FYI.

This story is over 5 years old.

Cultură

El 15-M no existe

El gran cerebro loco de internet vincula el movimiento 15-M con la derecha liberal tecnócrata.
27.6.13

Ante todo el panorama actual de revoluciones de indignados y alzamientos populares a lo largo y ancho de este planeta, las cosas pintan tan jodidamente jodidas que no sería demasiado loco plantear la idea de que todo fuera algo orquestrado por una mano maligna con intenciones terroríficas. Porque al fin y al cabo, el hecho de que One Direction vendan más discos que los Beatles tampoco responde a ningún tipo de lógica. Es por eso que decidí buscar algo de información al respecto en internet, el sitio que los médicos recomiendan no consultar nunca para intentar descubrir qué es esa cosa extraña que te salió hace un par de meses en el escroto. Y claro, de la misma manera que deduces que esa verruga que tienes es un cáncer, también puedes descubrir cosas muy raras cuando te pones a averiguar sobre política en esas aguas tenebrosas de la información. Para poner todo en contexto, examinemos el percal: El 2010 la Primavera Árabe eclosiona en Túnez y se extiende por Egitpo y Libia. En Siria pasa algo raro y nadie sabe muy bien por qué pero estalla una guerra civil. Ahora en Turquía (Estambul) está empezando otro movimiento popular con concentraciones en plazas y gases lacrimógenos. Vayamos más cerca, en nuestra madre Europa la crisis estalló y en el 2008 en Islandia los ciudadanos se negaron a pagar la deuda de los bancos y se supone que abrieron un proceso en contra de los responsables de la crisis. En los países periféricos dentro de la unión monetaria aparecieron los “indignados” de Grecia, Portugal y España. Y como novedad de última hora están los brasileños, que se han indignado por la subida del precio del transporte público. Si crees que todo esto se debe a un conjunto de cagadas de nivel olímpico protagonizadas por varios gobiernos y a la gilipollez innata de la raza humana, te equivocas. Gracias a internet, he aprendido que se trata de una conspiración a nivel global cuya intención es conseguir instaurar un gobierno único mundial para controlar todos los recursos del planeta, entiéndase recursos energéticos, alimenticios y humanos. La movida de Egipto fue una farsa orquestrada por la CIA. Las manifestaciones eran un teatrillo con figurantes, algo muy parecido a la teoría que defiende que los recientes atentados de Boston fueron también una pantomima. Por muy fascinante que encontrara todo esto, me estaba empezando a doler la cabeza al leer tantos nombres extranjeros que sonaban como monstruos creados por Lovecraft. Así que busqué información más cercana a mi experiencia personal. El 15-M y el movimiento de los indignados en España. Error. Allí sí que finalmente se me empezó a quemar el cerebro. Según algunas webs iluminadas, los movimientos populares están vinculados con personajes que forman parte de una oligarquía neoliberal española. Primero tenemos el “escándalo” que disparó la web antiimperialista cuyo link original fue borrado para regocijo de los conspiranoicos. Esta web denunció la participación de un tal Tomasz Szabelewski en el movimiento 15-M, un tipo que actuaba como portavoz de la acampada en Sol. Pues este amigo resulta que trabaja en la fundación Everis, una empresa que elaboró en 2010 un informe que entregó al Rey Juan Carlos I que proponía cambiar el curso de España. El informe se llamaba “Transforma España” y estuvo apoyado por un conjunto de grandes empresas líderes en su sector (BBVA, Santander, La Caixa, Grupo PRISA, Repsol, CEPSA, Telefónica, Bankinter, Barclays, Inditex… lista completa en la pag. 24 del informe citado) Aparte de este señor hay otro individuo oscuro que se ha vinculado con el movimiento del 15-M. Se trata de Martin Varsavsky,un multimillonario argentino de origen judío dueño de 7 empresas en el campo de las telecomunicaciones y farmacéuticas. Por lo que se comenta en la red de redes Varsavsky se ofreció a instalar desinteresadamente unos receptores wi-fi o algo así en la acampada de Sol. Varsavsky, aparte de ser colega de la familia Rockefeller, tiene un negocio turbio con una de sus empresas farmacéuticas, algo sobre los “tests falsos del SIDA”. La información que ofrece internet sobre esto ya es demasiado chunga y habla sobre el “negocio del SIDA” y de cómo se ha engañado a millones de personas para que crean que están infectados y se gasten un pastón en tratamientos durante toda su vida. También hay una web que le mete caña a Punset (el amigo de todos) y lo relaciona también con una oligarquía neoliberal que busca la esclavitud total. Ok, Punset es el anticristo y por culpa de los posts de apoyo a DRY que pusiste en tu muro vas a pillar el SIDA a través del wi-fi o algo. Pero esto es sólo la punta del iceberg de la conspiración: Según estas fuentes, todas las iniciativas del “No les votes”, “¡Democracia Real Ya!”, “Juventud Sin Futuro” y otras, fueron un plan de ingeniería social para desorientar y dividir el voto de izquierdas descentralizándolo del PSOE y favoreciendo al PP, cuyos votantes son mucho más fieles. El PP triunfó en las elecciones autonómicas y luego en las generales. Todos estos asuntos de la acampada Sol en Madrid y de Plaza Catalunya en Barcelona tuvieron una difusión extrema en los medios, apareciendo en televisión y prensa, tanto a nivel nacional como internacional, una propaganda orquestrada masivamente a través de los medios de comunicación que están vinculados a grandes corporaciones del terror. Una vez terminadas las elecciones toda esta cobertura en los medios desapareció. El objetivo final de esta oligarquía es modificar el sistema político actual y arrebatar el poder a los partidos y conseguir menos intervencionismo de estado para que las empresas puedan navegar libremente por los aterradores mares del mercado. Quieren limpiar el marco político actual supuestamente corrupto para instaurar un gobierno tecnócrata. Ciertamente estos últimos meses han salido de la nada escándalos políticos que lo único que hacen es desacreditar la clase política (los recientes casos de corrupción del PP ampliamente difundidos por los medios de comunicación). Y, tengo que conceder, que hasta el FMI ha admitido que sus medidas de austeridad en Grecia fueron diseñadas para conseguir algo parecido. En fin, tras varios días de haberme adentrado en la marea conspiranoica terminé convencido de que el mundo está siendo gobernado por extraterrestres que visitaron la tierra hace siglos. Y es que puede ser que una pequeña parte de todo esto sea verdad. Pero claro, en una época donde estamos tan acostumbrados a que todo, desde nuestras amistades hasta nuestra comunicación, esté conectado a través de las redes, tampoco sería tan raro proponer a nivel geopolítico que todo esté realmente conectado, para bien o para mal. Pero bueno, prefiero limitarme a ser feliz con el simple hecho de comprarme una bolsa de Pelotazos y una Coca-Cola y aceptar el hecho de que, como dice Alan Moore, todo se trate de simple y puro caos.