Said Farah
Todas las fotos son cortesía de la autora.

El Cardenal, la cantina de más de 100 años de Mérida, Yucatán, es única y platicamos con su dueño

"Claro, El Cardenal no es el mismo de hace 100 años, pero es porque nosotros no somos los mismos de hace 100 años".
15.1.19

Artículo publicado originalmente por Munchies Estados Unidos.

El Cardenal, la cantina más antigua de Mérida, Yucatán, es uno de esos bares que simplemente te hacen sentir cool. La música en vivo todas las noches atrae a una multitud y tiene un ambiente sencillo como de la vieja escuela: un niño Jesús en una esquina, una de esas puertas oscilantes típicas de cantina y un menú de bocadillos inspirados en los mayas, incluido un dip de semillas de calabaza llamado zikil pak.

Fuimos ahí para conversar con el propietario, Said Farah, que proviene de una antigua familia yucateca, y quien se presentó con el tipo de mezcal delicioso que no se puede encontrar en las tiendas, el tipo de mezcal que ciertos hombres oaxaqueños tienen en sus camiones en botellas sin etiquetar. Nos emborrachamos y hablamos de la nostalgia, la autenticidad, la gentrificación y de cómo encontrar los mejores bares sin importar en qué parte del mundo te encuentres.

Said Farah in his cantina

MUNCHIES: Hola, Said. Antes que nada, ¿tienes algún consejo?
Said Farah: Tengo una observación. Todos piensan que vivir en Estados Unidos es fácil, y que vivir en México es difícil. Pero es al contrario. Fui a la universidad en Estados Unidos, ahí la gente trabaja para pagarse la escuela. Si eres de clase media en Estados Unidos, no es fácil. Creo que es más fácil ser de clase media aquí en México.

Permíteme ser más específica. ¿Tienes algún consejo para los viajeros a los que les gusta beber, quienes desean tener una experiencia auténtica con las bebidas mientras viajan?
Por supuesto. Sea cual sea la ciudad a la que viajes, ve al bar más famoso y pregúntale al cantinero qué lugar frecuenta después de salir del bar.

El Cardenal

¿A dónde vas después de que [este bar] cierra?
Normalmente tengo que ir a mi otro bar.

¿Qué pasa si no tienes que ir a tu otro bar?
Me voy a casa y paseo a los perros con mi esposa. ¿Qué crees que hago, meterme cocaína? Voy a casa, me doy un baño porque estoy sudando, y luego paseamos a los perros.

El Cardenal

¿Cuándo compraste este lugar?
Lo compré hace cinco años. Amo este bar. Es mi bebé, un bebé muy viejo, tiene 104 años, pero es mi bebé. Recientemente, mi esposa me preguntó: "¿Said, crees que estás enamorada de El Cardenal?" Y le respondí: "¡Lo estoy!". Muchas personas lo están. Siempre ha sido una cantina muy popular. Cuando era niño, mi abuelo, mis tíos y mi padre solían venir aquí. Muchas de las antiguas cantinas de Mérida ya desaparecieron. Son otra cosa, o se volvieron [propiedad de] la iglesia mormona. La iglesia mormona compró una sección del Centro y los bares que estaban ahí desaparecieron para siempre. Pero El Cardenal todavía está aquí, y es básicamente el mismo de siempre. Excepto que solía ser solo para hombres, y para mujeres que se dedicaban a la prostitución.

¿Qué piensas de los bares antiguos de todo el mundo que se han gentrificado hasta volverse irreconocibles?
Algunas personas han criticado a El Cardenal por ser un "bar hipster". Dicen cosas como: "La gente rica va ahí, está gentrificando Mérida". No es cierto. Todos son bienvenido aquí. Una cerveza aquí cuesta alrededor de un dólar estadounidense. Y si alguien quiere venir a El Cardenal pero no puede pagarlo, pagaremos su cuenta. He cambiado muy pocas cosas de este lugar. De acuerdo, ahora tenemos mojitos de pitaya y pizza de aguacate, pero nunca hemos cobrado cover, aún cerramos a las 10 como lo hacían en los viejos tiempos, todavía nos gustan los buenos modales y aquí no verás decoraciones lujosas. A veces, la gente vine con imágenes de cardenales y las pongo en las paredes. Claro, El Cardenal no es el mismo de hace 100 años, pero es porque nosotros no somos los mismos de hace 100 años. Los bares se están convirtiendo en algo más. Las cantinas se están convirtiendo en otra cosa. La cultura se ha vuelto algo distinto. El cambio es bueno.

El Cardenal

¿Y ahora vienen muchos turistas?
Desde hace unos ocho meses, pero no sé por qué. Tal vez alguien nos puso en alguna lista. No uso las redes sociales ni nada. No tengo idea de lo que está pasando en internet. Recientemente, llegó una pareja y me pidió una bebida que ya no tenemos en el menú. Estaba muy confundido. Les pregunté: "¿Cómo supieron de esa bebida?". Dijeron que nos encontraron en Yelp. Me sorprendí, "¿estamos en Yelp?".

Suena a que sientes nostalgia por el pasado.
Compré un bar de 100 años de antigüedad. Vivo en una casa muy vieja. Todos los muebles de mi casa son antiguos. Soy anticuado. Mi psicoanalista dice que no quiero morir.

¿Entonces es como si mantuvieras vivos a los muertos al rodearte de sus pertenencias?
No. Es más como, "ja, ja, he vivido más que ustedes que solían ser los dueños de estas cosas".

También tienes mucha clientela local. ¿Cuál es la mayor diferencia que ves entre los turistas y los lugareños?
A los turistas nunca les importa el precio de una cerveza, nunca piden que les haga un descuento.

Publicidad

¿Esa es una buena manera de ser un viajero y no tanto un turista? ¿Pedir un descuento?
Una buena manera de ser un viajero y no tanto un turista es ir a los bares y entablar una conversación sin sentido con quien esté sentado ahí. Después de algunos tequilas, estarás discutiendo asuntos profundos sobre la vida y la muerte. Cuando fui a estudiar la universidad a los Estados Unidos, mi inglés era muy malo. Pero iba a los miércoles de Beer Pong, los jueves de Tequila, y los viernes de lo que fuera. Y aprendí inglés. La fiesta es la mejor maestra.

exterior El Cardenal

¿Y si eres demasiado tímido para ir a bares tú solo en una ciudad extraña?
Lee Lonely Planet. Ve a donde quiera que Lonely Planet te diga que vayas. Me encanta Lonely Planet. Después de abrir El Cardenal, le dije a mi esposa: “Si El Cardenal alguna vez aparece en Lonely Planet, tendré una erección de una semana. Y no la voy a esconder”.

¿Por qué la esconderías?
Exactamente. ¿Por qué lo haría?

Gracias por hablar con nosotros.


El Cardenal
Calle 63 No. 527, por calle 70 y calle 72, Col. Centro, 97000, Mérida, Yucatán.
+52 (999) 923 3955
http://www.cantinamerida.com/