FYI.

This story is over 5 years old.

Vice Blog

LORCA, FOLK Y BURROS

20.12.10

La otra noche estuve hablando con Jon Bon Jovi. Me comentó que a veces piensa en las masas que le adoran y pagan por verle noche tras noche como si fueran ovejas, y en sus gritos de admiración como si fueran rebuznos de un borrico. Hace poco, Josephine Foster & Victor Herrero Band llevaron esta metáfora al límite interpretando su disco de canciones populares de Lorca ante un público compuesto por 48 burros y una cabra. Naturalmente, les llamamos para preguntarles WTF.

Vice: Hola, Víctor. Tengo muchas ganas de hablar de burros, pero antes háblame un poco del proyecto que tienes con Josephine, tu hermano Jose Luis y Jose Luis Rico. ¿Dé qué va?
Víctor Herrero: La banda se formó en el verano del 2009 que fue cuando grabamos el álbum de Anda Jaleo. Entonces, empezamos a hacer lo de las canciones populares españolas de Federico García Lorca, hicimos nuestra versión. Nos juntamos para este proyecto pero, a raíz de eso, han ido saliendo más cosas. Al final, estamos un poco inmersos en la música, trabajando en un segundo proyecto. ¿Cómo os conocisteis Josephine y tu?
Nos conocimos en 2005, en Barcelona, en un concierto de Josephine. A partir de esta relación, empezamos a colaborar y a hacer música.

Publicidad

¿De quién fue la idea de trabajar sobre la colección de canciones populares de Lorca?
La idea fue de Josephine, fue quien descubrió estas canciones. A mi me sonaban algunas porque se han hecho 17 versiones de ellas, pero no conocía esta colección en concreto. A partir de aquí, cogimos la partitura y, un poco sin querer, ella empezó a tocar las canciones, yo empecé a acompañarla y, juntos, empezamos a hacer los arreglos. Luego empezamos a colaborar con mi hermano y Jose. ¿Fue difícil aunar el folk y algo más andaluz y hacerlo encajar en las canciones?
Al ser canciones populares, canciones anónimas que no son ni de mi autoría ni de la suya, facilitó el punto de encuentro de nuestras músicas. Y luego está la convivencia, el día a día. Ella y yo vivimos juntos. Antes teníamos una casa allí en un pueblo muy pequeño, a 1500 metros de altura. Fue allí donde surgió todo. Nos pareció natural que toda esa magia que se había creado durante el proceso, se plasmara de algún modo en el trabajo. Josephine también grabó en esa habitación su disco de Emily Dickinson y yo también grabé un disco mío de guitarra en solitario. Ese año grabamos tres álbumes en esa habitación. Piensa que estar a 1500 por ahí, que no hay nada, o proyectas una cosa así creativa o, la verdad, es que te mueres de aburrimiento.

Háblanos de los burros ¡por favor!
Bueno, Josephine y yo estábamos viendo el programa de Jesús Quintero. Sabes que entrevista a gente de lo más diversa. Ese día el entrevistado era Pascual Rovira, el fundador de Casa del Burro, una refugio para burros en Rute, Córdoba. En un momento de la entrevista Rovira decía que a los burros les encanta la música y que, incluso, se había hecho algún concierto para ellos ¡Y a nosotros nos encantan los burros! De hecho, allí en Granada hemos tenido bastante contacto con ellos. Así que pensamos "¡joder, que buena idea!" Cuando empezamos a hacer el Tour con las canciones de Anda Jaleo, pensamos que seria un buen momento para compartir esta música con los burros. Llamé a Pascual Rovira y sus palabras fueron "¿dónde y cuándo?". Fue muy sencillo. ¿Los burros campaban a sus anchas o había alguna especie de "distribución"?
Había de todo. Algunos estaban a su aire, otros incluso, una pareja, no sabemos si por la influencia de nuestra música, pero empezaron a copular, y luego, había otra serie de burros que, podríamos decir, que estaban más "atentos". Levantaban la cabeza o estaban con las orejas más puestas Pascual Rovira comentó que a los burros no les gusta el Flamenco.
Sí, eso mismo nos dijo Pascual, dice que les deprime. Las voces, el cante más que nada, porque piensan que lo estás pasando fatal.

Publicidad

Así que es más por la gente que canta que no por la música en sí.
Quizá una bulería no, porqué es más alegre pero el "jondo" que es como más cañero, supongo que sí, les puede deprimir. Bueno, a los burros y cualquier persona que no esté familiarizada. Lo comentaba porque algunas canciones vuestras tienen alguna influencia flamenca.
Hay alguna influencia en el compás, pero en el flamenco hay un poco de todo. Hay cosas más alegres, otras más densas más oscuras. Es todo un abanico. Supongo que el flamenco al que se refiere Pascual es algo más denso. Una bulería o una sevillana, que es algo más alegre, supongo que no les afecta tanto.

¿Repetirías experiencia en algún otro concierto para animales?
Sentimos que hemos comenzado un nuevo camino. No sabemos cuál va a ser la próxima criatura pero, al menos con Pascual, queremos seguir haciendo cosas. El día que hicimos el concierto apadrinamos a una burra, "Velluda", nuestra hija adoptiva, que es la hija de la burra que apadrinó la princesa Leticia. Así que, razón de más para seguir frecuentando la Casa del Burro. Queremos seguir haciendo cosas con los burros pero nos encantaría hacer música con cualquier tipo de criatura. Incluso, criaturas marinas.

Lo veo más complicado.
¡Todo es proponérselo!

Josephine Foster & Victor Herrero Band estuvieron el pasado noviembre en el Primavera Club y en marzo estarán de gira por España.

TERESA ESPEJO