Un collage de tres parejas besándose en sus habitaciones
Actualidad

Fotos íntimas de parejas que se conocieron durante la pandemia

La fotógrafa Jonnah Bron quiere que la gente sepa que el amor también florece en tiempos difíciles.
JB
fotografías de Jonnah Bron
LC
traducido por Laura Castro
30.10.20

Jamás habríamos pensado que las pandemias y las relaciones románticas realmente irían mano a mano. Pero desde que comenzaron los confinamientos mundiales, los sitios de citas han disfrutado de un auge enorme, probablemente porque la gente no tiene nada más que hacer que coquetear con extraños.

La fotógrafa holandesa Jonnah Bron notó este fenómeno en su propio círculo de amistades después del embate del virus: "Aunque al principio la gente estaba un poco más escéptica sobre las aplicaciones de citas, de repente vi a muchas nuevas parejas surgir a mi alrededor". Fascinada, decidió documentar estas relaciones auténticas, las cuales iniciaron en un año que a veces se siente completamente irreal. “Quería demostrar que, a pesar de todos los inconvenientes, la gente aún puede encontrar el amor”, dice.

Publicidad

Jonnah visita a la mayoría de las parejas en sus hogares, guardando una distancia segura, y les pide que finjan que ella no está allí. Las primeras fotos que tomó fueron de sus amigos, Roos y Rosa, y a partir de allí comenzó a buscar parejas a través de Instagram, donde recibió respuestas de distintos lugares, como Amberes y Nueva York. A todos los que quieren formar parte de este proyecto y no viven donde reside la fotógrafa, los Países Bajos, los fotografía a través de Zoom.

Geerten y Jonnah en ropa interior

Autorretrato de Jonnah con su novia, Geerten.

Jonnah también hizo un autorretrato con su novia, Geerten. “Geerten es mi compañera de departamento y como pasé mucho tiempo en casa durante el confinamioento, rápidamente nos empezamos a sentir cómodas juntas. Finalmente, la besé”, dice. “Aunque estaba saliendo con otra mujer en ese momento, las cosas avanzaron muy rápido entre nosotras. Y me enamoré de ella".

Jonnah reconoce condiciones similares en las historias de otras "parejas confinadas juntas" que conoció a través del proyecto. "Las cosas se vuelven serias mucho más rápido con esa persona con la que estás saliendo", dice.

Hablé con las parejas de la serie fotográfica de Jonnah sobre cómo se conocieron y el impacto que el COVID ha tenido en su relación.

Deen (25 años ) y Lotte (23 años)

Pareja Lotte y Deen

Deen y Lotte

Deen y Lotte se conocieron en Instagram. “Un amigo mío dijo: 'Deberías seguirla, ustedes dos son exactamente la misma persona'”, recuerda Deen. Habían planeado tener una cita en persona para el final de esa semana, pero el plan cambió rápidamente después de su primer chat vía FaceTime. “Hablamos durante ocho horas. Fue bastante obvio que no queríamos esperar más para vernos", se ríe Lotte.

Publicidad

Se reunieron en un restaurante en agosto. “Debido a que todo cerraba a las 10 de la noche por el coronavirus, fuimos a caminar por Rotterdam y nos estuvimos besando en una pequeña plaza hasta las siete de la mañana”, dice Lotte. "Esa cita finalmente duró 17 horas".

A partir de ese momento, fueron inseparables. "La pandemia realmente ha acelerado la intimidad en nuestra relación, principalmente porque nuestras citas tuvieron que ser en nuestras casas", dice Deen. "La mañana después de nuestra primera cita conocí a la hermana y la mamá de Lotte, y al siguiente fin de semana ella conoció a mi mamá".

Roos (26 años) y Rosa (22 años)

Pareja Roos y Rosa besándose en la cama

Roos y Rosa

Roos y Rosa se conocieron en Tinder en marzo. "Estuvimos hablando durante un mes antes de atrevernos a reunirnos", dice Roos. "Estaba en cuarentena en casa de mis padres, así que pensé que era un riesgo demasiado grande ver a otras personas". En su primera cita, salieron a caminar. Roos tenía una condición: no podían salir con otras personas.

Desde entonces, han estado saliendo a caminar casi todos los días. “Nuestra primera cena en un restaurante fue increíblemente emocionante”, dice Roos. “Ya llevábamos tres meses de conocernos y éramos pareja, pero como no me había reunido con nadie en público durante mucho tiempo, simplemente no sabía qué ponerme ni cómo comportarme. Fue como una primera cita".

Publicidad

Noah (22 años) y Noralie (26 años)

Pareja Noralie y Noah acostados juntos en la cama

Noah y Noralie

Noah y Noralie se conocieron en Suiza en enero en una conferencia juvenil sobre el clima. Tres días después, Noah viajó a Nepal por seis semanas. “Mientras estuve en Nepal, hablamos mucho”, dice Noah. "Cuando aterricé en el aeropuerto Schiphol de Ámsterdam, ella estaba allí para recogerme".

Con Noah en Utrecht y Noralie en Deventer, la pareja vive a un viaje en tren de distancia. El gobierno holandés ha aconsejado a las personas que utilicen el transporte público lo menos posible, por ello la pareja ha intentado aprovechar al máximo sus citas. “Nuestra primera cita duró cuatro días. La segunda duró dos semanas”, se ríe Noah. “Cuando tu vida social está temporalmente en pausa, no puedes imaginar cómo sería la vida fuera de la pandemia. Pero aparentemente tenemos muchos amigos en común, así que ha salido muy bien".

Luna (18 años) y Sam (22 años)

Pareja Luna y Sam besándose en la cama

Luna y Sam

"El ex de Sam es amigo mío", explica Luna. "Solía ​​pasar mucho tiempo con él cuando ellos todavía estaban juntos, y durante el confinamiento los tres formamos una burbuja". Luna y Sam siempre se llevaron bien, pero no fue sino hasta que terminó la relación de Sam que las chispas entre ellas empezaron a surgir.

Finalmente, las dos decidieron encontrarse y ver una película en casa. "Debido a que nos habíamos visto con mucha frecuencia durante el confinamiento, no tuvimos que mantener distancia durante nuestra primera cita", dice Sam. "Creo que nos enamoramos mucho más rápido debido a ese contacto cercano".

Publicidad

Josef (22 años) y Boisé (21 años)

Pareja Josef y Boisé besándose en la cama

Josef y Boisé

Boisé notó a Josef por primera vez cuando entró en la tienda en la que él trabajaba. “Ninguno de los dos somos del tipo que da el primer paso”, explica Josef. “Nos encontramos más tarde ese día en una fiesta. Pero incluso entonces fuimos demasiado tímidos”, añade Boisé. No fue sino hasta que hicieron match en Bumble en febrero que decidieron salir en una cita.

“Ambos estábamos extremadamente nerviosos”, dice Josef sobre su primera cita. "Pero tan pronto como nos vimos, hicimos clic".

Para marzo, cuando inició el confinamiento en los Países Bajos, ellos ya habían tenido dos citas. “De repente tuve mucho más tiempo libre. Eso me dio el espacio necesario para pensar realmente en mi vínculo con Boisé”, dice Josef. "Si no hubiera sido por el COVID, probablemente nos hubiera tomado más tiempo el realmente estar juntos".

Eva (22 años) y Lara (20 años)

Pareja Eva y Lara besándose

Eva y Lara

Eva y Lara hicieron match en Tinder en marzo y tuvieron su primera cita a través de FaceTime. “Estaba verdaderamente nerviosa, rara vez tengo una videollamada con alguien, y mucho menos con alguien de Tinder”, dice Eva. Finalmente, decidieron reunirse en persona.

Al principio, dado que Eva trabaja con personas mayores, la pareja decidió reunirse únicamente en un parque, manteniendo una distancia segura entre ellas. "Tenía muchas ganas de besarla en la primera cita, pero eso no habría sido justo para mis pacientes", dice Eva.

Publicidad

"Cuando comencé a ver a Eva, todavía tenía intimidad con otras mujeres, así que, de cualquier forma, besarnos habría sido una irresponsabilidad", agrega Laura. "Cuando le envié un mensaje de texto para decirle que había dejado de ver a otras personas, nos reencontramos y nos besamos por primera vez".

Raoul (24 años) y Ishara (23 años)

Pareja Raoul y Ishara besándose

Raoul y Ishara

Raoul e Ishara se conocieron por un amigo en común y comenzaron a chatear en Instagram en abril. “A partir de ese momento, estuvimos en contacto las 24 horas del día, los 7 días de la semana”, dice Raoul.

Para su primera cita habían planeado ir a tomar una copa en el parque, pero el clima era terrible, así que Ishara invitó a Raoul a su casa para almorzar. “Él se quedó todo el fin de semana”, recuerda Ishara.

Ambos coinciden en que el coronavirus ha sido algo bueno para su relación. "El confinamiento significó que no hubiera ningún ruido de fondo proveniente de otras personas", dice Raoul. Inicialmente, había planeado ir en abril a Kazajstán por cuatro meses, antes de comenzar una maestría en Dinamarca. "Si el coronavirus no hubiera ocurrido, probablemente no habría llegado a conocer a Ishara".

Imke (23 años) y Elisa (20 años)

Pareja Imke y Elisa kissing en su cama

Imke y Elisa

Al comienzo de la pandemia, Imke vivía en los Países Bajos y Elisa en Bélgica. Elisa se encontró con una foto de Imke en Instagram: "Parecía la mujer de mis sueños, así que la empecé a seguir". Imke también se sintió atraída inmediatamente y le envió un mensaje privado a Elisa. “Hablábamos durante horas y horas, todos los días”, dice Imke.

Publicidad

La pareja quería reunirse desesperadamente, pero la frontera entre Bélgica y Holanda estaba cerrada. Mutuamente se enviaron por correo obras de arte y sobres con semillas para plantar.

“Ya éramos pareja antes de siquiera habernos visto en persona. Incluso nos habíamos presentado a nuestras familias en una videollamada”, dice Elisa. "Tan pronto como se nos permitió cruzar la frontera, lo hicimos". Actualmente, viven juntas en Amberes. “Todavía me pregunto cómo conocí a alguien tan perfecto para mí”, dice Imke.

Sophie (17 años) y Natalie (17 años)

Pareja Sophie y Natalie en Zoom

Sophie y Natalie

Sophie y Nathalie viven en Nueva York. Se conocieron el año pasado durante una protesta en contra del cambio climático organizada por Greta Thunberg y se hicieron amigas.

Tenía tiempo que a Nathalie le gustaba Sophie, pero el día en que finalmente decidió invitarla a salir fue justo el día en que Nueva York anunció su medidas de confinamiento. Sophie entró en cuarentena estando en otro estado.

"Nathalie finalmente me dijo lo que en realidad sentía a través de FaceTime", dice Sophie. Pudieron verse de nuevo por primera vez cuando Sophie se mudó de regreso a Nueva York en junio, y para entonces ya llevaban juntas tres meses.

Ahora, están aprovechando al máximo el poder verse en persona. “Nos reunimos en el parque, cocinamos la una para la otra o vamos a pequeños y lindos bares”, dice Sophie. "A pesar de la aterradora posibilidad de que haya un segundo confinamiento, realmente creo que nuestra relación puede sobrevivir a cualquier cosa".

Si conociste a tu alma gemela durante la pandemia y deseas participar en el proyecto de Jonnah, puedes comunicarte con ella a través de Instagram.