Identidad

Cómo decirles a tus amigos que no quieres estar mensajeando todo el día

Cuando todos estamos atrapados en casa, poner límites puede ser difícil.
22.4.20
ARC_Getty_497333463_Person_lying_in_bed_using_phone_VICE_RF
Foto por Getty All Media 

Artículo publicado originalmente por VICE Estados Unidos.

La otra noche, me di cuenta de que llevaba horas mensajeando con un amiga. Estábamos teniendo de esas conversaciones sin sentido que consisten más en sentirnos conectados con otra persona que en comunicar algo significativo, algo que me ha pasado mucho durante las últimas seis semanas, gracias a la tensión y la soledad del distanciamiento social.

Publicidad

Por mucho que ame a mi amiga y realmente valore nuestras conversaciones, me estaba cansando de hablar y quería llevar la plática interminable a algún tipo de conclusión. Aún así, me sentí culpable por querer dejar de hablar con ella. Es algo que he experimentado mucho últimamente: la incapacidad de decirle a un amigo "Tengo que irme" o "No puedo hablar ahora", a pesar de que la conversación claramente ha llegado a su fin. "Bueno, no es como si tuviera otra cosa que hacer en este momento", me digo cada vez que esto sucede. "Desearía tener una buena excusa para dejar de hablar".

Y luego me di cuenta: la falta de excusas no importaba. Podía decirle a mi amiga que tenía que irme, sin explicación. Fue una epifanía extremadamente obvia, lo admito, del tipo que solo podría parecer brillante después de seis semanas de distanciamiento social. Pero este período de aislamiento nos ha obligado a todos a repensar cómo nos comunicamos y cómo establecemos límites con nuestros seres queridos. Puede que pase mis días sola, pero eso no significa que no pueda ser más productiva con mi tiempo a solas, y sé que no soy la única.



Si te pareces a mí –¡y mi más sentido pésame por eso!– tal vez se te haga difícil decirle a la gente que ya no quieres seguir hablando por el momento. Aquí hay algunos métodos que puedes intentar para cerrar ese tipo de conversaciones.

1. Si no te sientes bien mentalmente para hablar en ese momento, simplemente dile eso a quien te está escribiendo.

Publicidad

Si no quieres hablar, no quieres hablar y punto. Si prefieres estar solo, prefieres estar solo y punto. Si te sientes abrumado y realmente no tienes cabeza para lidiar con los problemas de otra persona en este momento, está bien. Todas estas son razones válidas, incluso si técnicamente estás atrapado en casa sin nada más que hacer. Intenta con estas frases:

  • "Oye, lo siento, pero me siento abrumado con todo lo que está pasando y necesito un tiempo a solas. Voy a hacer eso, ¡pero te escribo después!".
  • "Te amo y prometo que después veré todos esos videos, pero ha sido un día difícil y como que lo único que quiero es descansar por el resto de la noche".
  • "¿Te parece si hablamos de esto después? Necesito un tiempo a solas para mantenerme centrado y cuerdo".

Tus amigos y seres queridos lo entenderán.

Dicho esto, ¡no todos estamos de humor para procesar todo lo que pasa en este momento! Es por eso que humildemente puedo sugerir que…

2. ¡Mientas un poquito!

Sé inteligente; no se trata de terminar una conversación con una mentira grande y obviamente falsa como "¡No puedo hablar! ¡Tengo COVID!" Pero decir una mentirita blanca es totalmente aceptable en este momento.

Si está buscando algunas mentiras inofensivas, intenta con estas:

  • "¡Tengo que ir a hacer de cenar!"
  • "¡Tengo que ir a bañarme!"
  • "Perdón, ¡mi roomie me necesita!"
  • "Estaba a punto de tomar una siesta :/"

Por supuesto, no deberías tener que inventar una "buena" excusa para dejar de hablar con alguien, y el hecho de que no te sientas cómodo escribiendo un simple "no" probablemente significa que hay algo más profundo aquí que vale la pena cuestionarse. Pero todo apesta en este momento, y decir una mentira inofensiva para darte un tiempo a solas es una cosa totalmente perdonable.

Publicidad

3. ¡No digas nada, simplemente deja de escribir!

Sé que muchas veces hablamos de ghostear como si fuera un pecado imperdonable que solo hacen las personas cobardes y sin corazón. ¡Y sí! ¡Cortar la comunicación con alguien por meses o más sin previo aviso es algo muy malo para alguien a quien dices amar! Pero reducir gradualmente el tiempo de respuesta o dejar que la conversación se desvanezca cuando llegue a un punto final natural no es lo mismo que el efecto ghosting.

Obviamente, deberías estar ahí para las personas que amas si están pasando por un momento particularmente difícil en este momento. Pero si una conversación de texto se está alargando sin sentido y prefieres hacer otra cosa, intenta reducir el tiempo de respuesta y luego deja que la conversación termine de forma natural.

4. Aplica el "Me tengo que ir".

Mucho ha cambiado sobre la forma en que nos comunicamos en las últimas décadas, pero tal vez hay algunas frases del pasado que deberíamos traer de vuelta. Sugiero humildemente que regresemos al simple "Me tengo que ir", tal vez agregar un "¡Nos hablamos al rato!" para asegurarte de que la primera frase suene lo más amable posible.

La belleza del "Me tengo que ir" es que es directo y simple, y su significado no podría ser más claro. ¿Qué tienes que hacer? Irte. ¿Por qué? Porque tienes que hacerlo. ¿Tienes que? Irte. ¿Ir a donde? ¡No importa! ¡Me tengo que ir! Es directo. Es evidente por sí mismo. Y nadie lo usará en tu contra.

Sigue a Harron Walker en Twitter.