágenes nunca antes vistas de los comienzos del movimiento punk en Reino Unido. Nosotros nos hemos puesto en contacto con Beckman para hablar de la filosofía del “hazlo tú mismo”, que se convirtió en la base del movimiento, y de toda su obra, que incluye fotografías de los Sex Pistols, the Clash, X, Debbie Harry, Dee Dee Ramone y Siouxsie Sioux.

1564755820703-The-Islington-Twins-London-1979cJanette-Beckman
Los gemelos Islington, Londres 1979 ©Janette Beckman

VICE: ¿Cómo te adentraste en el movimiento punk?
Cuando llegué a Kingsway Princeton, apenas estaba comenzando. John Lydon acababa de irse de Sex Pistols. Había muchos punks en los barrios del este de Londres, muchos de ellos viviendo de okupas. Fumaban marihuana en el cuarto oscuro. Yo era unos años más joven que ellos. Fue genial conseguir este trabajo justo después de graduarme.

La primera imagen que saqué de la cultura juvenil británica fue la de los gemelos de Islington. Salí de clase un día a la hora de comer y allí estaban ellos, apoyados contra la pared, los chicos más guais y más elegantes que había visto en toda mi vida. Tenía una cámara 2 ¼, una imitación rusa de la clásica Rollei —comencé a hablar con ellos y les saqué la foto. A día de hoy, todavía somos amigos.

Por esas mismas fechas, fui a las oficinas de Sounds, una revista de música, y les pedí que echaran un vistazo a mis fotos. Vivien Goldman, la editora de contenidos, salió a recibirme. No tenía ninguna fotografía de músicos en mi porfolio, pero tenía unas cuantas imágenes de la gente del barrio. Vio mis fotos y me preguntó si quería ir a fotografiar a unas bandas esa misma noche: Siouxsie and the Banshees y Spizzoil.

Tuve la oportunidad de fotografiar a Spizzoil en una gasolinera vieja. Después, fui al concierte de Siouxsie y tuve que aprender a sacar fotografías de una banda en vivo en el Roundhouse. Volví corriendo a mi cuarto oscuro después del concierto para revelar las fotografías. Regresé al día siguiente con ellas y Vivien me dio otro trabajo.

1564756103177-Ladbroke-Grove-london-1979cJanette-Beckman
Ladbroke Grove, Londres 1979 © Janette Beckman

¿Cómo viviste los comienzos del punk londinense?
Mi pequeño cuarto oscuro estaba en Neal Street en Covent Garden, cuando aún vendían frutas y verduras allí. Lo compartía con un tejedor y al otro lado de la pared trabajaba nuestro amigo ilustrador. Roxy, un local punk famoso, estaba en el mismo edificio. Ya se podía ver a gente en la calle con peinado al estilo mohicano. Londres se llenó de color.

Salía con amigos para ir a ver a grupos actuar. Había una chica Australiana loca, Dominique, que se quitó la ropa en un concierto y empezó a correr desnuda por todas partes. Al final de la noche, la gente estaba muy borracha y gritaban. No encontramos su ropa, así que cogimos unas cortinas viejas y se tapó con ellas.

¿Cómo reaccionó la sociedad londinense al punk?
Eran tiempos diferentes. Inglaterra estaba estancada en sus costumbres. Cuando el punk llegó, rompió con todo con un “que te jodan” a la reina y al país. Necesitábamos un cambio. La situación económica era pésima. La gente estaba desesperada. Los conservadores se lo estaban cargando todo. Odiábamos al gobierno.

Yo no era punk. Era una estudiante de arte rebelde que documentaba el movimiento. Iba por ahí con una camiseta de Madness que decía, “Fuck art, let’s dance [que le den al arte, bailemos]” con un pantalón de pijama y unas zapatillas Converse. Me acuerdo que una vez fui a la oficina de correos y a la dependienta casi le dio algo cuando me vio, “¡Cómo puedes venir aquí así! ¡Es vergonzoso!, decía. Me di cuenta que lo único que ella podía ver de mi camiseta era el “que le den”. Las generaciones más mayores se indignaban por todo. Cuando Johnny Rotten dijo “joder” por primera vez en televisión, fue un escándalo nacional.

1564756147066-Punk-Girl-London-1979cJanette-Beckman
Chica punk, Londres 1979 © Janette Beckman

¿En qué momento te adentraste en el mundo del punk?
Poco después de Sounds, comencé a trabajar para la revista Melody Maker. El director de fotografía, Tom Sheehan, era un apasionado del rock y solía hacer viajes para fotografiar a Ozzy Osbourne en Texas. Yo era la “segunda” fotógrafa, así que el editor me dijo, “Hay una banda de punk, the Undertones, ¿te gustaría hacerles un reportaje?”

Estuve de gira con los Undertones durante tres días tratando de conseguir una foto de portada, retratos individuales y un cartel para la revista. Me sentía como uno de los chicos de Almost Famous: “Disculpa, tengo que sacar fotos”, decía y el representante me contestaba, “Todavía no están listos”. Así que me dediqué a sacar fotos de los fans e imágenes en directo, y cuando la banda subió al bus, me dijeron, “tienes diez minutos”.

Yo ya había hecho un reconocimiento de los alrededores buscando la pared perfecta. Los puse en fila, saqué las fotos y me marché. Ellos se fueron a dar otro concierto y yo cogí el tren de vuelta a Londres, revelé las fotos, y fui a la editorial al día siguiente con las impresiones. Me sacaba unos 40 o 60 € aunque no te pagaban gastos. Pero conseguí un porfolio increíble.

¿Cuál era la relación entre las bandas y los fans?
No hacía falta tener mucho talento como músico para meterte a una banda. Podías elegir un instrumento, subirte al escenario, aporrearlo y aprender mientras tanto. En eso consistía la estética punk y cualquiera podía hacerlo. Lo llaman la era del punk pero en realidad también había mods, cabezas rapadas, rockabillis y two-tones. Había bares donde todos solían juntarse.

¿Cómo fue fotografiar a Sex Pistols en su mejor momento?
Malcolm McLaren [su representante] lo controlaba todo y tenía mucha influencia. Respeto mucho lo que consiguió. Siempre me pareció que Sex Pistols era un grupo manufacturado, como las Spice Girls. Cuando veo la foto de los Pistols en el contenedor de basura, recuerdo que decían “¿Cómo posamos? Podríamos empujar a esa señora que va en bici”. Por aquel entonces eran solo un grupo de niños que buscaban cómo parecer malos en la foto. Los entiendo.

1564755595225-Sex-Pistols-London-1977cJanette-Beckman
Sex Pistols, Londres 1977 ©Janette Beckman

¿Cuál es la fotografía más memorable que has sacado?
Solía trabajar para la discográfica Rough Trade y conseguí un trabajo como fotógrafa promocional de Stiff Little Finger, una banda punk de Irlanda. Tenía que ser bastante aterrador crecer en Irlanda en aquellos tiempos, porque podías morir simplemente por salir a la calle. Yo quería mostrar lo que era ser un niño pequeño de una familia protestante del norte de Irlanda.

Salí a caminar por las calles de Londres en busca de un niño. Se estaba haciendo de noche cuando me encontré con unos edificios en construcción en la parte sur del Támesis. Había un niño allí de pie con una pistolita de juguete. Le pregunté si podía sacarle una foto y fue perfecta. Usaron la foto para su sencillo “Gotta Gettaway”.

1564755959319-Kid-South-London-1981-cJanette-Beckman
Niño, Sur de Londres 1981 © Janette Beckman

¿En qué momento te planteaste que esto podía ser una profesión real?
Fotografié a the Police para la Oulandos D’Amour. Recuerdo que el director artístico me dijo, “Hay una nueva banda de punk. ¿Quieres encargarte de la portada de su álbum?” Compré una Hasselblad para sacar la foto porque la portada del álbum era cuadrada. Me gasté todo el dinero que tenía en una cámara que además no sabía utilizar, como de costumbre. No tenía nadie que me ayudara así que tuve que apañármelas yo misma. Esa fue mi primera portada de álbum. Volví a casa y le dije a mi madre, “¿Ves?, ¡puedo ganarme la vida! ¡Mira, me han dado 450€ por esto!”

Ese mismo año fui a Los Ángeles y vi mi foto en una valla publicitaria encima de una tienda de Tower Records. Casi me da un ataque al corazón. Pensé, “¡lo conseguí!” y entré en Tower Records y la habían impreso en camisetas y en otros productos. Ahora, mirando a atrás, pienso, “¡Mierda! Nunca me llegaron a pagar nada de eso!

1564755645122-POLICE-London-1978-cJanette-Beckman
The Police, Londres 1978 © Janette Beckman
1564755987896-Backstage-at-Aklam-Hall-London-1979cJanette-Beckman
Backstage en el Aklam Hall, Londres 1979 ©Janette Beckman
1564756024494-Punk-Girls-Hyde-Park-London-1979cJanette-Beckman
Chicas punk, Hyde Park, Londres 1979 ©Janette Beckman
1564756056552-Punk-Coventry-1980cJanette-Beckman
Punk, Coventry 1980 © Janette Beckman

Todas las fotografías son de Janette Beckman. Puedes encontrar más de su trabajo aquí.

Tagged:
punk
Punks
Fotografia
Janette Beckman
Reino Unido
Escena Punk
Miss Rosen