Identidad

Personas con tatuajes de memes extintos nos cuentan por qué no se arrepienten de nada

Los memes virales como "RIP Harambe" pueden caer rápidamente en el olvido, pero eso no les molesta a estos individuos.
28.10.20
Gente con tatuajes de memes
Christine con su tatuaje de la "Cara de troll" y un tatuaje anónimo de Harambe de una persona distinta. Fotos: cortesía de los sujetos

Artículo publicado originalmente por VICE en inglés.

En este mismo momento, hay al menos 39 personas caminando por esta tierra con un tatuaje de Baby Yoda. Lo sé por el útil artículo titulado “39 tatuajes de Baby Yoda que demuestran que todos estamos obsesionados con The Mandalorian”, que muestra a un Yoda triste, un Yoda huraño, un Yoda bailando y un Yoda comiendo una rana, entre otros. Si regresamos en el tiempo hace 5.000 años —a diciembre de 2019, para ser precisos— recordarán que Baby Yoda era un meme increíblemente popular. Ahora ya no tanto.

Publicidad

Es fácil imaginar que las personas que se hacen tatuajes de memes quedan arrepentidos. Todos los tatuajes envejecen, pero la fragilidad de los memes significa que la broma puede comenzar a desvanecerse mucho antes que la tinta. Sin embargo, ¿realmente les importa a las personas que son lo suficientemente impulsivas como para hacerse tatuajes de memes? Para averiguarlo, hablamos con algunos de estos individuos en la sección de noticias virales favoritas de todos: “Alguien se hizo un tatuaje de…”.

Trollface tattoo

El tatuaje de la "Cara de troll" de Christine. Foto: cortesía de Christine

Christine, 31 años, “Cara de troll”

Los primeros memes siguen siendo algunos de los más reconocibles, porque antes de nuestra era actual de “fingir que todo es divertido para distraernos de la actualidad”, un buen meme podía durarnos meses, si no años. Sin duda reconocerán el tatuaje cerca de la axila de Christine, de 31 años: una cara de troll macabra y sonriente que fue parte de los rage comics populares en Reddit y 4Chan a finales de la década de 2000.

“Era adolescente cuando me lo hice y creo que hubo mucho alcohol de por medio”, explica Christine sobre su motivación para hacerse el tatuaje. “No sé por qué me hago tantos tatuajes”, aclara. Christine revela que “no hay ninguna razón real” por la que decidió tatuarse la cara de troll, pero actuó “con negligencia” en ese momento, permitiendo que un amigo que quería abrir un estudio de tatuajes practicara con ella de forma gratuita. Christine dice que a sus amigos les pareció divertido el tatuaje, pero no todos reconocieron la cara, ya que “no todos estaban tan interesados ​​en los memes en ese entonces como ahora”.

Publicidad

Hoy en día, Christine dice que la cara de troll no le molesta porque es fácil de ocultar, aunque cree que probablemente la cubrirá por razones estéticas (ya que no coincide en estilo con el resto de sus tatuajes). “Realmente no me arrepiento de ningún tatuaje porque todos son un poco tontos, no me lo tomo en serio”, dice. “En ese momento era divertido y nuevo, ahora creo que debería estar avergonzada, pero no es así”, dice entre risas.

Katy Perry Left Shark tattoo

El tatuaje del "Tiburón izquierdo" de Matty. Foto: cortesía de Matty

Matty, 40 años, “Tiburón izquierdo”

Hace cinco años, en la actuación del medio tiempo del Super Bowl XLIX de Katy Perry, un tiburón torpe se robó el espectáculo y nuestros corazones. “Tiburón izquierdo” era un hombre con un disfraz de tiburón de dos metros que parecía completamente incapaz de bailar al compás de la música. Debido a la popularidad del Super Bowl, fue uno de los primeros memes que pareció llegarnos a todos, sin importar de dónde fuéramos, así que fue capitalizado de inmediato. En seis días, los abogados de Perry enviaron cartas de cese y desistimiento a personas que vendían mercancía no oficial del tiburón izquierdo en internet. Pero cinco días antes de eso, Matty, de 40 años, se tatuó un tiburón izquierdo en el tobillo.

“No fue súper premeditado”, explica Matty. Debido a que su apellido es "Clark", a menudo lo apodan “Shark” (tiburón), así que un amigo tatuador bromeó sobre cómo Matty debía rendirle homenaje al meme en su cuerpo. “La gente me etiquetaba en Instagram porque era algo relacionado con los tiburones y mi amigo dibujó el diseño y me lo tatué al día siguiente. En realidad no estábamos tratando de sacar provecho de nada, fue solo una idea tonta que sucedió muy rápido”. Él estima que el tatuaje tomó 15 minutos y costó menos de 100 dólares.

Publicidad

“Una vez que comenzó a explotar y a llamar la atención, fue una semana divertida”, cuenta Matty, cuyo tatuaje se convirtió en noticia, fue compartido en línea por Katy Perry y fue mencionado en programas nocturnos de entrevistas en Estados Unidos. “El ego que hay en ti te hace pensar: ‘¡Están hablando de mí!’, pero al final del día solo se están burlando: ‘¿Qué clase de idiota se haría un tatuaje como este?’”. Matty dice que no se siente ofendido, “pero al mismo tiempo, está en mi cuerpo”.

Matty dice que el meme se extinguió rápidamente, pero media década después, ahora considera que el tatuaje es un “recuerdo de unas seis semanas realmente extrañas”. Dice que la mitad de las personas que ven su tatuaje hoy en día lo reconocen, pero otros simplemente lo ven como un tiburón de dibujos animados. “Parecía que era lo más importante del mundo durante una semana, pero luego el mundo siguió adelante”.

RIP Harambe tattoo and cover-up

El tatuaje de "RIP Harambe" y el tatuaje que lo cubrió. Foto: cortesía del sujeto

Anónimo, 23 años, “RIP Harambe”

Algunos de nosotros estamos condenados a ser celebrados en la muerte, no en la vida: Van Gogh, Galileo, Harambe. Si de alguna manera no están familiarizados con la última de esas leyendas, Harambe era un gorila de 17 años que fue asesinado a tiros en mayo de 2016 después de que un niño cayera en el recinto de su zoológico en Cincinnati. Inmediatamente, el simio se convirtió en un meme: el hashtag #RIPHarambe se extendió por todo el mundo, se difundieron mitos de que Harambe obtuvo 11.000 votos para presidente y un joven estudiante universitario anónimo decidió tatuarse al gorila en el muslo.

“Mi tatuador y yo habíamos estado fumando marihuana”, dice la persona con el tatuaje de Harambe, que se lo hizo una semana después de la muerte del gorila cuando ya se encontraba en el estudio de tatuajes haciéndose otra pieza de arte. El tatuador confesó que quería dibujar un tatuaje de Harambe, así que nuestro confesor anónimo le dijo que se lo hiciera.

Publicidad

“Fue su idea y me dieron ganas”, dice el joven de 23 años, “se trató de una burla, de una broma”. En aquel momento, el entonces estudiante solía ir a fiestas donde la gente “se tomaba un trago en honor a Harambe” y dice que el meme fue algo divertido en lo que pudo participar durante las tumultuosas elecciones estadounidenses. “No voy a decir que nos unió a todos, pero de alguna manera lo hizo”.

Sin embargo, nueve meses después de hacerse el tatuaje, el estudiante decidió que había “agotado su vida útil”: lo describe como “tonto” y “no tan divertido como antes”. Entonces regresó con su tatuador y cubrió a Harambe con un soldado de asalto de Star Wars. “No soy un gran fan de Star Wars, pero la imagen se veía genial”.

Cuando le preguntamos qué consejo daría a cualquier otra persona que esté considerando un tatuaje de un meme, nuestro amigo anónimo dice: “háganlo”. Añade que podría ser mejor hacerse el tatuaje de un meme en un área menos visible del cuerpo para evitar ser juzgado.

White and Gold Dress Tattoo and Damn Daniel Vine Tattoo

Los tatuajes de Daniel. Foto: cortesía de Daniel

Daniel, 30 años, “El vestido” y “Damn, Daniel”

El vestido: ¿Era negro? ¿Era dorado? ¿Era blanco? ¿Era azul? A menos que hayan descubierto una máquina del tiempo y de alguna manera se hayan quedado atascados en 2015, es probable que no les importe. Sin embargo, Daniel, de 30 años, no va a olvidar el meme tan pronto, gracias a que está tatuado cerca de su rodilla.

“Me lo hice porque era una discusión muy frustrante”, dice Daniel, quien se hizo el tatuaje el día después de que se enteró del meme. Vio el vestido como azul y negro originalmente, pero “una noche después de unos tragos” lo vio como blanco y dorado (el tatuaje representa el vestido en los colores anteriores). Como Daniel trabaja en un estudio de tatuajes, el tatuaje fue gratis.

“Todos pensaron que era divertido, las únicas personas que dijeron que yo lo lamentaría eran personas ignorantes y de mente cerrada”, cuenta Daniel. Dice que no piensa en el tatuaje a menudo porque nunca está realmente en su campo de visión, además de que su cuerpo está “cubierto en un 75 por ciento con tatuajes”.

Un año después, Daniel se hizo otro tatuaje de un meme, esta vez celebrando el Vine de “Damn, Daniel” en el cual nuestro héroe epónimo es elogiado por sus “Vans blancos”. El Daniel que se hizo el tatuaje dice que entre sus dos tatuajes no tiene uno favorito, pero que “Damn, Daniel no causó tanto revuelo porque la gente no odió tanto el meme”.

Daniel también se hizo el tatuaje en honor a su propio nombre, una oración que no debería tener que escribir. Explica que prefiere tener una pieza de arte única que ser una de las cientos de personas que tienen el mismo diseño de tatuaje de Pinterest. También dice que se hará otro tatuaje de un meme si el meme en cuestión es “lo suficientemente bueno” y si le queda suficiente espacio en el cuerpo. “No me arrepiento”, dice de sus memes capturados en tinta: “los tatuajes son solo cosas para mirar”.

@ameliargh