FYI.

This story is over 5 years old.

Noticias

¿Debería donar a Kony 2012?

¿Y el hecho de dudarlo me convierte en mala persona?
12.3.12

Es probable que sepas que hay algo llamado Kony 2012 que lo está petando en internet. En caso de que aún no te hayas enterado, Kony 2012 es un film producido por la organización Invisible Children, que pone el foco sobre los niños soldados de Uganda. Desde que se lanzó en Youtube el pasado día 5 de marzo ya se ha visto unos cuantos millones de veces. Aquí lo tienes:

Y eso es bueno, ¿no? Joseph Kony y su Ejército de Resistencia del Señor secuestran niños y los convierten en asesinos. Llevan años haciéndolo y es bueno que alguien intente popularizar la figura de Kony para que los políticos se vean forzados a hacer algo con esta tragedia interminable, ¿verdad?

Bueno, es más complicado que eso. Habrás notado que cuando ALGO pasa en internet, siempre hay alguien esperando para soltar mierda. Seguro, muy a menudo se cagan en las adolescentes llamándolas zorras, pero de tanto en cuando se ciscan en algo que realmente lo merece, como la ley SOPA. Si hay algo que los humanos adoran, siempre habrá un puñado de otros humanos que lo odien.

Publicidad

Tal y como se veía venir, alguien está tirando mierda sobre Kony 2012. Estoy seguro de que detrás de la peli y de la caridad habrá desde críticas a cinismo hueco. Después de todo, cuando algo es tan grande que Rihanna lo tuitea , alguien se pondrá a la defensiva, celoso, intentando fastidiarlo a costa de lo que sea. Algunos mamones simplemente van en contra de todo, ¿verdad?

Lo dicho, aquí están algunas de las mayores críticas a Invisible Children y Kony 2012

Crítica #1: Invisible Children es una organización financieramente cuestionable.

Este extracto ha estado circulado por la red.

Es imposible entenderlo todo acerca de los motivos de Invisible Children simplemente analizando extractos. Ochenta y nueve mil es un buen pellizco, pero, ¿importa eso? Que los gastos sean altos en comparación con los ingresos no es nada extraño. El propósito de Kony 2012 es concienciar. La gente está donando para delatar la grave situación en Uganda y, sobre todo, YouTube mediante, millones de personas lo han visto. Así pues, éxito.

Crítica #2: Invisible Children es financieramente incomprensible.

De acuerdo con algunas voces en internet, Invisible Children rechaza cooperar con el Better Business Bureau, una organización que investiga la naturaleza ética de las organizaciones.

Además, según Charity Navigator (una web que no conocía hasta hoy), Invisible Children no impresiona por su transparencia.

Crítica #3: Invisible Children miente.

Publicidad

Según un artículo publicado por el Consejo en Relaciones Exteriores:

En sus campañas, este tipo de organizaciones [tales como Invisible Children] ha manipulado datos con motivos estratégicos, exagerado la escala de los secuestrados y asesinados por el Ejercito de Resistencia del Señor poniendo énfasis en el la utilización de niños inocentes como soldados, y describiendo a Kony – un ser brutal, seguro– como la única y terrible encarnación del mal al más puro estilo coronel Kurtz.

Crítica #4: Invisible Children quiere llenar Uganda de armas.

Vale… esta es una foto de Jason Russell, Bobby Bailey y Laren Poole, los documentalistas que fundaron Invisible Children e hicieron Kony 2012.

Los realizadores de Invisible Children posan con los oficiales del Ejercito Popular de Liberación de Sudán, en la frontera de Sudán con el Congo, durante las negociaciones de paz fallidas entre el Ejército de Resistencia del Señor y el gobierno ugandés en abril de 2008. Foto de Glenna Gordon.

¡Oh, queridos! Mala idea. A ver, no me entendáis mal, si algún día Vice me envía a un sitio como el Congo, lo primero que haré será subir a Facebook una foto mía con una pistola. Pero yo no estaría creando un lobby para que Estados Unidos enviara armas al Ejército Popular de Liberación de Sudán (que, por cierto, ha sido acusados de violación y saqueo )

Yo no tengo ni idea, pero lo de armar a un grupo de tipos para acribillar a otro en un país lejano ¿no ha sido siempre una idea terrible? ¿No favorece casos de limpieza étnica, extremismo, venganza, conflictos tribales y miseria en general? Puede que no; como digo, no tengo ni idea.

Publicidad

Crítica #5: Invisible Children está compuesto por capullos.

Cuando vi por primera vez Kony 2012, sentí una terrible punzada en mi conciencia al darme cuenta de lo superficial que puedo llegar a ser. Me resultaba totalmente imposible ver más allá de la petulancia modernola de todo el rollo. Me recordaba a un anuncio bien retocado, o a ese vídeo de Kings of Leon de fiesta con una familia negra, o de 30 Seconds to Mars, donde todos los chavales hablan de cómo la música de Jared Leto les ha salvado la vida. En serio, mira de nuevo los primeros 30 segundos del vídeo. Es pomposa palabrería sin ninguna relación con nada.

En cualquier caso, el mensaje principal –consigamos que el cabrón de Kony deje de matar y violar a miles de niños inocentes– es muy potente. Así que ignoré mi vena esnob.

Pero puede que me equivoque. Chris Blattman, profesor adjunto de Ciencias Políticas y Económicas de la universidad de Yale, escribió este blog sobre Invisible Children, llamándoles imbéciles. Empieza por pitorrearse sus corbatas hipster y sus sombreros de vaquero, para acusarlos después de promover el post-colonialismo.

-------

Ahora me encuentro con un pequeño problema. Me preocupa que la verdadera razón por la que husmeé en del fenómeno Kony 2012 fuera simplemente porque soy un esnob al que le gusta reventar las burbujas populares. Y porque me parece que la película que han grabado para ello está vergonzosamente sobreproducida. Qué razón tan terrible para ignorar una campaña de caridad.

Publicidad

La película Kony 2012 surgió cuando los realizadores conocieron en Uganda a un chico tan traumatizado por sus experiencias que estaba barajando la posibilidad de suicidarse. Enfrentados a la grotesca realidad de las atrocidades, los realizadores occidentales hicieron lo que yo espero que haría de estar en su lugar: decidieron ayudar. A toda costa. Con esa idea presente, ¿importa algo si les han pagado bien? ¿Importa algo sihan manipulado los hechos? ¿Importa si su organización no es totalmente transparente? ¿Importa si son unos inocentes capullos que creen que el papel del hombre blanco es salvar África? ¿O quizá es todo esto un montón de pomposas hipótesis propia de occidentales con la suficiente libertad, información y educación como para ver las cosas desde una posición de superioridad?

¿No será mejor dejar de criticar y empezar a ayudar a esos niños necesitados? ¿O es esa la clase de ciega actitud intervencionista que arroja a países como Afganistán a largos períodos de guerra?

No tengo ni la más remota idea

(Por cierto, gracias a todos los blogs y gente en Reddit de los que he sacado la información)

Para colaborar con Kony 2012, haz click aquí

Para más información acerca de por qué no deberías donar nada a Kony 2012, haz click aquí (inglés)

Si durante el almuerzo tienes ganas de más relatos terribles de gente sufriendo en África central y oriental, échale un vistazo a esto:

La guía Vice del Congo