Twitch-alcohol_@pacobullicio_1920x1080
Ilustración de pacobullicio
Identidad

Aunque está prohibido, en Twitch hay fiestas para emborracharse

La plataforma de live streaming tiene reglas que se rompen todos los días, una de ellas es incitar al consumo de alcohol.
9.9.21

“Queda prohibida cualquier actividad que pueda poner en peligro tu vida o causar lesiones físicas. Esto incluye, entre otras, amenazas de suicidio, lesiones físicas intencionadas, consumo ilegal de drogas, consumo excesivo o ilegal de bebidas alcohólicas y conducción imprudente”. Esta norma está declarada por escrito en el modelo de conducta de Twitch. Es una de las reglas más estrictas y claras, pero por lo visto no está siendo cumplida por los usuarios de esta plataforma. 

Publicidad

La red social en streaming, Twitch, cuenta con 17,5 millones de usuarios en activo y la cifra seguirá ascendiendo por cada segundo que pase. Cuando te haces una cuenta, solamente necesitas escribir unos caracteres, tener un número de teléfono para confirmar a través de SMS y aceptar los términos de servicio, política de privacidad y directrices de la comunidad. Se sabe que las normas están para romperse, pero los límites se están sobrepasando y es debido a la normalización del alcohol en la sociedad. No está claro quién tiene la culpa. 

Manuel tiene 17 años, es de Madrid y es usuario de Twitch. Compagina sus estudios con el consumo de charlas con grandes perfiles en esta red, hablando con amigos de otros países y jugando videojuegos en línea. Él está conectado aproximadamente 5 horas al día. “Un día me escribe un amigo y me dice que hay gente haciendo fiestas y las transmiten por Twitch. Al momento me conecté y estuve viendo cómo bebían durante varias horas”, me explica al preguntarle cómo están haciendo los usuarios las famosas quedadas drunk party. Manuel me contó algo que no me esperaba que pudiera suceder: “Tomé una cerveza que había en la nevera. Era de mi padre, la quité porque me incitaron a beber”. 

Muchos de estos videos o mejor dicho, directos, se quedan grabados

en YouTube o en otros canales. Usé el buscador de Twitch, puse la palabra drunk (borracho) y salieron centenares de usuarios que hacen emisiones en directo bebiendo y hablando con sus seguidores. Esto mismo sucede si buscas en YouTube las palabras twitch drunk party. ¿No estaba prohibido en Twitch consumir alcohol? 

Casi todos los usuarios saben que no pueden anunciar que van a hacer un directo comentado un juego bebiendo o recreando un beer pong en casa. Por ese motivo, tienen cuentas en Twitter donde ponen anuncios de sus próximas emisiones con imágenes del alcohol que van a usar. No solo está ocurriendo en Estados Unidos, esta nueva forma de comunicar (por llamarlo de alguna manera) se está poniendo de moda en España y América Latina. 

Publicidad

@IamCristinini tiene 2,4 millones de suscriptores en Twitch. Ella es presentadora del programa Hoy no se sale en el canal Ubeat y colaboradora en programas de radio y televisión en España. “En un ratito voy a hacer un drunk stream en mi canal de Twitch, todo aquel del servidor de Despis que se quiera venir, está invitado, contestadme por aquí para que os pueda organizar :3”, escribió en Twitter. No he podido ver ninguno de sus videos porque tenía que pagar, pero una cosa que está clara es el uso de la palabra drunk para llamar la atención. 

Sí que pude ver el contenido que sube @IamCristinini con su mismo usuario en YouTube. Publicó un video comentado clips de mejores momentos de personas borrachas en Twitch. ¿Se tiene tan normalizado el alcohol que ya hasta se comenta en las redes sociales y se da por hecho que llegar hasta los límites de la embriaguez es divertido? La media de edad del consumidor de este tipo de canales es de 20 años. 

Sofía La Fuente, psicóloga y experta en adicciones, me indica que este tipo de contenido tiene que estar más restringido. “Puede causar, aunque ya creo que está provocado, una normalización de las bebidas alcohólicas y que la gente comience antes a beber”. Según el Ministerio de Sanidad de España el inicio del consumo de alcohol en España suele ser alrededor de los 13 años. En México, tal y como informa la Comisión Nacional contra las adicciones (CONADIC), empiezan a tomar alcohol a partir de los 10 años.

Publicidad

“Uno de los indicios de alcoholismo es la ingesta de todo tipo de bebidas en solitario”, argumenta Sofía en relación con mi cuestión de cómo puede influir este tipo de programas que en la mayoría de los casos suelen practicarse en las habitaciones de sus casas en solitario. 

Lara vive en Chile, tiene 30 años, trabaja en el sector del marketing y es fiel consumidora de todo tipo de canales de Twitch, sobre todo de moda y política. “Alguna vez me salieron como recomendaciones, al principio pensé que era una broma. Cuando me metí en las emisiones me di cuenta de que no eran bromas y estaban bebiendo. Creo que este tipo de contenido puede estropear la calidad de una plataforma con mucho futuro en la comunicación”. 

El 1 de agosto del 2019 se expulsó de Twitch a un conocido usuario bajo el nombre de Mango. Su emisión fue cortada porque estaba muy borracho y cayó al suelo en directo durante tres minutos. Me metí a su canal y en ese momento estaba hablando como si nada. Además, este usuario se caracteriza por comentar juegos violentos, otra norma que está muy clara en las directrices de Twitch y que él se salta. 

Al ver que casi todo el mundo ignora las reglas de comportamiento en Twitch me pregunté si por ese motivo mucha gente está abandonando Instagram (aunque sus medidas de los pezones o la regla no tienen ningún sentido) y está usando otras redes. Lara está acostumbrada a usar redes sociales en su día a día por motivos laborales y enfatiza que quiere que este tipo de plataformas sean seguras y que no se caiga en el error de pasar por altos estados de embriaguez. “Muchos usuarios lo demuestran porque es lo que está normalizado. Cada día te están enseñando imágenes de fiestas con gente borracha por motivos de la pandemia y se ve que es algo normal”, subrayó y remarcó que ella dejó de beber por una enfermedad crónica en el riñón. 

Publicidad

No solamente esto sucede en Twitch. Como comenté, Instagram censura mucho y hay una especie de fuga de usuarios. Cada día vemos quejas de personas a quienes les han eliminado fotos de sus pechos, de protestas, de una mancha de regla o simplemente de una axila sin depilar, pero si es publicidad se piensa mejor pulsar el botón de la censura. 

Telmo Trenado, Raquel Hernández, Michael Chenlo, Luisillo El Pillo o hasta Kendal Jenner promocionan bebidas alcohólicas en Instagram. Son publicaciones donde hacen publicidad de estos productos que en la televisión ya no se pueden ver. Nieves Mira, periodista en ABC (periódico español), publicó un interesante reportaje sobre la brecha de la ilegalidad de estos anuncios. Recibió presiones por parte de agentes e influencers, y mostró cómo siempre han actuado bajo la protección que les hemos dado en las redes sociales. 

Al igual que la emisión de personas bebiendo por Twitch es peligrosa, publicitar cualquier marca alcohólica difundiendo el discurso de la felicidad “causa una realidad que no es así y no quiere decir que por estas publicaciones la gente caiga en el alcohol, pero pueden pensar que bebiendo sus vidas pueden ser más felices. En estos tiempos de pandemia es peligroso todo este tipo de contenido; hay un aumento de ansiedad y de trastornos relacionados con la salud mental y evadirse con el alcohol es la primera opción”, argumenta la psicóloga Sofía. 

Publicidad

Ella tiene alrededor de cinco menores que visitan su consulta al día, y unos 20 hablan con ella a través del teléfono. “Con la pandemia estoy teniendo mayores peticiones de consultas, tanto por los afectados como por sus padres”, describe la situación y me indica que en relación con el 2019 “las solicitudes están en aumento y creó que irá a peor. Las adicciones que trabajo con mayor frecuencia son con las drogas, el alcohol o el móvil. Esta última es la más complicada porque es sobre un objeto que no pueden evitar y que está en todas partes”. 

Tuve la ocasión de poder hablar con un paciente de Sofía. Me pidió que no diera datos personales porque todavía está en proceso de rehabilitación y no quiere que personas conocidas (no amigos) sepan lo que le está sucediendo. “Yo comencé a tener adicción al juego por culpa de los anuncios que veía tanto en Instagram, YouTube e incluso en Twitter de casas de apuestas”, relata y ahora después de dos años en tratamiento y siendo menor quiere que escriba el siguiente mensaje que le está ayudando: “El control de la publicidad no significa quitar libertades, en otras palabras, vigilar qué tipo de publicidad o juegos se hacen en plataformas permite que la sociedad esté más sana y con valores responsables”. 

¿Podemos ver imágenes de personas por todo el mundo, bebiendo en fiestas, sin cumplir las medidas sanitarias y no pensar en cómo seguirán sus estudios, qué futuro laboral les espera o cuándo podrán independizarse? Muchos expertos hablan de que habrá una extensión de la adolescencia en personas de 25 años o más por la pandemia y la incertidumbre. 

Quizás Twitch sea la televisión del futuro y cuando nos pregunte qué vamos a ver esta noche, digamos “el late night de Ibai”. Eso sí, si sucede esta situación se tienen que aplicar leyes o normas que controlen el contenido como ahora se hace en las series de plataformas o en la televisión convencional. 

Twitch te permite poner anuncios de 30 a 180 segundos (3 minutos) mediante un comando: ‘/commercial’. Si es tan fácil hacer anuncios en esta plataforma, ¿cómo se puede controlar qué tipo de contenido se está promocionando? Sofía me contestó con una frase sencilla y directa “bajo la responsabilidad individual”.