Alcohol

Qué pasa con tu cuerpo cuando tomas dos o tres días por semana en tus veintes

¿Fiestear por dos o tres días seguidos afecta mucho a largo plazo? Ya deberías saberlo.
Hannah Ewens
London, GB
DS
traducido por Daniela Silva
20.5.17

Me preocupo mucho por mi salud porque no quiero sufrir ningún dolor físico ni me quiero morir. También me encanta tomar. Creo que ese es el problema.

Pero, ¿qué tipo de daño te puede causar tomar mucho dos veces a la semana cuando veintitantos? ¿Tiene efectos serios a corto y largo plazo?

Le llamé a tres expertos de bebidas alcohólicas para que respondieran a todas mis preguntas, y también un poco para justificar mi comportamiento.

Publicidad

VICE: ¿De verdad importa mucho si a esta edad tomo mucho aunque sea dos veces a la semana?
James Morris, experto en políticas sobre el alcohol en el Reino Unido: Obviamente existe el riego de tener obesidad gracias a la ingesta de calorías. Pero el mayor problema con los jóvenes de más de veinte años que lo hacen, es el riesgo de tener problemas sociales: accidentes y lesiones, argumentos, no hacer las cosas que se espera que hagan o planifiquen, ya sea en el ámbito laboral o de relaciones. Esto no significa que hay menos posibilidades de tener graves consecuencias relacionadas con la salud; solamente es más probable que estos problemas se manifiesten cuando estés más grande. Sin embargo, hay casos de gente de veintitantos años que presentan daños en el hígado, y el alcohol destruye las células cerebrales, afectan tu memoria y el desarrollo a largo plazo del cerebro.

Andrew Misell, interesado en temas relacionados con el consumo de alcohol: La recomendación de los doctores es que no tomes más de 14 unidades de alcohol a la semana, que es una botella y media de vino, por lo tanto tomarte una botella entera en una noche es bastante. También, es interesante cómo han cambiado las ideas, porque creo que hace 20 o 30 años la idea de que alguien se tomara una botella de vino habría sido bastante notable, mientras que hoy en día es muy común.

Dra. Sarah Jarvis, asesora médica del consumo de alcohol: Pensemos en el alcohol como un depresivo –comienzas eufórico porque alimenta la parte de tu cerebro que afloja las inhibiciones, pero el consumo excesivo y la depresión, por ejemplo, están relacionados. También sabemos que la gran mayoría de los intentos de suicidio ocurren cuando hay alcohol de por medio. Aumenta muchísimo el riesgo de daño accidental y a propósito.

Publicidad

Puedo vivir con eso por ahora, pero si sigo bebiendo así durante mis treinta y en adelante, ¿cuál sería el efecto?
James Morris: Es muy raro ver enfermedades del hígado en personas de veintitantos años, pero una vez que empiezan a llegar a los cuarenta, es mucho más frecuente. Depende de muchas variables, pero sabemos que alguien que toma el doble de lo recomendado a la semana es un bebedor en potencia, entonces tienes 13 veces más probabilidades de tener enfermedades hepáticas que alguien que toma lo normal. También podrías tener un deterioro de la memoria a corto o largo plazo.

Andrew Misell: Hoy en día estamos viendo casos de daño cerebral por alcohol en personas que tienen cuarenta, esto solía ser considerado una condición para gente de sesenta o setenta. Creo que no se trata de decir que todos los que se emborrachan rutinariamente el fin de semana van a sufrir daños cerebrales, pero pensamos que esto era una condición para la gente mayor, y ahora estamos viendo que la gente más joven empieza a experimentar síntomas parecidos a los de la demencia como resultado de beber mucho durante un gran periodo de tiempo.

¿Qué hay del cáncer?
Dra. Sarah Jarvis: Ya sabemos que si bebes alcohol a los veinte, es más probable que desarrolles cáncer por ahí de los cuarenta o cincuenta.

Andrew Misell: Existen muchísimos vínculos entre el consumo de alcohol y ciertas formas de cáncer, pero eso no quiere decir que todo el mundo que alguna vez bebió poco o mucho desarrollará ciertos tipos de cáncer. Esas relaciones no son tan fuertes como, digamos, el vínculo entre el tabaco y el cáncer de pulmón, pero ahí están. Es difícil, porque ya cuando somos adultos ponderamos situaciones. Hay ciertas cosas que no hacemos porque creemos que son demasiado peligrosas, pero ¿cuántos de nosotros realmente nos sentamos a pensar, 'voy a ver cuál es el riesgo que tengo de desarrollar cáncer en diez años antes de que me tome esta copa de vino o esta cerveza? La vida está llena de riesgos, y si nunca asumiste ningún riesgo, es por que te escondiste toda la vida debajo de tu cama o algo así. Y eso de todos modos es un riesgo para tu salud mental.

Publicidad

¿Es mejor tomar alcohol a lo largo de la semana en lugar de tomar mucho durante el fin de semana?
James Morris: Yo diría que no. Si lo haces de esa forma tienes más probabilidad de desarrollar dependencia, así que incluso si te tomas una copa de vino y una cantidad muy moderada de alcohol regularmente, aún así estás aumentando el riesgo de desarrollar dependencia, porque te haces más tolerante, entonces va a llegar un punto en donde la cantidad de alcohol que tomabas ya no te va a hacer nada y es más probable que empieces a tomar más para obtener el mismo tipo de efectos. Puedes empezar a beber una copa de vino todas las noches para relajarte, y notarás que después de un tiempo ya no tiene el mismo efecto que antes, esa es la razón por la que tanta gente se empieza a tomar dos copas en lugar de una –y entonces la dependencia se convierte en un problema más serio.

Andrew Misell: Creo que el jurado está de acuerdo en esto. Hay varias pruebas de que beber poco a poco le da tiempo al hígado para recuperarse. Sin embargo, por otro lado, si le metes mucho alcohol a tu cuerpo –incluso si sólo lo haces una o dos veces a la semana –tus órganos van a sentir el efecto, y tu hígado se tardará más en recuperarse.

"Deberías intentar fijarte algún tipo de límite, en lugar de simplemente decir: "No voy a beber tanto esta noche".

¿Qué consejo le darías a los jóvenes que prefieren tomarse todo en una sentada con tal de mantener la semana libre de alcohol si saben que van a salir ese fin de semana?
James Morris: Si un día bebes mucho, trata de darle un descanso a tu cuerpo y sobre todo al hígado. Tomar el viernes y luego otra vez el sábado puede ser muy fuerte para el cuerpo. También le aconsejo a la gente que sea consciente de lo que beben cuando salen. Cuando yo salía, los últimos tragos eran de los que me arrepentía, porque no obtenía un beneficio adicional. Así que debes intentar establecer una especie de límite, en vez de simplemente decir: "No voy a beber tanto esta noche".

¿Crees que los riesgos a largo plazo para la salud serán un problema mucho más grande para las personas de mi generación y sólo lo sabremos cuando sea demasiado tarde?
James Morris: No se sabe.Tengo 35 años, y en los 90 fue que salieron todas esas bebidas preparadas, como resultado directo de que la industria tratara de apuntar a una nueva generación de bebedores más jóvenes. Las personas que se convirtieron en adolescentes en los años 90 y a principios de los años 2000 ciertamente toman mucho más.

Dr. Sarah Jarvis: Uno de los problemas que tenemos es que estos riesgos de salud toman años y años para desarrollarse, pero los más jóvenes no piensan en la cirrosis hepática a sus veinte años. Es muy posible que esos problemas se desarrollen hasta después. El problema es que muchos jóvenes piensan que son inmunes a los efectos negativos del alcohol.

@hannahrosewens