Sexo

Las strippers influencers revelan los secretos de su trabajo

Las "stripfluencers" utilizan YouTube para educar a otras personas sobre su profesión, como qué esperar en una audición y cómo caminar con tacones de pole dance.
10 Septiembre 2020, 3:18pm
Stripfluencers Tiffany Bourne y Cristina Villegas
De derecha a izquierda: Tiffany Bourne y Cristina Villegas. Fotos cortesía de las entrevistadas

Artículo publicado originalmente por VICE Reino Unido.

Si alguna vez has tenido un trabajo de mierda y mal pagado, es posible que te hayas preguntado qué haría falta para tirar la toalla y convertirte en stripper. Es posible que incluso hayas buscado en Google "cómo convertirte en stripper" y hayas pasado unas horas en YouTube, mirando con la boca abierta cómo las chicas cuentan miles de dólares después de un turno en el strip club.

Bienvenidos al mundo de las strippers en YouTube, un nicho en crecimiento en el que las mujeres descubren cómo es la vida de las bailarinas ex´oticas tanto dentro como fuera del club. Con la pandemia y en medio de una crisis laboral y despidos masivos, el género lo único que ha hecho es crecer.

Los videos sobre qué esperar de una audición en un strip club, cómo manejan los impuestos las strippers y sus consejos de higiene brindan una nueva perspectiva de una profesión envuelta en signos de interrogación, tanto para las posibles bailarinas como para los espectadores curiosos.

Pero los más populares son los videos en donde salen contando su dinero, que fácilmente obtienen 100.000 visitas. “No todas las noches son así, tuve mucha suerte”, dice Tiffany Bourne, una bailarina de Nueva York, sentada sobre una enorme pila de billetes de un dólar. El video tiene casi un millón de visitas.

Parte del atractivo es el hecho de que el mundo de las strippers en YouTube está libre de dramas, un rincón de internet donde el legendario mantra de “mujeres apoyando a mujeres” parece ser cierto. A diferencia de otros sectores de la plataforma como los canales de belleza, mukbang y veganos, el nicho de las strippers en YouTube sigue siendo un lugar bastante armonioso.

"No ha habido ningún drama desde hace tiempo, ha estado bastante relajado", le dice a VICE Tiffany, una universitaria recién graduada con 161.000 suscriptores. "Creo que la comunidad es bastante positiva en comparación con el mundo de la belleza".

Las strippers influencers, que a veces se llaman a sí mismas “stripfluencers”, están felices de compartir secretos de la industria de forma gratuita, brindándole a otras mujeres las herramientas para navegar por la industria. Explican desde cómo lidiar con tu período mientras bailas hasta cómo no romperte el cuello con tacones altísimos, el contenido es refrescante y educativo.

Stripfluencer y YouTuber Cristina Villegas

Cristina Villegas. Foto cortesía de la entrevistada

Armada con consejos adecuados y una tanga deslumbrante, Cristina Villegas, una bailarina de Chicago con 1.53 millones de suscriptores, me dice que cualquiera puede hacerlo. “A cada quien le atraen diferentes tipos de mujeres, así que cualquier mujer puede triunfar en la industria. Solo tienes que poder crear una fantasía”, dice.

¿Quién ve este tipo de videos? Yamilah Nguyen, de 23 años, me dijo que las aspirantes a strippers solo representan alrededor de un tercio de sus 136.000 suscriptores. La gente no se mete a ver un manual sobre cómo ganar dinero con hombres cachondos, según Yamilah. Vienen a divertirse.

"La mayoría de mis suscriptores son mujeres, que vienen porque se identifican conmigo y soy transparente, no actúo demasiado boujee ni demasiado buena para nadie", me dijo por correo electrónico. “Conduzco un automóvil normal y vivo en un apartamento normal de una habitación. Comparto mis defectos y problemas de la vida y hablo con mis espectadoras como si fueran mis amigas".

Yamilah Nguyen YouTuber y stripfluencer

Yamilah Nguyen. Foto cortesía de la entrevistada

Tiffany dijo que sus espectadores son 68 por ciento mujeres, el resto son hombres heterosexuales ("pervertidos", se ríe mientras hablamos por Zoom) u hombres gay que miran por diversión. Hace poco dejaron un comentario en su canal que decía, “Aquí nadie está audicionando para un strip club. No mientan. Estamos comiendo en nuestras camas viendo mierda random". Tiene 16.000 Me gusta. Otro decía, “Yo: no tengo intenciones de ser stripper. También yo: mirando videos sin parar".

Para las mujeres con más seguidores en YouTube, Instagram y OnlyFans, ser stripfluencer es más lucrativo que desnudarse. “Las redes sociales ahora son mi principal fuente de ingresos”, me dice Cristina. “Cuando comencé en la industria, mi principal fuente de ingresos era el striptease. Ganaba entre 2.000 y 10.000 dólares a la semana dependiendo de lo bueno que fuera el club y de cuántos días trabajara. Los ingresos por publicidad en las redes sociales llegaron más adelante en mi carrera a medida que mi plataforma se hizo más grande".

Tener seguidores por ser parte de un nicho significa que no hay garantía de que las personas sigan interesándose en ti si abandonas la industria. Aquí radica el enigma de las stripfluencers: atraen a una audiencia masiva con videos sobre cómo ser strippers, pero aún así no pueden dejar el club.

“Ahora solo voy al club por el bien de YouTube”, dice Tiffany. “Mi nicho es el strip club y creo que mucha gente me sigue por eso. En este momento, aunque la gente te diga: 'Amo quién eres, amo tu energía’, se mete a mi canal para ver videos de strippers, así que necesito construir una conexión con mis espectadores antes de pasar a la siguiente cosa".

Tiffany Bourne stripfluencer en Youtube

Tiffany Bourne. Foto cortesía de la entrevistada

Para Yamilah, quien comenzó a trabajar como stripper a los 18 años, la pandemia sirvió como un catalizador para trabajar en la construcción de otras fuentes de ingresos, incluidos los ingresos por publicidad de YouTube y la venta de pelucas en Depop, para volverse menos dependiente del striptease.

Ella planea seguir compartiendo consejos y sugerencias en redes sociales a pesar de que actualmente no pone un pie en el strip club. “Sé que mi audiencia seguirá interesada porque sabrán quién soy realmente y se enamorarán de mí como persona, no solo por ser una stripper”, dice.

A pesar de que celebridades como Cardi B y Blac Chyna dieron el salto del striptease al éxito, todavía existe un estigma en torno al trabajo sexual. Lamentablemente, presentarte como bailarina en 2020 trae consigo prejuicios. Cristina dijo que su canal de YouTube ha tenido repercusiones en su vida. “Ha provocado un cambio en algunas de mis relaciones con familiares y amigos”, dice. "Es difícil, pero la única razón por la que comencé a hacer videos sobre la industria fue para intentar cambiar la perspectiva de la gente".

Como cualquier persona que crea contenido en redes, las strippers YouTubers tienen su grupo de críticos en la sección de comentarios. La gente dice que sus protagonistas muestran demasiado de las cosas buenas (el dinero, la lencería y videos glamorosos de "arréglate conmigo") sin hablar de las desventajas de trabajar como stripper.

Estas inquietudes también las comparte Nina Galy, una exbailarina que abandonó la industria debido al costo que esto le causó a su salud mental. “Algunos YouTubers no son completamente transparentes sobre otras formas de trabajo sexual que realizan. Y no te dicen que LOS RESULTADOS PUEDEN VARIAR. He visto a chicas mirar videos, modificar su cuerpo y siguen sin estar hechas para la industria".

Nina renunció en 2018, después de que desarrolló dismorfia corporal como resultado del favoritismo corporal de su club. Dice que espera que los espectadores no vean el striptease como una opción fácil. “Para mí, era bailar o perder mi apartamento porque mi situación era urgente. Bailar no es lo peor, seguro que es mejor que no tener donde vivir o apenas llegar a fin de mes. Pero a cualquiera que esté considerando unirse a la industria para adultos le recomiendo que piense en su plan a largo plazo incluso antes de hacer una audición en un club".

@chubblecreative