Marca España

Venga, apostemos: ¿Cuál será el siguiente ministro del PSOE en LIARLA?

Ya han caído dos y otros dos están en la cuerda floja. Valoramos lo cerca que están los demás ministros de haber cometido una falta.
Foto de Juan Medina / REUTERS

Si bien es evidente que todo es fruto de un cínico ataque mediático y de la oposición, el PSOE se está luciendo, más concretamente sus ministros. Primero fue Màxim Huerta —exministro de Cultura y Deporte— quien dimitió por defraudar a Hacienda, convirtiéndose en el ministro con la carrera más corta de la democracia española. Luego cayó Carmen Montón —ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social— por ciertas irregularidades en su máster. Hace escasos días, Dolores Delgado, ministra de Justicia, también se ha encontrado en la cuerda floja por esas reuniones y esos comentarios que compartió con el excomisario del Cuerpo Nacional de Policía, José Manuel Villarejo. No siendo esto suficiente, un cuarto ministro también ha resultado ser un liante. Esta semana hemos visto como Pedro Duque, ministro de Ciencia, Innovación y Universidades, creó una sociedad para eludir sus responsabilidades con Hacienda.

Publicidad

En julio de 2018 Pedro Sánchez fue investido presidente del Gobierno, a la semana de presentar su gabinete de ministros, Màxim dimitía. El 12 de setiembre se va Montón, 101 días después. El 24 de setiembre salieron los audios de Delgado en Moncloa.com y tres días después estalló lo de Duque. ¿Puede que a alguien le interese echar a Sánchez del Gobierno? Quién sabe.

El caso es que si las cosas siguen evolucionando de esta forma, con dramas sucediéndose cada vez con más frecuencia —una frecuencia casi demencial—, la lógica nos llevará a pensar que en menos de un mes el PSOE se quedará sin uno de sus ministros originales. Para estar prevenidos, es necesario hacer un ejercicio de pesimismo —esperar siempre lo peor es lo que ha hecho que la humanidad sobreviva— y analizar los ministros restantes para dilucidar cuán probable es que hayan hecho algún tipo de trapicheo en su vida y les obliguen a dimitir. Tiene pinta de que será un ejercicio divertido, ¿cierto?

Carmen Calvo – vicepresidenta y ministra de Igualdad

Si buscamos en el historial de Calvo, el crimen más profundo que ha llegado a cometer ha sido cogerse un buen puñado de muestras de queso “Flor de Esgueva” del stand promocional del Caprabo. Hay una norma social que nos obliga a coger uno, dos, tres incluso cuatro tacos de embutidos o quesos promocionados, pero meter la mano y acaparar unos 10 o 12 ya te convierte en un individuo extraño. Cuando se tenga que dimitir por eso, Carmen lo hará, pero de momento solamente genera un rechazo social en el súper.

Valoración: Poco probable.

Publicidad

Josep Borrell – ministro de Asuntos Exteriores

Borrell trabajó con Felipe González como ministro de Obras Públicas, Transporte y Medio Ambiente, cargo especialmente dado a toparse con la vil llamada de la corruptela. Podría ser que escondiera algunos trapicheos bajo la manga, algún tanto por ciento extraño al fallar el contrato de unas obras a favor de unos “colegas”. Los cantos de sirena están ahí, las probabilidades de cometer picarescas aumentan. Quién sabe. 70 años dan para mucho aunque lo que está claro es que alguien, a esta edad, tampoco se pondría a flirtear con el mal después de una carrera impoluta. Es un caso difícil, sin duda.

Valoración: Probable.

Teresa Ribera – ministra de Transición Ecológica

Supongo que esto de “Transición Ecológica” significa “Medio Ambiente” pero dicho desde la soberbia y superioridad moral de la izquierda “progresista”. En todo caso esta tipa lleva tiempo metida en esta escena del cambio climático, las islas de plástico y eso de que “las abejas se están muriendo”, por lo que su ética comprometida la exime de toda potencialidad de danzar con el diablo. Aunque a veces son los bombones más dulces los que llevan más alcohol.

Valoración: Poco probable.

María Jesús Montero – ministra de Hacienda

Cuando estuvo en la Junta de Andalucía le dio fuerte a los recortes en Sanidad y Educación, por lo que, a ojos de la ciudadanía, Montero ya forma parte de ese sector de la política que se dedica a joderle la vida a la gente, por lo que, si bien no es una valoración realista, no sorprendería que, de repente, se descubriera que dispone de varias cuentas en paraísos fiscales y cabezas de gorilas y jirafas colgadas en las paredes de su casa.

Valoración: Falsamente muy probable.

Publicidad

Jose Luís Ábalos – ministro de Fomento

Este tipo dice que “a la siguiente ronda invito yo” y luego finge que tiene una llamada urgente y se larga. O se va al baño a la hora de pagar o dice que se ha dejado la cartera en el coche. Ese tipo de peña. Una maldad muy rancia pero orientada hacia pequeñas fechorías que ni siquiera responden a criterios de necesidad, pues este tío está forrado y siempre intenta escaquearse a la hora de apoquinar. Dicen que lleva seis años sin pagar una maldita cuenta.

Valoración: Probable.

Meritxell Batet – ministra de Política Territorial y Función Pública

Algún tema jodido con algún máster tendrá seguro, al fin y al cabo, ¿quién no? Comparte cuenta de Netflix con cuatro personas más y le sale como a tres euros al mes. ¿Es legal esto? ¿Y lo de los másters? Entiende que la línea entre el bien y el mal es muy difusa y que ambos ingredientes son necesarios para la existencia. A los 13 años no fue a socorrer a ese niño de seis años que se cayó al agua, se quedó mirando mientras sus padres corrían hacia el agua. No sintió nada cuando lograron sacar ese cuerpo frágil con vida. A veces hay que coger un cuchillo por la hoja. Así entiende la vida Batet.

Valoración: Muy muy probable.

Nadia Calviño – ministra de Economía y Empresa

Para Nadia todo responde a un criterio de practicidad, una practicidad que consiste en separar las cosas que son proclives a generar dinero y las que no. Un perro no genera dinero, lo arrebata. Por eso Nadia no tiene mascota. Asistir a clases de fotografía, pese a que ser fotógrafa sería su sueño, no hará que pueda sacar un rédito económica de sus instantáneas, por eso ni se apuntó al curso. Nunca invita nadie a cenar a su casa, cocinar para dos, a veces, puede ser engorroso: comprar un libro de recetas, ir a comprar “algo especial” para cenar, el vino, la ropa, comprar y colgar unos cuadros para que parezca que tiene ciertas inquietudes artísticas y demostrar que es capaz de emocionarse. Demasiado esfuerzo, un esfuerzo que podría dedicar a desarrollar un nuevo y rentable modelo de negocio. Tampoco le gusta ir de vacaciones, ya que no aporta nada a la economía familiar, es por eso que se pasa los veranos encerrada en un cuarto, a oscuras comiendo pavo braseado y bebiendo agua fría, en fin, generando el mínimo gasto.

Valoración: Muy probable.

Publicidad

Fotograma vía el canal de YouTube casarealtv

María Luisa Carcedo – ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social

La sustituta de Carmen Montón. Está claro que Sánchez se ha asegurado, esta vez, de no pillar a nadie que tenga un historial microdelictivo muy intenso. Carcedo nunca ha hecho llorar a nadie, no ha generado ni una pizca de dolor en este mundo. Es más, no sabe lo que es el dolor ni la tristeza.

Valoración: Poco probable.

Margarita Robles – ministra de Defensa

Margarita es de la vieja escuela política, ya trabajó con Felipe González y sabe perfectamente que todo ente político es un ente corrupto, así que le suda que sus compañeros tengan sus mierdas y asume que ella ha cometido, está cometiendo y cometerá fechorías que parte de la sociedad considerará como, simplemente, atroces, adjetivo con el que ella no está nada de acuerdo.

Valoración: Muy probable.

Magdalena Valerio – ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social

Lleva desde 1991 debiendo mil doscientas pesetas a un carnicero de Torremocha. El carnicero ya lo ha olvidado pero algunas noches, cuando Magdalena se relaja para conciliar el sueño, de repente le invaden unos tremebundos recuerdos, escenas de esa tarde en la carnicería en la que pidió lomo de cerdo para hacer unos libritos, dos filetes de culata de la parte del final del muslo (su parte favorita) y 300 gramos de jamón cocido. Recuerda como cogió la bolsa, se la puso en la cesta y entonces entró esa señora, Enriqueta, y se pusieron los tres a hablar sobre el nuevo coche del marido de esta. Entre una cosa y la otra Magdalena se fue sin pagar la cuenta. Desde entonces estos sueños la atormentan pero es que nunca encontró el momento ni el valor para volver y pagarle las mil doscientas pesetas a Josele. La carnicería cerró y ella se sintió culpable, aun así, por la noche, en sueños, la carnicería Josele y Hermanos vuelve a abrir sus puertas para mortificar a Magdalena.

Valoración: Poco probable.

Publicidad

Isabel Celaá – portavoz del Gobierno y ministra de Educación y Formación Profesional

Esta mujer, realmente, no existe.

Valoración: Imposible.

Luis Planas – ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación

Planas es de esas personas que en la agenda de su teléfono tiene un contacto con las letras “AA” delante, por si acaso. “AAMaría José peldaños”. El pobre cree que esto sirve de algo.

Valoración: Imposible.

Reyes Maroto – ministra de Industria, Comercio y Turismo

Los Maroto son una familia conocida por traficar con ojos humanos. Puede que me confunda de Maroto pero si son esos Maroto a los que me refiero —los de los ojos—, estamos jodidos.

Valoración: Probablemente probable.

Fernando Grande-Marlaska – ministro de Interior

Solo tienen un LP llamado El momento de hacer, editado por Tres Pies en 2007. Incluye canciones como “Grant” o “Bloqueo”. En su momento tocaron en algunas salas y festivales pero, por lo general, han sido olvidados por el público indie español.

Valoración: Improbable

Foto vía Wikipedia

José Guirao – ministro de Cultura y Deporte

El sustituto de Màxim Huerta. Bueno, más que sustituto, digamos que es el auténtico ministro de Cultura y Deporte, porque ya lleva más tiempo que el otro. Su condición le obliga a tener una carrera pasada y futura impoluta, así que deducimos que ni tan siquiera utiliza papel de váter, porque no lo necesita. Tampoco necesita este cargo pero le apetece hacer nuevos amigos.

Valoración: Imposible.

Suscríbete a nuestra newsletter para recibir nuestro contenido más destacado.