Miami S&M
Todas las imágenes: “Miami S&M”, La Vida Boheme. 

La Vida Boheme es el primer video musical pornográfico latinoamericano

"Hacer el video significó encarar miedos y a sociedades fundamentalmente prejuiciosas".
7.12.20

Cuando empezó la pandemia, La Vida Boheme tenía grandes planes para el 2020. La reclusión los llevó a seguir experimentando en su estudio en Ciudad de México y la creatividad, a contemplar un proyecto que habían pensado durante años: un video musical pornográfico, el primero de rock latinoamericano que se fusionara con la pornografía tradicional, sin miedos ni censuras, de la mano de Lasirena69, icónica actriz porno venezolana radicada en Los Ángeles.

“Miami S&M” sale a la luz en un momento de cambios globales y de revolución interna de la banda. La familia musical creció con la nueva integración de Héctor Tosta y Daniel Briceño, colaboradores desde hace años, y afianzó la relación con el equipo de producción audiovisual, conformado por Rodrigo Michelangeli, Johan Verhook y Jose Ostos. 

LVB001 (1).jpg

“No queríamos que nada fuera a medias tintas: queríamos un video pornográfico que acompañara un tema nuestro, pero teníamos muchas preguntas: ¿Cómo funciona el mundo de la pornografía? ¿Qué condiciones tiene? ¿Cómo es el marco legal?”, explica Sebastian Chevy Ayala, baterista de La Vida Boheme desde sus orígenes y protagonista de “Miami S&M”. 

El video cuenta la historia de Sebastian y Antonella, una pareja con problemas para pagar renta en California. Antonella empieza a hacer porno, y con su disfrute empiezan los celos de Sebastian. Sin embargo, la historia no se queda en los clichés de conjugar las relaciones y el trabajo sexual; se enfoca más bien en las muchas formas de libertad del sexo y el amor. 

LVB014 (1).jpg

El video fue codirigido por Juan Avella y Rodrigo Michelangeli, con desarrollo y apoyo creativo de Johan Verhook, y fue grabado durante dos días en varias locaciones de Los Ángeles a mano de Avella, uno de los mayores responsables creativos del proyecto, quien llevó a cabo una idea concebida a la distancia debido a las restricciones de la pandemia por un equipo disperso desde Toronto, Barcelona, Ciudad de México y Los Ángeles.

OnlyFans, fake news y mercadeo musical que señala las costuras del conservadurismo

Como estrategia de mercadeo, La Vida Boheme articuló una campaña de desinformación con una supuesta filtración de un video sexual entre Sebastian y Antonella, en que se mostraba al baterista prendiendo la cámara sin el consentimiento de ella: “Este supuesto leak fue hecho a distancia, con el total consentimiento de ambos. Queríamos que la gente se indignara y que señalaran que lo que se veía en el video era un abuso de mi parte. Esto no ocurrió. Nadie dijo una palabra al respecto, y vimos cómo los medios sensacionalistas venezolanos replicaban la información con textos plagados de errores y con un trasfondo bien negativo”, cuenta Ayala. “Yo me pregunto por qué la consensualidad de una actriz porno es menos relevante que la de cualquier otra persona”. 

LaVidaBoheme.jpg

La campaña de mercadeo del video también incluyó la distribución de tres versiones del video: la versión censurada por las ilustraciones de Lucas Brito, disponible en YouTube;  la versión sin censura en la página de OnlyFans de la banda, y la escena erótica filmada dentro del video, disponible en el Onlyfans de LaSirena69.

Páginas como OnlyFans, creada en 2016, son un nuevo horizonte, democratizador y desestigmatizante para muchos, para la venta y consumo de contenido erótico y servicios sexuales online. La plataforma no funciona como las páginas tradicionales de porno, sino que los consumidores pueden pagar para consumir contenido creado por artistas que suben directamente a la página sus propios videos, grabados por ellos mismos. La plataforma tiene 60 millones de usuarios y 750.000 creadores de contenido a nivel mundial. OnlyFans cobra una comisión del 20% por cada transacción.

LaVidaBoheme.png


La eliminación de intermediarios para que trabajadores sexuales ofrezcan sus servicios presenta un beneficio fundamental para que los creadores tengan total control de su propio contenido; en lugar de que los creadores pierdan la mitad de sus ganancias en manos de un intermediario, tienen un control total sobre el material que comparten y se llevan un buen porcentaje de las ganancias.

LaVidaBoheme..png

Pero los privilegios de la plataforma, principalmente la capacidad de ofrecer contenido exclusivo que genere ganancias para los creadores, ha empezado a ser atractiva para más que trabajadores sexuales. Músicos como Cardi B; los raperos Swae Lee, Casanova y Rico Nasty; Rubi Rose; The Dream; Safaree Samuels y su esposa Erica Mena se han unido a la página para promocionar sus contenidos musicales exclusivos. La experiencia de La Vida Boheme en OnlyFans ha sido más que positiva: “Tenemos más de 2000 seguidores, y pretendemos seguirle sacando provecho a la plataforma. Nos gusta que sea un espacio que ha roto tabús. Es un espacio para hacer exactamente lo que a uno le dé la gana de hacer”, dice Ayala. 

Al describir los objetivos principales de la banda con el video de “Miami S&M”, Ayala se enfoca en la disrupción, en encontrar nuevas formas de acompañar la música y de repensar quiénes somos a través de esta: “Queríamos espantar a los círculos conservadores venezolanos; pero también queríamos repensar ciertos elementos de la industria del porno”, explica Ayala. “La industria pornográfica deja mucho qué desear con el tema sexual. Los mayores consumidores son hombres, y hay mucha misoginia ahí. Pero no pensamos que no hay manera de hacer una pieza pornográfica sin una figura femenina degradada. Ahora hay mucho porno que se enfoca en desarrollar la imagen de la mujer, y nosotros queríamos proponer algo parecido: una estructura mainstream, clásica y tradicional pero sin los rasgos misóginos que la caracterizan”. 

Sin embargo, la disrupción no fue lo único que movilizó la nueva creación audiovisual de La Vida Boheme: “Somos pioneros en tener un video pornográfico como banda de música latinoamericana. Y por más que seamos artistas, tenemos sangre dentro de nosotros. Hacer el video significó encarar miedos y a sociedades fundamentalmente prejuiciosas. Sin embargo, hacer el video nos dio una sensación de libertad única”. Y como el arte es también expresión de la vida, Miami S&M no fungió solamente como un manifiesto disruptivo para capitalizar el sexo. Se convirtió en un proyecto para enfrentar las narrativas violentas del sexo, el miedo y para, igual que los protagonistas del video, encontrar nuevas formas de explorar la libertad, el sexo, la compañía y el amor.